Edad y Ojos

Consejos para adaptarse a la pérdida de visión

Advertisement

Son varios los cambios oculares relacionados con la edad que afectan la visión y pueden abordarse con soluciones prácticas.

Por ejemplo, añadir un poco de iluminación puede ayudar con actividades como leer recetas y realizar proyectos en la cochera .

Esto se debe a que su pupila ya no se abre tanto como antes para permitir que la luz adecuada llegue a su retina. Además, el lente que se encuentra dentro del ojo se va volviendo amarillo de forma gradual con la edad, y esto también reduce la cantidad de luz que llega a la parte posterior del ojo.

Para ayudar a compensar este problema, podría considerar:

  • Instalar iluminación especial para tareas debajo de los gabinetes de la cocina o sobre las estufas para ayudar a iluminar las áreas de trabajo.
  • Asegurarse de tener suficiente iluminación para las superficies de trabajo en su cochera, cuarto de costura u otras áreas donde necesite ver detalles finos.
  • Pedirle a su empleador que instale iluminación adicional en su lugar de trabajo, si es necesario.

Además, asegúrese de realizarse exámenes de la vista con regularidad que incluyan pruebas críticas para los ojos de personas mayores para descartar enfermedades oculares potencialmente graves relacionadas con la edad que pueden afectar su visión. Su oftalmólogo también puede aconsejarle sobre las mejores opciones de corrección de la visión para reducir los efectos de las disminuciones normales relacionadas con la edad de la visión de cerca, la visión del color y la sensibilidad al contraste.

Las cataratas relacionadas con la edad también pueden causar visión nublada o brumosa. La pérdida de la visión causada por las cataratas se puede corregir con una cirugía que elimina el lente nublado del ojo y lo reemplaza por un lente intraocular (LIO) transparente.

¿Qué puede hacer con respecto a la pérdida de la visión permanente?

lentes de aumento sobre un libro

Las gafas como estas pueden aumentar la letra pequeña.

Desafortunadamente, las enfermedades oculares relacionadas con la edad, como el glaucoma, la degeneración macular avanzada y la retinopatía diabética, pueden causar la pérdida permanente de la visión en muchas personas mayores.

Muchos dispositivos para la visión deficiente pueden ayudar a las personas con pérdida de visión permanente a superar los desafíos de la vida diaria.

Estos dispositivos incluyen:

  • Lentes de aumento alto con iluminación adicional para lectura y otros trabajos de visión cercana.
  • Cintas de audio, pantallas de computadora o televisión adaptadas especialmente y telescopios.
  • Filtros de lentes y protecciones para reducir el deslumbramiento.

Además, muchos libros, revistas y periódicos están disponibles en formato de letra grande para que pueda seguir disfrutando de la lectura.

Consejos para adaptarse a la pérdida de la visión

La pérdida permanente de la visión no significa que ya no pueda tener una vida activa, gratificante y satisfactoria. Aunque sí debe tomar precauciones adicionales para estar seguro en su entorno y buscar ayuda de los recursos para personas con discapacidades visuales que se encuentran disponibles para aprovechar al máximo la visión que tiene actualmente.

Muchas organizaciones y agencias que brindan servicios para la visión deficiente ofrecen un servicio donde una persona capacitada acude a su hogar y evalúa si existen peligros innecesarios que podrían aumentar el riesgo de una lesión para alguien con una pérdida considerable de la visión.

Ejemplos de esto pueden ser el desorden o la mala colocación de los muebles que impiden el paso de caminos claros entre habitaciones, escaleras oscuras o peligrosas y puertas parcialmente obstruidas.

La clave para una evaluación del hogar de este tipo también es una evaluación completa de la iluminación actual dentro y alrededor de la casa, el condominio o el apartamento.

A menudo, aumentar el número y el brillo de las lámparas y la iluminación del techo en una casa puede hacer una diferencia considerable tanto en la seguridad como en el estado de ánimo de una persona con pérdida de visión.

Reemplace las luces tenues o duras con bombillas LED de larga duración y eficiencia energética. Elija bombillas que emitan un espectro de luz "blanco cálido" o "blanco suave" (consulte la etiqueta para una temperatura de color de 2700 grados K). Estas bombillas emiten menos luz azul y tienden a ser más cómodas para los ojos y causan menos brillo.

Los exámenes de la vista de rutina son esenciales para asegurarse de que está usando la mejor corrección de visión posible. Además, los estudios han demostrado que el uso de gafas con lentes de visión única en lugar de lentes multifocales al caminar puede disminuir el riesgo de caídas entre los adultos mayores.

Esto se debe a que los lentes monofocales no tienen un segmento de visión de cerca que pueda afectar su capacidad para ver sus pies (el piso, el suelo o la acera) sin bajar primero la cabeza.

Pregúntele a su oftalmólogo si está usando el mejor estilo de lentes para gafas para su condición y necesidades.

Un especialista en visión reducida también puede evaluar si los cambios simples, como el uso de lupas especiales y libros, naipes, etiquetas, etc. con letras grandes pueden ayudar de mejor manera a una persona a adaptarse a su discapacidad visual.

El desarrollo de un plan de transporte es otro factor clave para hacer frente a la pérdida de la visión.

Si bien muchas personas son afortunadas y tienen familiares y amigos que pueden llevarlos a la tienda de comestibles, citas con el médico, etc., también es una buena idea saber si existen opciones de transporte público que funcionen para usted en caso de que ya no pueda ver lo suficientemente bien como para conducir con seguridad.

En algunos casos, las organizaciones caritativas proporcionan servicios de transporte para personas con discapacidad visual.

El apoyo entre compañeros  es muy beneficioso para cualquier persona con una pérdida significativa de la visión permanente.

Busque organizaciones en su comunidad donde pueda reunirse, entablar amistades y compartir experiencias con otras personas con pérdida de visión que saben lo que está pasando.

Además de saber que no está solo para sobrellevar la pérdida de la visión, estas relaciones lo ayudarán a aprender consejos y técnicas adicionales para vivir de manera independiente con baja visión.

Finalmente, si cree que usted o un miembro de su familia con pérdida de la visión podrían beneficiarse del apoyo emocional, coméntelo con su oftalmólogo o con un especialista en visión deficiente y pida que lo remitan a un psicólogo o terapeuta con experiencia que ayude a las personas a enfrentar la pérdida de la visión y otras discapacidades.

Advertisement