Inicio Cirugía ocular  | In English

Intercambio refractivo del lente (cirugía de reemplazo del cristalino)

Cirujano oftalmológico que realiza cirugía

El intercambio refractivo del lente, también llamado cirugía de reemplazo del cristalino o extracción del cristalino, puede ser una mejor opción que la cirugía refractiva LASIK, PRK, o de LIO fáquica, para personas con presbicia e hipermetropía alta.

El intercambio refractivo de la lente (RLE) reemplaza el cristalino natural de su ojo con un lente intraocular (LIO) artificial para corregir su error de refracción y lograr un enfoque más nítido, reduciendo su necesidad de gafas de lectura o gafas bifocales.

El intercambio refractivo del lente suele ser para personas con presbicia o una hipermetropía extrema, para quienes la cirugía LASIK, PRK o de LIO fáquica generalmente no es adecuada. Si tiene presbicia e hipermetropía entre moderada y grave, el RLE puede ser la única opción viable para llegar a tener una visión clara y una dependencia mínima de las gafas después de la cirugía refractiva.

La cirugía de reemplazo del cristalino también puede corregir la miopía, pero no suele recomendarse cuando están disponibles los procedimientos LASIK, PRK o de LIO fáquica.

El procedimiento para el intercambio refractivo del lente es prácticamente idéntico al de una cirugía de cataratas. La diferencia es que en el RLE, el cristalino que se reemplaza es transparente y no opaco por la presencia de una catarata.

Al igual que en la cirugía de cataratas, hay tres tipos de LIO disponibles para reemplazar su cristalino natural, según sus necesidades de visión y la salud de sus ojos. Estos son los siguientes:

  • LIO monofocales de enfoque fijo. Los lentes monofocales proporcionan una visión clara a larga, media o corta distancia, pero no las tres a la vez. Los LIO tóricos para corregir astigmatismo también están clasificados como LIO monofocales.

  • LIO multifocales. Un lente multifocal proporciona una visión clara a múltiples distancias.

  • LIO de acomodamiento. Un LIO de acomodamiento es un tipo de lente monofocal que permite enfocar a múltiples distancias mediante el cambio de su posición en el ojo.

Con los lentes intraoculares, no existe "ninguno que sea la ideal para todos los casos", por lo que su cirujano ocular le recomendará un LIO que sea el más adecuado para sus necesidades individuales.

Intercambio refractivo del lente: El procedimiento

La cirugía de reemplazo del cristalino suele tardar unos 15 minutos y se realiza de forma ambulatoria. Cada ojo se realiza por separado, generalmente con una semana de diferencia entre ambas intervenciones.

Durante el RLE suelen usarse gotas anestésicas, por lo que normalmente no causa molestias y la mayoría de las personas intervenidas hablan de una mejora inmediata de la visión tras la cirugía.

La recuperación inicial tras el intercambio refractivo del lente (es decir, el periodo transcurrido hasta el momento en que puede reanudar las actividades diarias normales) suele ser de alrededor de una semana.

Los resultados finales del intercambio refractivo del lente pueden empezar a notarse una vez transcurridas varias semanas, y es posible que durante ese periodo note alteraciones de la visión como visión borrosa, halos o destello, o una sensación de "picor" mientras sus ojos sanan.

Debe poder regresar al trabajo y volver a conducir después de una semana tras la cirugía, dependiendo de las instrucciones que le dé su cirujano ocular.

Normalmente, no debería notar un LIO en su ojo, de la misma manera que no nota un empaste dental para una caries. Y dado que el lente implantado está dentro de su ojo y no en la superficie como un lente de contacto, los demás no lo ven.

El lente intraocular artificial es un reemplazo permanente de su cristalino natural y está diseñada para durar el resto de su vida. Además, existe un riesgo mínimo de regresión (deterioro de la visión o pérdida del efecto correctivo) con el tiempo.

Intercambio refractivo del lente para la presbicia

La presbicia afecta a casi todas las personas y, en la mayoría de los casos, se nota después de los 40 años. La presbicia es una afección natural relacionada con la edad en la que el cristalino natural de su ojo se vuelve más firme e inflexible, lo que le hace perder la capacidad de enfocar objetos cercanos.

Las opciones no quirúrgicas para la presbicia incluyen el uso de gafas de lectura, lentes bifocales o lentes progresivos, así como lentes de contacto multifocales. Otra opción es usar lentes de contacto para monovisión.

Las cirugías refractivas como LASIK, PRK o de LIO fáquicas no pueden abordar directamente la pérdida de la visión de cerca causada por la presbicia.

Además, si bien ahora están disponibles la monovisión con LASIK y la queratoplastia conductiva, no todo el mundo es un candidato adecuado o se encuentra dentro de los parámetros de tratamiento de estos procedimientos.

Para las personas con presbicia e hipermetropía entre moderada y grave, el RLE suele ser la opción quirúrgica más adecuada.

Los LIO multifocales y de acomodación le permiten enfocar a todas las distancias para corregir así la presbicia y la mala visión a distancia.

Intercambio refractivo del lente frente a LASIK

Si bien LASIK sigue siendo la opción más popular para corregir la miopía y la hipermetropía, si tiene un error de refracción muy grave o su córnea presenta anormalidades, una cirugía refractiva basada en lentes, como la extracción del cristalino o la implantación de LIO fáquicas, puede ser una mejor alternativa.

A diferencia de LASIK o PRK, el intercambio refractivo del lente puede corregir casi cualquier grado de hipermetropía, y la agudeza visual después de la cirugía de RLE suele ser mejor que la resultante tras una intervención de LASIK o PRK en casos de hipermetropía moderada o alta.

Si tiene miopía, el RLE generalmente se realiza solo si no es un candidato adecuado para ninguna otra cirugía de corrección de la visión. Las personas con miopía tienen un mayor riesgo de desprendimiento de retina durante la extracción del cristalino, por lo que en estos casos primero deben considerarse otras opciones de cirugía refractiva.

La visión después de un intercambio refractivo del lente

Si necesitará gafas o lentes de contacto después del intercambio refractivo del lente dependerá del tipo de lente intraocular que se utilice.

Los LIO monofocales se han utilizado a menudo en la cirugía de cataratas y de intercambio refractivo del lente. Estos ofrecen una excelente visión y sensibilidad al contraste y con ellos suelen ocurrir pocos casos de alteraciones de la visión, como halos y destellos.

Sin embargo, debido a que los monofocales están diseñados para enfocar solo a una distancia, es probable que necesite gafas para tareas en las que se requiere ver de cerca, como leer letra pequeña y trabajar con el ordenador (pero la monovisión puede ayudarle con su visión de cerca).

Expandable

Expandable

Expandable

Generalmente, si necesita gafa después del RLE, verá más clara y cómodamente si se añade un revestimiento antirreflejo a los lentes para eliminar reflejos molestos. (Este es el caso para las gafas de lectura y las gafas para el ordenador, así como para las usadas a tiempo completo para corregir errores de refracción residuales).

Además, si le molesta el destello de la luz fuerte tras el intercambio refractivo del lente, considere el uso de lentes fotocromáticos que se adapten automáticamente a las condiciones cambiantes de la luz en exteriores.

Un avance significativo en la cirugía de lentes intraoculares fue la introducción de los LIO multifocales y de acomodación, que proporcionan visión a múltiples distancias y reducen o eliminan la necesidad de gafas o lentes de contacto.

Cada LIO presenta ventajas y desventajas en términos de cuál es la mejor visión no corregida que produce a distancias cortas, intermedias y largas, así como la probabilidad y el grado de las alteraciones de la visión, como halos y destellos nocturnos, que pueden ocurrir después de la cirugía. Su cirujano ocular le aconsejará cuál es el LIO más adecuado para usted.

Riesgos y efectos secundarios

El intercambio refractivo del lente se realiza esencialmente de la misma manera que la cirugía de cataratas y, por lo tanto, las complicaciones del RLE son similares a las de la cirugía de cataratas.

La cirugía de reemplazo del cristalino es más invasiva que la cirugía refractiva con láser, como LASIK y PRK, y conlleva un riesgo ligeramente mayor.

Sin embargo, las complicaciones para la vista son poco frecuentes y la mayoría de las complicaciones se pueden tratar con éxito con medicamentos o cirugía adicional.

Si bien se ha demostrado que el intercambio refractivo del lente es seguro y efectivo, todas las cirugías conllevan cierto grado de riesgo, sobre el cual debe hablar en detalle con su cirujano ocular. Los riesgos y complicaciones del intercambio refractivo del lente incluyen:

  • Desprendimiento de retina, especialmente en personas extremadamente miopes

  • Luxación del LIO

  • Aumento de la presión ocular (hipertensión ocular)

  • Infección o sangrado dentro del ojo

  • Párpado caído (ptosis)

  • Destellos, halos y visión borrosa causados por los LIO multifocales

En comparación con otros procedimientos de corrección de la visión, el intercambio refractivo del lente es más invasivo y tiene un mayor riesgo de complicaciones.

Aún así, puede que valga la pena correr mayores riesgos si tiene un error de refracción grave y un fuerte deseo de depender menos de las gafas, los lentes de contacto o las gafas de lectura.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista