Página principalLentes de contactoInformación | In English

¿Cómo actúan los lentes de contacto?

La forma de actuar de los lentes de contacto para corregir la visión es la misma que la de las gafas: alteran la dirección de los rayos de luz para que la luz se enfoque correctamente en la retina.

Si tiene miopía (o mala visión de lejos), los rayos de luz se enfocan demasiado pronto dentro del ojo — forman un punto de enfoque delante de la retina en lugar de directamente sobre ella. Los lentes de contacto y las gafas corrigen la miopía divergiendo los rayos de luz, lo que reduce la potencia de enfoque del ojo. Esto desplaza el punto de enfoque del ojo hacia atrás, en el lugar de la retina que corresponde.

Si tiene hipermetropía (o mala visión de cerca), el ojo no tiene una potencia de enfoque suficiente — los rayos de luz no consiguen formar un punto de enfoque en el momento en el que llegan a la retina. Los lentes de contacto corrigen la hipermetropía haciendo converger los rayos de luz, lo que aumenta la potencia de enfoque del ojo. Esto desplaza el punto de enfoque del ojo hacia adelante, en la retina.

La potencia de los lentes de contacto y de los lentes de las gafas se expresa en dioptrías (D). La potencia de los lentes que corrigen la miopía comienza con un signo menos (-), y la potencia de los lentes que corrigen la hipermetropía comienza con un signo más (+).

¿Por qué los lentes de contacto son mucho más finos que los lentes de las gafas?

En gran medida, esto se debe a que los lentes de contacto se colocan directamente sobre el ojo, en vez de a aproximadamente 12 mm de la superficie del ojo (que es la colocación habitual de los lentes de las gafas).

Debido a su proximidad al ojo, la zona óptica de los lentes de contacto (la parte central del lente que tiene la potencia correctora) se puede hacer mucho más pequeña que la zona óptica de los lentes de las gafas.

De hecho, la zona óptica de los lentes de las gafas es toda la superficie del lente. La zona óptica del lente de contacto es solo una porción del lente, que está rodeado de curvas de ajuste periféricas que no afectan la visión.

Es como mirar a través de una pequeña ventana en casa: si se acerca mucho a la ventana, tiene una visión amplia y sin obstrucciones del exterior. Por otra parte, si está al otro lado de la habitación, su vista del exterior es muy limitada — a menos que tenga una ventana mucho más grande.

Puesto que los lentes de contacto se colocan directamente sobre la córnea, su zona óptica solo tiene que tener aproximadamente el mismo diámetro que la pupila del ojo en condiciones de escasa iluminación (alrededor de 9 mm). En comparación, para proporcionar un campo visual suficiente, la mayoría de los lentes de las gafas tienen más de 46 mm de diámetro. Este mayor tamaño hace que los lentes de las gafas sean mucho más gruesos que los lentes de contacto.

Además, los lentes de las gafas se tienen que hacer mucho más gruesos que los lentes de contacto para evitar que se rompan con un impacto. Los lentes para la miopía en las gafas tienen que tener un grosor mínimo en el centro de 1,0 mm o más para cumplir las directrices de resistencia a los impactos.

Los lentes de contacto se pueden hacer mucho más finos. De hecho, la mayoría de los lentes de contacto para miopía tienen un grosor en el centro inferior a 0,1 mm.

De manera que es la combinación de diferencias significativas en la posición al llevarlos puestos, el diámetro de la zona óptica y el grosor mínimo para asegurar la integridad estructural lo que hace que los lentes de contacto sean mucho, mucho más finos que los lentes de las gafas con la misma potencia.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista