Visión infantil

¿Cuál es la diferencia entre la visión corta y la visión de lejos?

Advertisement

La visión corta y la visión de lejos son dos tipos de trastornos de la visión muy comunes y muy diferentes. Ambos son defectos refractivos o anomalías oculares que afectan la capacidad del ojo para enfocar la luz en la retina. El término médico para la visión corta es miopía. Ésta ocurre cuando la luz que entra en el ojo no se enfoca correctamente en la retina, la membrana que recubre la parte posterior del globo ocular. Por el contrario, la imagen se proyecta delante de ella, generalmente porque el globo ocular ha crecido demasiado. Como resultado, los objetos distantes parecen borrosos. Por otro lado, la visión de cerca no se ve afectada.

La visión de lejos, o hipermetropía, es en cierto modo lo opuesto a la miopía. Por lo general, es causado por un globo ocular que es demasiado pequeño, lo que hace que la luz se enfoque detrás de la retina en lugar de estar directamente sobre ella.

Generalmente, la hipermetropía hace que los objetos cercanos parezcan estar fuera de foco, mientras que los objetos distantes permanecen claros. Pero altas cantidades de hipermetropía pueden hacer que los objetos a cualquier distancia se vean borrosos.

Los casos leves de hipermetropía pueden no afectar la visión en absoluto; sin embargo, pueden provocar dolores de cabeza al leer o realizar otros trabajos visuales meticulosos o de cuidado.

Curiosamente, los niños suelen nacer con visión hipermétrope. En la mayoría de los casos, esta hipermetropía en la infancia temprana disminuye a medida que el globo ocular se alarga teniendo un crecimiento y desarrollo normales.

La miopía, sin embargo, generalmente se desarrolla durante la infancia, empeora en la adolescencia y se estabiliza durante la edad adulta temprana.

Síntomas en común

La visión corta y de lejos comparten síntomas comunes, incluyendo los dolores de cabeza, forzamiento de la vista, el entrecerrar los ojos para ver claramente, y la fatiga visual.

El experimentar cualquiera de estos síntomas es una indicación de que es necesario realizarse un examen de la vista con un optometrista u oftalmólogo para determinar un diagnóstico y sus opciones de tratamiento.

Tratamientos para la visión corta y de lejos

Tanto la visión corta como la visión de lejos pueden tratarse con gafas correctoras y lentes de contacto. Los lentes funcionan al cambiar la forma en que los rayos de luz se desvían hacia los ojos.

Muchas personas encuentran que su miopía o hipermetropía se estabiliza pasados los veinte años de edad. Cuando no hay más cambios en el defecto refractivo, el LASIK y la PRK son dos procedimientos quirúrgicos que pueden corregir la miopía o la hipermetropía de forma permanente al remodelar la córnea para que la luz se enfoque claramente en la retina.

Advertisement