Gafas

Cómo hacer una correcta limpieza de las gafas

Cómo limpiar sus gafas
Advertisement

Limpiar sus gafas diariamente es la mejor manera de que siempre se mantengan en excelente estado y de evitar rayones en los lentes, así como otros daños de las gafas.

Pero hay una forma correcta —y muchas formas incorrectas— sobre cómo limpiar las gafas.

Pasos para la limpieza de sus gafas

Siga estos consejos para limpiar los lentes y armazones de sus anteojos sin riesgo de rayarlos u ocasionarles daños de otro tipo. Estos mismos consejos también se aplican para limpiar las gafas de sol, las gafas de seguridad y gafas deportivas.

1. Lave y seque cuidadosamente sus manos. Antes de limpiar sus gafas, asegúrese de que sus manos estén aseadas, sin suciedad, grasa, lociones o cualquier otro elemento que pudiera transferirse a las gafas. Use jabón sin lociones o líquido para lavavajillas y un paño limpio sin pelusa para secar sus manos.

2. Enjuague sus manos bajo un flujo suave de agua tibia del grifo. Esto quitará el polvo y otra suciedad, lo cual puede ayudar a evitar rayar sus gafas al limpiarlas. Evite el agua caliente, que puede dañar algunos de los recubrimientos de los cristales de las gafas.

3. Aplique una pequeña gota de líquido lavavajillas sin loción en cada lente. La mayoría de los líquidos lavavajillas son muy concentrados, así que use una pequeña cantidad, o aplique una gota o dos sobre su dedo. Utilice únicamente marcas comerciales que no incluyan lociones o suavizantes para manos.

4. Frote suavemente ambos lados de los lentes y todas las partes del armazón durante unos segundos. Asegúrese de limpiar en todos lados, inclusive las almohadillas para la nariz y los extremos de las varillas que se apoyan por detrás de las orejas. También, la unión del borde de los lentes con el armazón, ya que en ese lugar pueden acumularse polvo, suciedad y grasa de la piel.

5. Enjuague minuciosamente ambos lados de los lentes y el armazón. De no eliminarse todo resto de jabón, los lentes quedarán sucios cuando los seque.

6. Con cuidado, sacuda las gafas para eliminar la mayor parte del agua. Inspeccione cuidadosamente los lentes para asegurarse de que estén limpios.

7. Seque cuidadosamente los lentes y el armazón con un paño limpio sin pelusa. Utilice un paño de cocina que no haya sido lavado con suavizante, ni con toallitas para secadora (estas sustancias pueden ensuciar los lentes). Un paño de algodón que use para limpiar cristalería fina es una buena opción. Asegúrese de que el paño se encuentre perfectamente limpio. La suciedad o impurezas atrapadas en las fibras de un paño pueden rayar los lentes, y el aceite de cocina, grasa de la piel o loción en el paño los ensuciarán.

8. Inspeccione nuevamente los lentes. Si continúan habiendo manchas o borrones, quítelos con un paño limpio de microfibra. Estos paños sin pelusa se pueden encontrar en la mayoría de las ópticas o casas de fotografías.

Para una limpieza leve de sus gafas cuando no tiene ninguno de estos elementos disponibles, recurra a las toallitas húmedas descartables para limpieza de gafas que vienen empacadas en forma individual. Están formuladas específicamente para usarse en los lentes de las gafas. No use ningún sustituto.

Soluciones de limpieza para gafas y paños de limpieza

En las ópticas podrá encontrar soluciones especiales para limpiar sus gafas, estas son útiles para llevarlas a cualquier sitio.

Si no puede acceder a agua del grifo para enjuagar sus gafas, utilice una buena cantidad de solución limpiadora para gafas para quitar el polvo y otras impurezas antes de secarlas.

Si sus gafas tienen recubrimiento antirreflejos (AR) confirme que la solución limpiadora de gafas que usted elija esté aprobada para ser usada en gafas antirreflejos.

Cuando use toallitas húmedas descartables, en primer lugar inspeccione si hay polvo o impurezas en las gafas. Sople las partículas antes de limpiar los cristales para evitar rayarlos.

Los paños de limpieza de microfibra son una opción excelente para las gafas. Estos paños secan los lentes eficazmente.

Debido a que absorben las impurezas tan eficazmente, recuerde limpiarlos con frecuencia. Lave a mano el paño usando líquido lavavajillas sin loción y agua limpia; déjelo secar al aire.

Cómo eliminar los rayones de los lentes

Desafortunadamente, no existe una cura mágica para los lentes rayados. Una vez que los cristales se rayan, permanecerán rayados.

Algunos productos están diseñados para hacer que los rayones se tornen menos visibles, pero se tratan de sustancias con cera que desaparecen con facilidad, y los resultados difieren según la ubicación y profundidad de los rayones. Asimismo, estos productos con frecuencia dejan manchas turbias en lentes con recubrimiento antirreflejos (AR).

Además de reflejar la luz e interferir con la visión, los rayones pueden afectar la resistencia a los impactos de los lentes. Para obtener una visión y seguridad óptimas, si usted nota rayones significativos es aconsejable comprar gafas nuevas.

Cuando las compre, escoja lentes que tengan un recubrimiento durable y resistente a los rayones.

Cuándo hacer limpiar sus gafas profesionalmente

Si las gafas están en buen estado pero las almohadillas de la nariz u otros componentes del armazón se han tornado imposibles de mantener limpios, visite a su profesional de la visión.

Algunas veces las gafas pueden limpiarse más profundamente con un dispositivo ultrasónico de limpieza, y las almohadillas amarillentas pueden reemplazarse por nuevas. Consulte en su óptica de confianza antes de intentar estos cambios en casa.

Use un estuche de protección para guardar las gafas

Los lentes de las gafas pueden rayarse con facilidad si usted no los guarda en un lugar seguro. Esto incluye cuando se los quita al acostarse por la noche.

Siempre guarde sus lentes en su estuche limpio, y NUNCA los coloque sobre una mesa o con los lentes hacia abajo.

Si no tiene a mano un estuche, apoye las gafas al revés con los brazos abiertos, es una manera bastante segura para que no caigan de la mesa o reciban algún golpe.

Las gafas no duran para siempre

Los lentes de todas las gafas se rayarán en alguna medida con el tiempo, debido a su uso normal y su exposición al entorno (Y por caídas ocasionales o estar en lugares inadecuados). Los lentes son resistentes a los rayones, no a prueba de ellos.

Seguir los consejos anteriores es la mejor manera de mantener sus gafas limpias y sin rayones por el mayor tiempo posible.

Página actualizada en mayo de 2019

Advertisement