Página principal Problemas de la visión infantil | Read in English

Una guía para los problemas de la visión infantil

La detección temprana de problemas de la visión en los niños es esencial para asegurarse de que sus hijos tengan las habilidades visuales que necesitan para tener un buen desempeño en la escuela, en los deportes y en otras actividades.


La visión es posiblemente el más importante de sus cinco sentidos. Desempeña un papel fundamental durante la infancia y los períodos subsiguientes. De hecho, los expertos dicen que el 80 % de lo que los niños aprenden en la escuela se presenta visualmente.

Desde la lactancia, existen acontecimientos importantes en el desarrollo de la visión del niño. Por ejemplo, durante los primeros meses de vida, un bebé puede centrarse únicamente en objetos cercanos. Esos objetos son vistos únicamente en colores de alto contraste, como negro, blanco y rojo.

Pero a los seis meses de edad, la agudeza visual del niño debe ser mucho más nítida, con una visión cromática más precisa y con un mejor movimiento del ojo, así como con mejores habilidades de coordinación mano-ojo.

Para asegurarse de que los ojos del niño están funcionando adecuadamente y de que están trabajando juntos como un equipo durante los primeros años de formación, hay que programar el primer examen de la vista con un optometrista o un oftalmólogo a los seis meses de edad; de lo contrario, podría resultar en una vida de mala visión en uno o ambos ojos.

NOTICIAS ACERCA DE LA VISIÓN INFANTIL
Diagrama que muestra una encuesta sobre por qué los padres no han llevado a sus hijos a hacerse un examen de la vista.
Tomado del estudio Parent-Child Vision Care de VisionWatch 2016. [Ampliar]

Tener seguro oftalmológico no significa necesariamente que los niños obtienen los exámenes de la vista que necesitan

Aunque la mayoría de los padres en Estados Unidos dicen que tienen seguro médico, muchos no lo usan.

Según el estudio Parent-Child Vision Care (Cuidado de la visión paterno-filial) de VisionWatch, casi el 60 % de los padres informaron que tenían cobertura de seguro médico en enero de 2016.

En particular, cerca del 40 % de las familias estadounidenses encuestadas tenía seguro oftalmológico. Además, muchos otros padres también reportaron que cuentan con un plan médico, ya sea una cuenta de ahorros médicos (MSA, en inglés) o una cuenta de gastos flexibles (FSA, en inglés) de impuesto diferido y que tienen otros seguros complementarios.

Lamentablemente, este hecho influye muy poco en la frecuencia o en los antecedentes de exámenes de la vista que se realizan en la población infantil de los Estados Unidos. Alrededor del 37 % de los padres con hijos que viven en el hogar informaron que sus hijos nunca se habían hecho un examen de la vista.

Cuando los niños están en edad preescolar y en edad escolar, los padres se enfrentan a un nuevo conjunto de preocupaciones:

  • ¿Cuándo debe tener mi hijo su primer examen de la vista?
  • ¿Cuáles son las pruebas que debe incluir un examen de la vista completo para niños?
  • ¿Qué hago si mi hijo necesita corrección de la visión?
  • ¿Su visión va a empeorar o a mejorar a lo largo del tiempo?
  • ¿Qué tipo de gafas debe usar mi hijo?
  • ¿Qué pasa si no usa las gafas recetadas? ¿Puede usar lentes de contacto?
  • ¿Es posible que mi hijo tenga un problema de visión relacionado con el aprendizaje?
  • ¿Debo preocuparme acerca de cómo el uso de la computadora está afectando sus ojos?

Los padres de niños en edad escolar deben mantenerse informados acerca de las opciones de corrección de la visión, tales como el uso de lentes de contacto en lugar de gafas para controlar la miopía y el uso de gafas deportivas con protección. También es muy importante procurar que los niños lleven gafas de sol.

Para obtener respuestas a preguntas concretas sobre el desarrollo de la visión infantil, problemas de la vista y necesidades de gafas, consulte a un doctor de la visión que se especialice en niños.

INFORMACIÓN DE INTERÉS

Las mascotas y los ojos del niño

¿Su hijo tiene una mascota? Si es así, tome precauciones especiales para evitar lesiones en los ojos u otros problemas oculares.

niña con un gatito

Los perros y los gatos pueden causar alergias oculares si su hijo es alérgico a la caspa. Afortunadamente para las personas alérgicas, ciertas razas son hipoalergénicas.

Las mascotas exóticas, como reptiles y arañas, pueden plantear riesgos especiales para los problemas oculares. Muchas de estas criaturas tienen la bacteria salmonela en su piel, y el contacto con la piel o los ojos puede causar enfermedades graves.

Las tarántulas, por ejemplo, están cubiertas con vellos diminutos que penetran en la piel y los ojos humanos como diminutas lanzas, causando inflamación. A veces los vellos son tan pequeños que no pueden sacarse del ojo, incluso cuando se observan bajo el microscopio.

Las mascotas no vienen equipadas con advertencias de seguridad; por lo que depende de usted investigar posibles problemas de salud asociados con los animales antes de permitir que sus hijos tengan una mascota. Y además, siempre es una buena idea hacer que los niños se laven las manos cuidadosamente con agua y jabón después de manipular un animal.

Volver al inicio

Página actualizada en mayo de 2018