Inicio Afecciones  | In English

Derrames oculares: OACR, ORVR y otras oclusiones de las arterias y venas retinianas

Los derrames oculares ocurren cuando se producen obstrucciones en los vasos sanguíneos de la retina, lo que provoca pérdida de visión. La gravedad de la pérdida de visión depende del alcance y ubicación de la obstrucción (oclusión) y la pérdida de flujo sanguíneo.

Al igual que en otras partes del cuerpo se producen derrames como consecuencia de un bloqueo del flujo sanguíneo, el ojo también puede sufrir daños cuando a estructuras vitales como la retina y el nervio óptico se les corta el suministro de los nutrientes y el oxígeno que fluye por la sangre.

Si su profesional del cuidado ocular detecta señales de una oclusión ocular durante su exploración oftalmológica integral, también necesitará atención médica para determinar si tiene tensión arterial alta, enfermedad arterial o problemas cardíacos que puedan ser responsables de la obstrucción.

Si se encuentra una obstrucción, el tipo de oclusión de la vena o arteria retinal que tiene se clasifica según su ubicación.

Oclusión de la arteria central de la retina (OACR)

La oclusión de la arteria central de la retina (OACR) suele ocurrir con una repentina y profunda, pero indolora, pérdida de visión en un ojo. La mayoría de las personas con OACR apenas pueden contar dedos delante de la cara o ver la luz a través del ojo afectado.

La afección puede verse precedida de episodios de pérdida temporal de la visión que duran solo unos segundos, pero que pueden persistir durante varios minutos.

Se considera que la OACR es un "derrame" del ojo. Los estudios muestran que más de la mitad de las personas que experimentan OACR tienen una tensión arterial alta subyacente y el 25 % tiene una enfermedad significativa de la arteria carótida (placa con estrechamiento del revestimiento de la arteria), enfermedad de las válvulas cardíacas o diabetes.

Un estudio alemán encontró que factores de riesgo cardiovascular (CV) no diagnosticados previamente estaban presentes en el 78 % de los pacientes de OACR. El factor de riesgo no identificado más significativo fue el estrechamiento (o estenosis) de la arteria carótida en el mismo lado del cuerpo que el derrame ocular.

Además, 11 de los 84 participantes del estudio (13 %) tuvieron un derrame antes de o durante el mes posterior al diagnóstico de OACR. Los autores del estudio llegaron a la conclusión de que una evaluación de diagnóstico cardiovascular rápida y completa debería considerarse obligatoria para todos los pacientes con oclusión de la arteria central de la retina.

Por desgracia, la pérdida de visión que ya se ha producido por la OACR suele ser permanente.

Oclusión de la vena central de la retina (OVCR)

La oclusión de la vena central de la retina (OVCR) causa una pérdida de visión repentina e indolora que puede ser entre leve y grave. La mayoría de las personas tendrán hipertensión arterial, glaucoma crónico de ángulo abierto o un endurecimiento significativo de las arterias.

Un estudio universitario realizado en Estados Unidos encontró que:

  • Las personas negras tenían un 58 % más de riesgo de OVCR en comparación con las personas blancas.

  • Las mujeres tenían un 25 % menos de riesgo de OVCR, en comparación con los hombres.

  • Un diagnóstico de derrame incrementaba el peligro de OVCR en un 44 %.

  • Se asoció un trastorno de coagulación de la sangre con un incremento del riesgo de OVCR del 145 %.

  • Los pacientes con diabetes o hipertensión y con daños en los órganos, tenían un 92 % y un 53 % más de riesgo de OVCR, respectivamente.

Los autores del estudio llegaron a la conclusión de que la hipertensión arterial y las enfermedades vasculares son factores de riesgo importantes para la oclusión de la vena central de la retina, y que las personas negras tienen un riesgo significativamente mayor de OVCR que las personas de otras razas.

Además, las personas con diabetes y daños en los órganos afectados (por ejemplo, retinopatía diabética) presentan un mayor riesgo de sufrir OVCR, a diferencia de quienes sufren diabetes sin complicaciones.

Cuando se produce la OVCR, el profesional del cuidado ocular verá signos de disminución del flujo sanguíneo de la retina durante su exploración oftalmológica integral.

La pérdida inicial de visión cuando se le diagnostica OVCR es un buen indicador del resultado visual final. Es decir, cuanto peor sea la visión inicial, peor será la agudeza visual final. De hecho, en la mitad de las personas con OVCR, la agudeza visual final se mantiene dentro de las tres líneas de la tabla optométrica, de las primeras mediciones de agudeza visual tomadas.

Dos clases básicas de OVCR son:

  • Isquémica: flujo sanguíneo deficiente y consiguiente mala visión.

  • No isquémica: una visión mucho mejor que cuando se le ve por primera vez y menos hallazgos clínicos.

El pronóstico para la OVCR no isquémica es bueno. Sin embargo, el tipo isquémico casi siempre tiene una visión de 20/100 o peor al principio, con un riesgo mucho mayor de desarrollar complicaciones.

Las complicaciones de la OVCR pueden incluir un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos (neovascularización) en la retina, que puede causar hemorragia en el ojo y glaucoma que no responde a la terapia convencional.

La inyección de corticoesteroides y otros medicamentos en el ojo puede ayudar a reducir la pérdida de visión en personas con OVCR.

Si tiene una pérdida repentina de la visión o cualquier otro síntoma de OVCR u otro derrame ocular, consulte inmediatamente a un profesional del cuidado ocular.

Oclusión de la rama arterial retiniana (ORAR)

La oclusión de rama arteria retiniana suele ocurrir de forma repentina. Aunque normalmente es indolora, la ORAR puede provocar una pérdida abrupta de la visión periférica. En algunos casos, puede perder la visión central.

Normalmente, la causa es un coágulo o una placa (émbolo) que se desprende de la arteria carótida en el cuello o de una de las válvulas o cámaras del corazón.

La pérdida de agudeza visual con una ORAR dependerá sobre todo de si el flujo sanguíneo arterial se ha interrumpido significativamente o de si hay hinchazón en la mácula, que es la parte más sensible de la retina.

La mayoría de las personas con ORAR tienen estrechamiento de la carótida o de la arteria del cuello, alta tensión arterial, trastornos de colesterol, enfermedades cardíacas o combinaciones de estos trastornos.

La mayoría de las personas que tienen oclusión de rama arterial retiniana recuperarán una agudeza visual de 20/40 o mejor, pero muchas tendrán problemas de visión notables y permanentes como puntos ciegos o distorsiones.

Otras complicaciones de los derrames oculares por ORAR son hemorragia en el ojo y glaucoma.

Oclusión de rama venosa retiniana (ORVR)

Las personas que tienen una oclusión de rama venosa retiniana (ORVR) también pueden tener disminución de la visión, pérdida de visión periférica, visión distorsionada o puntos ciegos. En una ORVR se ve involucrado un único ojo y generalmente se desarrolla en una persona con alta tensión sanguínea o diabetes.

La causa de la ORVR es un coágulo de sangre (trombo) que se desarrolla en una rama de vena retiniana debido al endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis), en una arteria de la retina adyacente.

Su profesional del cuidado ocular verá la hemorragia a lo largo de la vena retiniana involucrada en un patrón claro que casi siempre conduce al diagnóstico correcto.

https://cdn.allaboutvision.com/images/brvo-330x255@2x.jpg

A los pacientes de ORVR se les suele reevaluar cada uno o dos meses para determinar si hay hinchazón macular crónica (edema) o neovascularización. Si el edema macular persiste después de tres a seis meses y la agudeza visual se reduce por debajo de 20/40, se puede recomendar el tratamiento con láser.

En tales casos se ha demostrado que el tratamiento con láser mejora la visión y aumenta las posibilidades de que su agudeza visual final sea de 20/40 o mejor.

Para muchas personas, la hemorragia en la retina y la hinchazón macular de un derrame ocular de ORVR terminará a los pocos meses, conservando una buena visión.

Para el edema (hinchazón) de la mácula causado por la ORVR se pueden recomendar inyecciones de medicación en el ojo. Consulte con su profesional del cuidado ocular los últimos tratamientos médicos para la ORVR y otros derrames oculares.

Gary Heiting, optometrista, también contribuyó a este artículo.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista