Página principalLentes de contactoInformación | In English

Por qué necesita lentes de contacto y gafas de repuesto

No importa si está recostado en el sofá en casa o haciendo senderismo por la selva de Costa Rica, no siempre es fácil prever los problemas que pueden surgir. Por eso, siempre es bueno tener un par de gafas o lentes de contacto de repuesto a mano. 

Estas son algunas situaciones en las que las gafas de repuesto pueden ser útiles:

Accidentes

Quizá ha roto las gafas al saltar sobre el sofá. Quizá se ha caído sobre ellas jugando al tenis.

Puesto que los accidentes pueden y van a ocurrir, lo lógico es comprar un par de gafas de repuesto. De esa forma, si algo va mal, puede llevar sus gafas adicionales mientras espera un par que las sustituya.

Actividades cotidianas

En algunos casos, las gafas de repuesto pueden no ser solo para emergencias. En vez de esto, pueden ser un complemento para sus gafas actuales.

El Instituto de Salud Ocular de Louisville, Kentucky, ofrece estos ejemplos:

  • Un par de gafas de lectura puede ser ideal para una persona que lleva lentes multifocales y que está haciendo un trabajo de cerca, como maquetas de aviones o recortables.

  • Un par de gafas de ordenador en el lugar de trabajo puede ser más cómodo que las gafas de uso diario.

  • Un par de gafas deportivas resistentes pueden ser un buen sustituto de sus gafas habituales cuando practique deportes como fútbol, baloncesto o tenis.

Viajes

Si se dirige a Aberdeen para un día de esquí o vuela a Francia en un viaje romántico, además de incluir en el equipaje la ropa y la bolsa de aseo normal, asegúrese de llevar consigo unas gafas o lentes de contacto de repuesto.

Según Passport Health, una empresa de servicios médicos para viajeros, siempre es un acierto disponer de un plan (de visión) alternativo cuando se está lejos de casa.

Si tiene problemas con sus lentes de contacto — quizá haya contraído una infección ocular o se ha dejado los lentes de contacto en el baño de casa — un par de gafas de repuesto puede ser un alivio para los ojos.

Igualmente, llevar consigo unos lentes de contacto desechables de uso diario adicionales le puede ayudar si, por ejemplo, rompe alguno de sus lentes de contacto.

En el caso de las personas que usan gafas, nunca se sabe cuándo se le pueden caer o romperse — puede estar navegando por un río, haciendo ecoturismo o en cualquier otra aventura. Tener un par de gafas de repuesto le puede salvar las vacaciones.

UnitedHealthcare Global, un proveedor de seguros de viaje, recomienda que los viajeros lleven dos pares de gafas a sus viajes: unas para llevar puestas o guardar en su funda en el equipaje de mano, y otras para guardar en su funda en el equipaje facturado.

Si prevé que va a estar fuera de casa durante un periodo prolongado, especialmente si va a estar en el extranjero, lleve una copia de su prescripción de gafas o de su prescripción de lentes de contacto en el bolso de mano. 

Passport Health señala que los números que aparecen en una prescripción son universalmente reconocidos, de manera que puede pedir unas gafas o unos lentes de contacto nuevos si sucede algo con los que llevaba.

¿NECESITA UN PAR DE GAFAS O LENTES DE CONTACTO DE REPUESTO? Encuentre un establecimiento de óptica cerca de usted.

Circunstancias imprevistas

Quizá sale con sus amigos y no vuelve hasta las 4 de la mañana. O quizá se da un baño en la piscina de un amigo. 

Si es posible, se tendrá que quitar los lentes de contacto en una situación similar, y llevar lentes de contacto y/o gafas de repuesto es probablemente lo mejor para usted.

Problemas de visión

Los lentes de contacto proporcionan libertad con respecto a las gafas para las personas con miopía e hipermetropía , pero también pueden aparecer molestias si algo provoca irritación en los ojos.

Si no está seguro de cuánto tiempo puede llevar sus lentes de contacto, siga la norma RSVD de los Hospitales y Clínicas de la Universidad de Iowa y quítatelos si experimenta:

  • Rojez en uno de los ojos o en ambos ojos.

  • Secreciones de tipo mucoso, en uno o en ambos ojos.

  • Visión con cambios, como visión leve o moderadamente borrosa.

  • Dolor, incluyendo molestias y malestar.

Si padece cualquiera de estos síntomas, quítese los lentes de contacto inmediatamente y programe una cita para una exploración ocular. 

Mientras espera para saber qué pasa con sus ojos, no lleve lentes de contacto. En vez de esto, haga uso de sus gafas de repuesto.

En algunos casos, la causa de los ojos llorosos, con picor o enrojecidos puede ser una alergia. En este caso, no lleve lentes de contacto y póngase las gafas de repuesto. A veces basta con dejar pasar un tiempo — y dejar que pase la alergia — antes de volver a los lentes de contacto.

Si las alergias son algo que experimenta a menudo, puede conseguir algún medicamento sin receta o colirio para aliviar los síntomas. 

No obstante, si no está seguro si la causa es una alergia, asegúrese de acudir al oculista.

¿NECESITA UNA EXPLORACIÓN OCULAR? Encuentre un oculista cerca de usted y concierte una cita.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista