Inicio Afecciones  | In English

Neuritis óptica y neuropatía: síntomas, causas y tratamiento

El nervio óptico transmite información visual desde la retina hasta el cerebro para permitir el sentido de la vista. La inflamación de este nervio se llama neuritis óptica.

¿Qué ocurre en la neuritis óptica?

En la neuritis óptica, la inflamación puede dañar el nervio óptico y la cubierta protectora que lo rodea. Esto puede afectar un nervio óptico o ambos nervios ópticos al mismo tiempo.

Los síntomas de la neuritis óptica relacionados con la visión pueden incluir visión borrosa, puntos ciegos o pérdida total de la visión. También puede que experimente visión distorsionada, visión del color reducida y dolor al mover uno o ambos ojos.

¿Qué la causa?

La neuritis óptica puede darse en cualquier persona, pero generalmente ocurre en adultos de menos de 45 años y afecta a más mujeres que hombres. La afección es común en personas que tienen esclerosis múltiple, que ocurre cuando el propio sistema inmunológico del organismo ataca y destruye las cubiertas protectoras de los nervios.

Además de afectar la visión, el daño del nervio relacionado a la esclerosis múltiple puede provocar la pérdida de la movilidad y las funciones sensoriales, junto con otras afecciones debilitantes.

El término neuropatía óptica suele describir las anomalías o daños del nervio óptico. Este daño podría deberse al bloqueo del flujo sanguíneo, ciertas afecciones médicas o una exposición tóxica. La neuritis óptica es una causa específica de la neuropatía óptica. Otras causas incluyen:

Expandable
  • Infecciones como el herpes simple

  • Otras infecciones virales

  • Ciertos trastornos neurológicos

Otros signos y síntomas de la neuritis óptica

La neuritis óptica también puede afectar la función de la pupila, haciendo que esta se agrande (se dilate) en lugar de reducirse (contraerse) en presencia de luz brillante.

Además, dependiendo de la gravedad de la neuritis óptica, el nervio óptico puede hincharse.

Durante una exploración oftalmológica, su profesional del cuidado ocular buscará signos de neuritis óptica, examinando directamente la apariencia de la cabeza de su nervio óptico en la parte posterior de su ojo.

Otras pruebas y mediciones pueden incluir:

  • Una prueba de campo visual para determinar si tiene un punto ciego agrandado u otros defectos en su campo de visión

  • Una prueba de imagen llamada tomografía de coherencia óptica (OCT) para detectar daño en el nervio óptico

  • Una medición de la presión ocular para descartar glaucoma o hipertensión ocular

También es posible que le manden a hacerse una prueba de resonancia magnética de los nervios ópticos y el cerebro para detectar posibles causas subyacentes de la inflamación del nervio óptico.

Tratamientos para la neuritis óptica

Los profesionales del cuidado ocular suelen tratar la neuritis óptica con una combinación de esteroides intravenosos y orales o monitorizan la afección sin recetar tratamiento médico.

Para los pacientes que reciben tratamiento médico, el régimen generalmente incluye tres días de dosis altas de esteroides, seguidos de alrededor de 11 días de dosis reducidas.

Además, a los pacientes con neuritis óptica se les puede ofrecer tratamiento con un procedimiento llamado recambio plasmático. Esta terapia requiere que el paciente esté conectado a una máquina durante una o dos horas. Durante el tratamiento, la sangre del paciente se extrae por vía intravenosa a la máquina y se eliminan de esta determinadas proteínas plasmáticas. Luego, la sangre del paciente se vuelve a introducir en su organismo después de haber sido “limpiada” de algunos de los componentes del sistema inmunológico que promueven la inflamación.

Pronóstico para quienes tienen neuritis óptica

Los déficits visuales causados por la neuritis óptica pueden seguir empeorando durante un periodo de aproximadamente siete días antes de que la visión se estabilice, típicamente a ese nivel, a lo largo de entre tres y ocho semanas. A partir de entonces, puede experimentarse una mejora gradual de la visión.

Aproximadamente el 95 % de las personas con neuritis óptica recuperan gran parte de la visión dentro de los seis meses posteriores al inicio del tratamiento.

Sin embargo, alrededor del 19 % sufren una recurrencia de neuritis óptica en el ojo afectado y el 17 % desarrolla neuritis óptica en el otro ojo en un plazo de 10 años. Por eso, es importante realizar pruebas cuidadosas para determinar la causa. Los eventos recurrentes se pueden prevenir si se puede identificar un trastorno subyacente.

Como se ha mencionado anteriormente, a veces la neuritis óptica es un precursor del desarrollo de la esclerosis múltiple, por lo que si tiene neuritis óptica, su profesional del cuidado ocular puede recomendar una resonancia magnética.

Si las imágenes muestran lesiones en la "sustancia blanca", lo que indica daño en la cubierta protectora de las fibras nerviosas en el cerebro, existe una probabilidad de entre el 80 % y el 90 % de cumplir los criterios para un diagnóstico de esclerosis múltiple en un plazo de cinco años. Incluso con resultados normales, una persona con neuritis óptica tiene un 22 % de posibilidades de desarrollar esclerosis múltiple, por lo que es muy importante trabajar con un especialista en el tratamiento y el control de esta afección.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista