Página principal Lentes de contacto Lente de contacto se pierdan en ojo | Read in English

¿Es posible que los lentes de contacto se pierdan en el interior del ojo?


Muchas veces, cuando alguien pregunta "¿Es posible que los lentes de contacto se pierdan en el interior del ojo?" desean saber si un lente de contacto puede separarse del frente del ojo y perderse o quedar atrapado en la parte posterior del ojo.

La buena noticia: Es imposible.

La superficie interior de los párpados tiene un recubrimiento delgado y húmedo llamado conjuntiva. En la parte posterior de los párpados, la conjuntiva se pliega hacia atrás y se convierte en la recubierta exterior de la parte blanca del globo ocular.

Ya que por naturaleza la conjuntiva es continua desde los párpados hasta el globo ocular, es imposible que algún objeto pase por detrás del ojo y quede atrapado ahí.

¿Qué debe hacer si le parece que uno de sus lentes de contacto se ha perdido dentro del ojo?

Algunas veces, si frota sus ojos o recibe un golpe en un ojo cuando está usando lentes de contacto blandos, un lente podría doblarse a la mitad y separarse de la córnea. El lente doblado puede atascarse bajo el párpado superior y parecer que ha desaparecido.

Generalmente, si sucede esto, usted tendrá la sensación de tener algo en el ojo. Los profesionales de la visión llaman a esta sensación "sensación de cuerpo extraño".

En la mayoría de los casos, el lente doblado se moverá hacia una posición en el ojo en donde usted podrá verlo y extraerlo.

Si esto ocurre, generalmente usted puede encontrar el lente agregando unas gotas de humectación para lentes de contacto y luego masajeando suavemente el párpado con el ojo cerrado. En la mayoría de los casos, el lente doblado se moverá hacia una posición en el ojo en donde usted podrá verlo y extraerlo.

Si el lente permanece doblado a la mitad, remójejo en una solución para lentes de contacto por unos segundos, y luego frótelo suavemente para devolverle su forma original.

Si no puede encontrar el lente "perdido" con esta técnica, trate de dar vuelta suavemente el párpado de adentro hacia afuera. (En realidad, no es tan horrible como suena)

La mejor manera de hacerlo es colocar un hisopo horizontalmente sobre el lado externo del párpado. Luego, mirando hacia abajo, sujete las pestañas, jale suavemente del párpado hacia abajo y rápidamente dé vuelta al párpado (de adentro hacia afuera), doblándolo sobre el hisopo.

Siga mirando hacia abajo e incline su cabeza hacia atrás. Con el otro ojo abierto, debe poder ver el lente doblado. Con cuidado, mueva el lente de contacto, mientras el párpado permanece al revés, hasta que se mueva sobre el ojo de manera que lo pueda extraer.

Si no puede extraer el lente del ojo con uno de estos métodos, pida ayuda a alguien o llame a su profesional de la salud visión para recibir asistencia.

Pero no se preocupe: El lente no quedará atrapado por detrás del ojo ni se perderá completamente en él. Es imposible. AAV

Volver al inicio

Dr. Gary HeitingAcerca del autor: Gary Heiting, OD, es un experimentado editor de AllAboutVision.com. El Doctor Heiting cuenta con más de 25 años de experiencia como proveedor en el cuidado de los ojos, educador de la salud y asesor de la industria de anteojos y lentes. Sus intereses incluyen los lentes de contacto, la nutrición y el cuidado preventivo de la visión.

Página actualizada en marzo de 2018