Cuerpos flotantes (también llamados "miodesopsias" o "moscas volantes")

Los cuerpos flotantes, también llamados "miodesopsias" o "moscas volantes", son pequeños puntos, máculas, manchas y "telarañas" que flotan a la deriva en el campo visual. Aunque molestos, los cuerpos flotantes y manchas normales son muy comunes y generalmente no constituyen una causa de alarma.

Las moscas volantes y manchas habitualmente aparecen cuando diminutos trocitos de sustancia gelatinosa que se forman en el humor vítreo se liberan dentro de la parte anterior del ojo.


Los cuerpos flotantes en los ojos pueden ser grumosos o fibrosos; claros u oscuros. Son causados por grumos o partículas de material de gel vítreo sin disolver, que flota en el fluido gelatinoso disuelto (vítreo) en la parte posterior del ojo, que producen sombras sobre la retina cuando entra luz en el ojo.

Cuando nacemos y a lo largo de la juventud, el humor vítreo tiene una consistencia gelatinosa. Pero a medida que envejecemos, el humor vítreo comienza a disolverse y licuarse, creando un centro acuoso.

En ocasiones, algunas partículas de gel sin disolver pueden flotar libremente en el centro más líquido del humor vítreo. Estas partículas pueden tomar diversas formas y tamaños y convertirse en lo que llamamos "cuerpos flotantes, miodesopsias o moscas volantes".

Usted notará que estas manchas y miodesopsias del ojo se intensifican en particular si usted mira hacia un cielo nublado o despejado, o a la pantalla de una computadora con un fondo blanco o de un color claro. De hecho, usted no podrá ver trocitos diminutos de desechos flotando libremente dentro del ojo. En vez, la sombra de estas moscas volantes se proyectan en la retina cuando la luz atraviesa el ojo, y esas pequeñas sombras es lo que usted ve.

También notará que esas manchas no parecen quedarse quietas cuando intenta enfocarlas. Los cuerpos flotantes y las manchas se mueven cuando el ojo y la gelatina vítrea en su interior se mueven, creando una impresión de que "están a la deriva".

¿Cuándo las moscas volantes del ojo y los destellos se convierten en una emergencia médica?

Notar algunas miodesopsias cada tanto no es razón para preocuparse. No obstante, si observa una lluvia de cuerpos flotantes y manchas, especialmente si son acompañadas por destellos de luz, deberá recurrir inmediatamente a la atención médica de un doctor de la visión.

Los cuerpos flotantes se vuelven más móviles y visibles a medida que el vítreo se licúa con la edad y se separa de la retina.
Los cuerpos flotantes se vuelven más móviles y visibles a medida que el vítreo se licúa con la edad y se separa de la retina.

La aparición repentina de estos síntomas podrían significar que el humor vítreo se está separando de la retina, una afección llamada desprendimiento vítreo posterior. También podría significar que la propia retina se está separando de la parte posterior del recubrimiento interno del ojo, que contiene sangre, nutrientes y oxígeno vital para una función saludable.

Cuando la gelatina vítrea jala de la delicada retina, puede ocasionar un pequeño desgarro u orificio en ella. Cuando se produce un desgarro en la retina, el humor vítreo puede entrar por el orificio y separarla aún más del recubrimiento interno de la parte trasera del ojo, lo que conduce a un desprendimiento de retina.

Un estudio reciente publicado en Ophthalmology demostró que, entre las personas que experimentaron el síntoma repentino de las moscas volantes del ojo y/o destellos de luz, el 39.7 % tuvo un desprendimiento vítreo posterior, y el 8.9 % sufrió de un daño en la retina.

Otra investigación comprobó que hasta el 50 % de personas con un desgarro retinal sufrirá subsecuentemente de un desprendimiento de retina, que podría conducir a una pérdida significativa de la visión.

En casos de desgarro o desprendimiento de retina, se debe realizar lo antes posible el tratamiento, a fin de que el cirujano oftalmólogo pueda volver a unir la retina y restaurar la función antes de que se pierda la visión en forma permanente.

Los desprendimientos vítreos posteriores (PVD, por su sigla en inglés) son mucho más comunes que los retinales, y frecuentemente no constituyen una emergencia aun cuando los cuerpos flotantes aparezcan repentinamente. Algunos desprendimientos vítreos pueden también dañar la retina porque jalan de ella y ocasionan un desgarro o un desprendimiento.

Cuando la retina recibe estimulación no visual (mecánica), pueden tener lugar destellos de luz conocidos como fotopsias, que pueden ocurrir cuando se producen tirones, desgarros o desprendimiento. Estos destellos de luz pueden aparecer como relámpagos, luces parpadeantes o aleatorias.

¿Cuál es la causa de las miodesopsias y manchas en los ojos?

Como se menciona anteriormente, los desprendimientos vítreos posteriores (PVD) son causas comunes de las miodesopsias. Con mucha menor frecuencia, es posible que estos síntomas estén asociados con lágrimas o desprendimientos retinales que pueden vincularse a los PVD.

Para empezar, ¿qué es lo que conduce a los desprendimientos vítreos?

A medida que el ojo se desarrolla, la gelatina vítrea llena el interior de la parte posterior del ojo, presiona contra la retina y se une a su superficie. Con el tiempo, el humor vítreo toma un estado más líquido en el centro. Algunas veces, esto significa que el humor vítreo central y más acuoso no puede soportar el peso mayor de la gelatina vítrea, más periférica. La gelatina vítrea periférica se derrumba al interior del humor vítreo central licuado, desprendiéndose de la retina (como se separa la gelatina comestible del interior del molde).

Luego, los cuerpos flotantes del ojo como consecuencia de un desprendimiento vítreo posterior se concentran en el humor vítreo más líquido que se encuentra en el centro interior del ojo.

Se estima que más de la mitad de todas las personas experimentarán un desprendimiento vítreo posterior para los ochenta años. Afortunadamente, la mayoría de estos PVD no ocasionan desgarros ni desprendimientos de retina.

Los destellos de luz durante este proceso significan que se está aplicando una tracción a la retina mientras tiene lugar el PVD. Una vez que el humor vítreo finalmente se separa y se alivia la presión sobre la retina, los destellos de luz desaparecerán gradualmente.

¿Cuál es la causa de las miodesopsias y manchas en los ojos?

Normalmente, la luz que ingresa al ojo estimula la retina. Esto produce un impulso eléctrico, que el nervio óptico transmite al cerebro. El cerebro interpreta este impulso como una luz o algún tipo de imagen.

Cuerpos con forma de rosquillas

Un cuerpo flotante inusualmente grande llamado "anillo de Weiss" constituye una pieza circular de gel vítreo condensado que se encuentra sumamente adherido alrededor del nervio óptico.

Cuando esta pieza de vítreo se separa del nervio óptico, muchas personas lo describen como un cuerpo flotante circular, con forma de rosquilla, en su visión.

Este anillo algunas veces se pliega a la mitad, creando un cuerpo flotante en forma de "J" o "C".

Si se estimula mecánicamente a la retina (si se la toca o jala físicamente), se envía un impulso eléctrico similar al cerebro. Este impulso es interpretado como un "parpadeo" de luz.

Cuando la retina sufre tirones, desgarros o se separa de la parte posterior del ojo, habitualmente se nota un destello o parpadeo de luz. En función de la extensión de la tracción, desgarro o desprendimiento, estos destellos de luz pueden durar poco tiempo o continuar indefinidamente hasta que se arregle la retina.

Los destellos (fotopsias) también pueden tener lugar por un golpe en la cabeza que sacuda la gelatina vítrea del ojo. Cuando esto sucede, el fenómeno algunas veces es llamado "ver las estrellas".

Algunas personas experimentan destellos de luz que se ven como líneas irregulares u "ondas de calor" en ambos ojos, frecuentemente por 10 a 20 minutos. Habitualmente, estos tipos de destellos son ocasionados por un espasmo de las venas del cerebro.

Si después de los destellos sobreviene un dolor de cabeza, se habla de una migraña. Sin embargo, las líneas irregulares o las "ondas de calor" pueden tener lugar sin dolor de cabeza. En este caso, los destellos de luz son llamados migraña oftálmica, es decir, una migraña sin dolor de cabeza.

El término "fotopsia" también puede ser un síntoma de intoxicación digitálica, que puede presentarse en particular en las personas mayores que toman digitalis o fármacos relacionados para problemas cardíacos.

Otras afecciones asociadas con las moscas volantes y los destellos de los ojos

Cuando un PVD es acompañado de hemorragia dentro del ojo (hemorragia vítrea), se debe a que la tracción que tuvo lugar puede haber desgarrado un pequeño vaso sanguíneo de la retina. Una hemorragia vítrea aumenta la posibilidad de un desgarro o desprendimiento de retina. La tracción aplicada sobre la retina durante un PVD también puede llevar al desarrollo de afecciones tales como agujeros maculares o membranas epiretinales.

También pueden tener lugar desprendimientos vítreos con miodesopsias en los ojos en circunstancias tales como:

  • Inflamación en el interior del ojo
  • Miopía
  • Cirugía de cataratas
  • Cirugía oftálmica con láser de YAG
  • Diabetes (vitreopatía diabética)
  • Retinitis por citomegalovirus (CMV)

La inflamación relacionada con diversas afecciones, como infecciones oculares, pueden causar que el humor vítreo se licúe, ocasionando un PVD.

Cuando usted es corto de vista, la forma elongada de su ojo puede también aumentar la probabilidad de un PVD junto con una tracción de la retina. De hecho, las personas cortas de vista tienen más posibilidades de tener PVD a una edad menor.

Los PVD con frecuencia se presentan posteriormente a una cirugía de cataratas y un procedimiento de seguimiento llamado capsulotomía láser YAG. Meses y hasta años después de la cirugía de cataratas, no es raro que la delgada membrana (o "cápsula") que queda intacta por detrás del lente intraocular (IOL) se enturbie, afectando la visión. Esta complicación posterior de la cirugía de cataratas se llama opacificación de la cápsula posterior (PCO, por su sigla en inglés).

En el procedimiento de capsulotomía utilizado para tratar la PCO, un tipo especial de láser dirige energía sobre la cápsula enturbiada, vaporizando su parte central para crear un trayecto despejado de luz que alcance la retina, lo cual restaura la claridad en la visión.

Las manipulaciones del ojo durante la cirugía de cataratas y los procedimientos de capsulotomía con láser YAG ocasionan una tracción que puede llevar a posteriores desprendimientos vítreos.

Cómo deshacerse de los cuerpos flotantes en los ojos

La mayor parte de las moscas volantes y manchas es inofensiva y meramente molesta. Muchos de ellos desaparecen con el tiempo y no son tan molestos. En la mayoría de los casos, no se requiere ningún tratamiento para los cuerpos flotantes en los ojos.

Sin embargo, las miodesopsias grandes y persistentes pueden ser sumamente molestas para algunas personas, lo que hace que busquen una forma de deshacerse de esos cuerpos flotantes y manchas que se desplazan en su campo visual.

En el pasado, el único tratamiento para los cuerpos flotantes en los ojos era un procedimiento invasivo quirúrgico llamado vitrectomía. En este procedimiento, se extrae del ojo parte o la totalidad del humor vítreo (junto con los cuerpos flotantes en su interior) y se reemplaza con un líquido estéril transparente.

Pero los riesgos de una vitrectomía generalmente son mayores que los beneficios para el tratamiento de los cuerpos flotantes en los ojos. Estos riesgos incluyen desprendimiento retinal inducido quirúrgicamente y graves infecciones oculares. En raras ocasiones, la cirugía de vitrectomía puede ocasionar nuevos cuerpos flotantes en los ojos, o incluso más cantidad de ellos. Por estas razones, la mayoría de los cirujanos optometristas u oftalmólogos no recomiendan la vitrectomía para tratar los cuerpos flotantes y manchas de los ojos.

Tratamiento con láser para las moscas volantes

Recientemente, se ha introducido un procedimiento con láser llamado vitreolisis con láser que es una alternativa mucho más segura que la vitrectomía para el tratamiento de los cuerpos flotantes en los ojos. En este procedimiento realizado en el consultorio, se proyecta un rayo láser en el ojo, a través de la pupila, y se enfoca hacia los cuerpos flotantes grandes, los rompe en trozos y/o con frecuencia los vaporiza, por lo que desaparecen o pasan a ser mucho menos molestos.

A fin de determinar si usted puede beneficiarse de la vitreolisis con láser para deshacerse de los cuerpos flotantes en los ojos, el cirujano oftalmólogo tomará en cuenta varios factores, como su edad, la velocidad en que comenzaron los síntomas, qué aspecto tienen los cuerpos flotantes y dónde están ubicados.

Los cuerpos flotantes en pacientes menores de 45 años tienden a estar ubicados demasiado cerca de la retina y no pueden tratarse con seguridad con la vitreolisis con láser. Los pacientes con cuerpos flotantes grandes ubicados lejos de la retina son más indicados para el procedimiento.

El oftalmólogo que realiza la vitreolisis con láser también evaluará la forma y los bordes de los cuerpos flotantes en los ojos. Los que tienen bordes "suaves" habitualmente pueden tratarse con éxito. De igual manera, los cuerpos flotantes grandes que aparecen inesperadamente como resultado de un desprendimiento vítreo posterior a menudo pueden tratarse exitosamente con el procedimiento con láser.

Qué sucede durante el tratamiento con láser

La vitreolisis con láser habitualmente es indolora y puede realizarse en el consultorio de su oftalmólogo. Justo antes del tratamiento, se aplican gotas oftálmicas y se coloca un tipo especial de lentes de contacto en el ojo. Luego, el médico observa a través de un biomicroscopio (lámpara de hendidura) para enviar en forma precisa la energía láser a las miodesopsias en tratamiento.

Durante el procedimiento, es posible que observe manchas oscuras. Se tratan de trozos de cuerpos flotantes rotos. El tratamiento puede llevar hasta una media hora, pero en general es mucho más breve.

Al final de procedimiento, se extrae el lente de contacto, se enjuaga el ojo con solución salina y el médico aplicará una gota de antiinflamatorio en el ojo. Es posible que le indiquen otras gotas oftálmicas para usar en su casa.

Algunas veces, puede pasar que usted vea pequeñas manchas oscuras después del tratamiento. Son pequeñas burbujas de gas que tienden a disolverse rápidamente. También existe la posibilidad de que sienta cierta incomodidad leve, enrojecimiento o visión borrosa inmediatamente después del procedimiento. Estos efectos son frecuentes y probablemente no eviten que usted vuelva a sus actividades normales en seguida de la vitreolisis con láser.

Normalmente, su médico fijará una consulta de seguimiento para el día siguiente. En ese momento, quizás necesite un segundo tratamiento.

Si usted tiene molestias a causa de moscas volantes grandes y persistentes en el ojo, consulte a su médico si la vitreolisis con láser podría ser una buena opción de tratamiento para su situación.

Recuerde; una aparición repentina de una cantidad significativa de cuerpos flotantes (llamados también "miodesopsias" o "moscas volantes") en los ojos, especialmente si son acompañados por destellos de luz u otras perturbaciones de la visión, podría indicar desprendimiento de retina u otros problemas graves en los ojos. Si repentinamente usted ve cuerpos flotantes, concurra a su médico sin demora. AAV

Volver al inicio

y Gary Heiting, OD también contribuyeron con este artículo.

Página actualizada en enero de 2017