Luz azul: es tanto buena como mala

La luz visible es mucho más compleja de lo que uno se puede imaginar.

Salir al aire libre y recibir la luz del sol, encender el interruptor en una pared dentro de la casa, encender la computadora, el celular o cualquier otro dispositivo digital, son actividades que dan como resultado que sus ojos estén expuestos a una variedad de rayos de luz visible (y a veces invisible) que pueden tener diferentes efectos.


La mayoría de las personas son conscientes de que la luz solar contiene rayos de luz visible y rayos ultravioleta invisibles que pueden broncear o quemar la piel. Pero lo que muchos no saben es que la luz visible emitida por el sol está compuesta por una serie de rayos de luz de diferentes colores que contienen diferentes cantidades de energía.

¿Cuál es la luz azul?

La luz solar contiene rojo, naranja, amarillo, verde y azul, así como muchos tonos de cada uno de estos colores dependiendo de la energía y longitud de onda de los rayos individuales (llamada también radiación electromagnética). Combinados, este espectro de rayos de luz de colores crea lo que llamamos la "luz blanca" o la luz solar.

EL ESPECTRO DE LUZ Gráfico que muestra dónde en el espectro de luz están otros rayos de luz visible, luz azul y luz ultravioleta.

Sin adentrarnos en física complicada, existe una relación inversa entre la longitud de onda de los rayos de luz y la cantidad de energía que contienen. Los rayos de luz que tienen longitudes de onda relativamente largas contienen menos energía, y aquellos con longitudes de onda cortas tienen más energía.

Los rayos en el extremo rojo del espectro de luz visible tienen longitudes de onda más largas y, por lo tanto, menos energía. Los rayos en el extremo azul del espectro tienen longitudes de onda más cortas y más energía.

Los rayos electromagnéticos que están más allá del extremo rojo del espectro de luz visible se denominan infrarrojos —están calentando, pero son invisibles. Las lámparas de calentamiento para mantener los alimentos calientes que se ven en los locales de comida emiten radiación infrarroja. Pero estas lámparas también emiten luz roja visible para que la gente sepa que están encendidas. Lo mismo sucede para otros tipos de lámparas de calor.

En el otro extremo del espectro de luz visible están los rayos de luz azul con las longitudes de onda más corta (y mayor energía), y se les denomina a veces luz azul-violeta o luz violeta. Este es el motivo por el cual los rayos electromagnéticos invisibles más allá del espectro de luz visible se llaman radiación ultravioleta (UV).

Los peligros y beneficios de la luz UV

Los rayos UV tienen mayor energía que los rayos de luz visible, lo que les hace capaces de producir cambios en la piel y crear un bronceado. De hecho, las lámparas en las cabinas de bronceado emiten una cantidad controlada de radiación UV específicamente por ese motivo.

Sin embargo, la exposición excesiva a los rayos UV provoca una quemadura dolorosa e inclusive puede derivar en cáncer de piel. Estos rayos también pueden causar quemaduras de sol en los ojos —una condición llamada fotoqueratitis o ceguera de la nieve. Pero la radiación ultravioleta, con moderación, también tiene efectos beneficiosos; como por ejemplo, ayudar al cuerpo a fabricar cantidades adecuadas de vitamina D.

La luz azul contribuye a la fatiga ocular digital. Las gafas para la computadora que bloquean la luz azul ofrecen mayor comodidad.

Los científicos dicen que el espectro de luz visible se compone de radiación electromagnética con longitudes de onda que van desde 380 nanómetros (nm) en el extremo azul del espectro a aproximadamente 700 nm en el extremo rojo. Un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro, es decir, 0.000000001 metros.

La luz azul se dice que es una luz visible que va desde 380 a 500 nm. A veces, la luz azul se descompone en luz azul-violeta (aproximadamente de 380 a 450 nm) y en luz azul-turquesa (alrededor de 450 a 500 nm).

De manera que, aproximadamente, un tercio de toda la luz visible se considera luz visible de alta energía (HEV, en inglés) o "luz azul".

Aspectos clave sobre la luz azul

Al igual que la radiación ultravioleta, la luz azul visible —la porción del espectro de luz visible con longitudes de onda más cortas y con mayor energía— tiene tanto ventajas como peligros. A continuación, destacamos algunos detalles importantes sobre la luz azul:

1. La luz azul está en todas partes.

La luz solar es la fuente principal de luz azul, y estar al aire libre durante el día es como la mayoría de nosotros nos vemos expuestos a ella. No obstante, también hay muchas fuentes interiores de luz azul fabricadas por el hombre; entre ellas, los fluorescentes, las lámparas LED y los televisores de pantalla plana.

En particular, las pantallas de visualización de equipos electrónicos, computadores portátiles, smartphones y otros dispositivos digitales emiten cantidades considerables de luz azul. La cantidad de luz HEV que estos dispositivos emiten es solo una fracción de la emitida por el sol, pero la cantidad de tiempo que la gente pasa con ellos y la proximidad de estas pantallas a la cara del usuario preocupa a muchos doctores de la visión y a otros profesionales de la salud por los posibles efectos a largo plazo que la luz azul pueda tener sobre la salud visual.

NOTICIAS SOBRE LA LUZ AZUL

Apple lanzó un filtro para la luz azul en la actualización del iOS para iPhone e iPad

¿Le preocupa que la luz azul que emite su smartphone u otro dispositivo digital esté arruinando su sueño?

Night Shift, característica en el sistema operativo iOS 9.3 de Apple.
El sistema operativo móvil activa el filtrado de la luz azul en la noche. (Imágenes: Apple Inc.) [Ampliar]

2. Los rayos de luz HEV hacen que el cielo se vea azul.

Los rayos de luz de alta energía y corta longitud de onda que se encuentran en el extremo azul del espectro de luz visible se dispersan más fácilmente que otros rayos de luz visible cuando golpean el aire y las moléculas de agua en la atmósfera. El mayor grado de dispersión de estos rayos es lo que hace que el cielo sin nubes se vea azul.

3. El ojo no bloquea bien la luz azul.

Las estructuras anteriores del ojo humano adulto (la córnea y el cristalino) son muy eficaces en el bloqueo de los rayos UV para que no lleguen a la retina, que es muy sensible a la luz y que se ubica en la parte posterior del globo ocular. De hecho, menos del 1 % de la radiación ultravioleta del sol alcanza la retina, incluso si no está usando gafas de sol.

Sin embargo, tenga en cuenta que las gafas de sol que bloquean el 100 % de los rayos UV son esenciales para proteger estas y otras las partes del ojo de los daños que podrían conducir a tener cataratas, ceguera de la nieve, pinguécula, pterigio, e incluso cáncer.

Por otro lado, prácticamente toda la luz azul visible pasa a través de la córnea y el cristalino, y llega a la retina.

Advertisement

4. Exposición a la luz azul puede incrementar el riesgo de degeneración macular.

El hecho de que la luz azul penetra hasta la retina (el recubrimiento interior de la parte posterior del ojo) es importante porque los estudios de laboratorio han demostrado que la exposición excesiva a la luz azul daña las células sensibles a la luz en la retina. Esto provoca cambios que se asemejan a los de la degeneración macular, que puede derivar en la pérdida permanente de la visión.

Aunque se necesita más investigación para determinar cuánto es demasiada luz azul (ya sea natural o fabricada por el hombre) para la retina, muchos profesionales de la visión están preocupados de que la excesiva exposición a dicha luz que emiten las pantallas de la computadora, smartphones y otros dispositivos digitales pueda aumentar el riesgo de una persona de llegar a tener degeneración macular años más tarde.

5. Luz azul digital contribuye a la fatiga ocular.

Debido a que la luz azul de alta energía y corta longitud de onda se dispersa más fácilmente que otra luz visible, no es tan fácil enfocarla. Cuando se está viendo monitores y otros dispositivos digitales que emiten cantidades significativas de luz azul, este "ruido visual" desenfocado reduce el contraste, y puede contribuir a la fatiga ocular digital.

Las investigaciones han demostrado que los lentes que bloquean la luz azul con longitudes de onda inferior a 450 nm (luz azul-violeta) aumentan el contraste significativamente. Por lo tanto, las gafas para computadora con lentes de tinte amarillo pueden aumentar la comodidad cuando esté mirando los dispositivos digitales durante largos períodos de tiempo.

6. Protección contra la luz azul puede ser incluso más importante después de la cirugía de cataratas.

El cristalino en el ojo humano adulto bloquea casi el 100 % de los rayos UV del sol. Como parte del proceso normal de envejecimiento, el cristalino del ojo bloquea también alguna de la luz azul de corta longitud de onda, que probablemente es el tipo de luz azul que provoca daños en la retina y conduce a la degeneración macular y a la pérdida de la visión.

Si tiene cataratas y está a punto de someterse a una cirugía de cataratas, pregúntele al cirujano qué tipo de lente intraocular (LIO) se utilizará para reemplazar el cristalino opaco, y cuánta protección contra la luz azul le proporcionará el LIO. Después de la cirugía de cataratas podrá beneficiarse de las gafas que tienen lentes con un filtro especial para la luz azul, sobre todo si pasa largas horas delante de la pantalla de la computadora o si usa otros dispositivos digitales.

7. No toda la luz azul es mala.

Entonces, ¿toda la luz azul es mala? ¿Por qué no bloquear toda la luz azul todo el tiempo?

El doctor de la visión puede recomendar lentes y filtros que protegen los ojos de la luz azul.

No es aconsejable. Está bien documentado que un poco de exposición a la luz azul es esencial para una buena salud. Las investigaciones han demostrado que la luz visible de alta energía aumenta la agudeza mental, ayuda a la memoria y la función cognitiva, y eleva el estado de ánimo.

De hecho, existe la terapia de luz para tratar el trastorno afectivo estacional (TAE), que es un tipo de depresión relacionada con los cambios de las estaciones, y cuyos síntomas comienzan en el otoño y continúan durante el invierno. Las fuentes de luz para esta terapia emiten una luz blanca brillante que contiene una cantidad significativa de rayos de luz azul HEV.

Además, la luz azul es muy importante en la regulación del ritmo circadiano (el ciclo de sueño y vigilia natural del cuerpo). La exposición a la luz azul durante el día ayuda a mantener un saludable ritmo circadiano. Pero demasiada luz azul en la noche (leer una novela en una tableta o en un lector electrónico a la hora de acostarse, por ejemplo) pueden interrumpir este ciclo, lo que puede provocar noches de insomnio y fatiga diurna.

Filtros para la luz azul y gafas protectoras

Si está utilizando el teléfono constantemente, especialmente si lo usa para escribir mensajes de texto, correo electrónico y navegación web, una manera conveniente para reducir la exposición a la luz azul es utilizar un filtro para la luz azul.

Niña usando una tableta
Los dispositivos electrónicos digitales emiten luz azul que puede causar fatiga ocular y que puede conducir a tener problemas oculares con el paso del tiempo.

Estos filtros están disponibles para los smartphones, tabletas y pantallas de computadora y evitan que cantidades significativas de luz azul emitidas por estos dispositivos lleguen a los ojos, al mismo tiempo que no afectan la visibilidad de la pantalla. Algunos están fabricados con delgado vidrio templado que también protege la pantalla del dispositivo de rasguños.

Algunos ejemplos de filtros de luz azul para dispositivos digitales son: Eyesafe (Health-E), iLLumiShield, RetinaShield (Tech Armor), Retina Armor (Tektide), Frabicon y Cyxus.

Como se mencionó anteriormente, las gafas también pueden ser útiles para reducir la exposición a la luz azul de las computadoras y otros dispositivos digitales. Estas gafas especiales para todo propósito se venden sin prescripción si no tiene necesidad de corrección de la visión o si usa lentes de contacto para corregir la visión. También pueden ser especialmente prescritas para optimizar la visión desde donde ve los dispositivos.

Si tiene presbicia y usa lentes progresivos de manera regular o bifocales, la prescripción de gafas con lentes de visión sencilla le puede dar la ventaja adicional de un mayor campo de visión para ver claramente la pantalla completa del equipo. Sin embargo, tenga en cuenta que este tipo de gafas para la computadora es exclusivamente para ver los objetos dentro de la longitud del brazo y no pueden usarse para manejar un vehículo u otras necesidades de visión a distancia.

Además, varios fabricantes han introducido revestimientos antirreflejo especiales que reducen el brillo y que asimismo bloquean la luz azul, tanto proveniente de la luz solar natural como de dispositivos digitales. Otra opción es considerar el uso de lentes fotocromáticos, ya que proporcionan una perfecta protección contra los rayos UV y la luz azul, tanto en interiores como en exteriores, y también se oscurecen automáticamente con los rayos UV del exterior para aumentar la comodidad y reducir el deslumbramiento.

Pregunte al especialista de la visión o al óptico acerca de qué tipo de corrección de la visión y características de los lentes se ajustan mejor a sus necesidades para ver la computadora y otros dispositivos digitales, y así proteger sus ojos de la luz azul. AAV

Volver al inicio

Dr. Gary HeitingAcerca del autor: Gary Heiting, OD, es un experimentado editor de AllAboutVision.com. El Doctor Heiting cuenta con más de 25 años de experiencia como proveedor en el cuidado de los ojos, educador de la salud y asesor de la industria de anteojos y lentes. Sus intereses incluyen los lentes de contacto, la nutrición y el cuidado preventivo de la visión.

Página actualizada en mayo de 2018