Página principal Recursos  | In English

Como ponerse colirios

Los colirios se usan para tratar una amplia variedad de afecciones, que incluyen el glaucoma, las infecciones oculares, las alergias y la sequedad ocular.

En algunos casos, la aplicación adecuada de colirios (o "gotas para los ojos") es esencial para preservar su visión y proteger sus ojos.

Tanto si necesita una gota al día como si necesita 10, hay una forma correcta y una forma incorrecta de ponerse colirios.

Su oculista o farmacéutico pueden darle instrucciones específicas sobre los colirios con receta que necesita. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la técnica adecuada para aplicar los colirios es la misma, tanto si utiliza fórmulas con receta como si son de venta libre sin receta.

No aprender a aplicarse correctamente los colirios, no solo puede ser contraproducente para su propósito, sino que también puede resultar costoso. Cada vez que no acierta en el ojo y tiene que usar más gotas de las que debería, le cuesta dinero, potencialmente mucho dinero en el caso de algunos colirios con receta.

Aplicación de colirios paso a paso

  1. Lávese las manos con jabón y agua y luego séqueselas con una toalla limpia.

  2. Si lleva lentes de contacto, quíteselos. La única excepción es si está usando colirios que están formulados específicamente para volver a humedecer sus lentes de contacto o si su médico le recomendó usar el colirio de esta manera.

  3. Retire la tapa del cuentagotas y observe de cerca la punta para asegurarse de que no esté rota o dañada. No toque la punta.

  4. Acuéstese o incline la cabeza hacia atrás y mire hacia el techo. Céntrese en un punto del techo, manteniendo los ojos bien abiertos.

  5. Coloque uno o dos dedos en su cara aproximadamente 2,5 cm por debajo de su ojo, tire suavemente hacia abajo para crear una bolsa entre el párpado inferior y el globo ocular.

  6. Use su otra mano para sostener el frasco del colirio, con la punta hacia abajo. Apoyar la mano en la frente puede ayudar a estabilizarla.

  7. Sostenga la botella cerca de su ojo (aproximadamente a unos 2,5 cm de distancia). Tenga cuidado de no dejar que el cuentagotas toque su ojo o sus pestañas, ya que esto puede introducir bacterias y otros organismos en el contenido dentro del frasco.

  8. Apriete ligeramente para verter una gota dentro de su párpado inferior.

  9. Retire las manos de su rostro, cierre suavemente los ojos e incline la cabeza hacia abajo durante unos segundos. Intente no parpadear, ya que esto puede hacer que parte de la gota se salga del ojo antes de que haya podido ser absorbida.

Saber cómo aplicarse correctamente los colirios le permitirá ahorrar tiempo, molestias y, especialmente en el caso de los colirios con receta, bastante dinero.

Para mantener la mayor cantidad posible de la gota en el ojo, presione ligeramente en la esquina interna del párpado, al lado de la nariz. Presionando en este punto, permitirá que la gota permanezca en la superficie del ojo durante más tiempo. (También ayudará a reducir el sabor extraño que podría tener en la boca después de aplicar ciertos colirios).

  1. Use un pañuelo de papel limpio para absorber y limpiar cualquier gota que se salga del ojo y en los párpados y la cara.

  2. Si está usando el colirio en ambos ojos, repita este procedimiento para el segundo ojo.

  3. Vuelva a colocar la tapa en el frasco y enrósquela firmemente. Nunca limpie la punta del cuentagotas con nada, ya que esto puede contaminar las gotas.

  4. Lávese las manos para limpiar cualquier rastro de colirio.

Si necesita usar más de un colirio

A veces, es posible que le receten más de un tipo de colirio medicinal.

Si aplica las gotas con demasiada rapidez una tras otra, pueden salirse del ojo y no absorberse correctamente, reduciendo el efecto terapéutico.

Si necesita aplicar una segunda gota en el mismo ojo, espere al menos cinco minutos. Esto dará tiempo para que la primera gota se absorba por completo y creará más espacio para la segunda gota en el ojo.

Si usa tanto un colirio medicinal como un colirio lubricante en el mismo ojo, muchos médicos prefieren que empiece por el colirio con receta primero. Aplique las lágrimas artificiales unos 10 minutos después.

Practique con lágrimas artificiales

Un poco de práctica puede ayudarle a dominar la aplicación de colirios.

Compre un paquete de lágrimas artificiales sin conservantes para practicar con ellas. (Usar una fórmula sin conservantes elimina el riesgo de que sea alérgico a los conservantes que se encuentran en muchas lágrimas artificiales).

Además, elija un producto formulado para ojos levemente secos, ya que estas gotas no son tan espesas como las que están hechas para ojos moderadamente o muy secos, que pueden nublar temporalmente la visión.

Pídale a un amigo que le oriente mientras practica. En particular, pídale que le ayude a colocar el aplicador a la distancia y ubicación adecuadas sobre el ojo, de modo que las gotas caigan directamente sobre la superficie del ojo o en el espacio entre el ojo y el párpado inferior.

En menos tiempo del que piensa, se convertirá en un profesional de la aplicación de colirios.

Además, es una buena idea tener a mano lágrimas artificiales sin conservantes. Estas gotas pueden ayudar a aliviar las molestias asociadas con la fatiga ocular digital y ser calmantes en otros momentos cuando sus ojos se sientan secos o cansados.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista