Tipos de gafas de sol

La radiación ultravioleta (UV) y sus ojos

Advertisement

Probablemente usted sepa que una exposición frecuente a la luz ultravioleta de los rayos sol (UV) puede causar quemaduras y cáncer de piel. Pero ¿sabía que los rayos UV también pueden dañar sus ojos?

La exposición prolongada a los rayos UV del sol se han relacionado con problemas serios de los ojos, incluyendo las cataratas, la degeneración macular, las pingüéculas, el pterigión y la fotoqueratitis.

Protegiendo sus ojos de los rayos UV

Para proteger sus ojos de la radiación solar dañina, es necesario utilizar gafas de sol que bloqueen el 100% de los rayos UV cuando se encuentre al aire libre durante el día. Sin embargo, sus ojos necesitan protección incluso en días nublados, ya que los dañinos rayos UV pueden penetrar la capa de nubes.

Los armazones de gafas de sol con un estilo envolvente ajustado brindan la mejor protección, pues limitan la cantidad de luz solar que llega a los ojos desde cualquier dirección.

¿Qué son los rayos UV?

espectro electromagnético

Los rayos ultravioletas (UV) tienen una energía mayor y no están comprendidos en el ámbito de la luz visible, como se muestra aquí. En el espectro electromagnético, las ondas de radio tienen la energía más baja, y los rayos gama, la más alta.

Para proteger sus ojos de la radiación solar dañina, es necesario utilizar gafas de sol que bloqueen el 100% de los rayos UV cuando se encuentre al aire libre durante el día. Sin embargo, sus ojos necesitan protección incluso en días nublados, ya que los dañinos rayos UV pueden penetrar la capa de nubes.

Los armazones de gafas de sol con un estilo envolvente ajustado brindan la mejor protección, pues limitan la cantidad de luz solar que llega a los ojos desde cualquier dirección.

UVC

Se refiere a los rayos UV de mayor energía y que podrían ser los más dañinos para los ojos y la piel. Afortunadamente, la capa de ozono de la atmósfera bloquea prácticamente todos los rayos UVC.

Pero esto también significa que la reducción de la capa de ozono podría permitir que los rayos UVC de alta energía alcancen la superficie de la Tierra y causen graves problemas de salud relacionados con los rayos UV.

Los rayos UVC tienen longitudes de onda que van desde 100 a 280 nanómetros (nm).

UVB

Los rayos UVB tienen longitudes de onda ligeramente más largas (280-315 nm) y menor energía que los rayos UVC. Estos rayos son filtrados parcialmente por la capa de ozono, pero algunos todavía alcanzan la superficie de la Tierra.

En dosis bajas, la radiación UVB estimula la producción de melanina (un pigmento de la piel), lo que ocasiona que la piel se oscurezca creando un bronceado.

Pero en dosis más altas, los rayos UVB causan quemaduras solares que aumentan el riesgo de cáncer de piel. Además, estos rayos también provocan decoloraciones de la piel, arrugas y otros signos de envejecimiento prematuro de la piel.

La sobreexposición a la radiación UVB del sol también se asocia con una serie de problemas oculares, como las pingüéculas, el pterigión y la fotoqueratitis (ceguera de la nieve).

Debido a que la córnea parece absorber el 100 por ciento de los rayos UVB, es poco probable que este tipo de radiación UV cause cataratas y degeneración macular, las cuales cual están relacionadas con la exposición a los rayos UVA (véase más abajo).

UVA

Los rayos UVA están más cerca de los rayos de luz visible y tienen menos energía que los rayos UVB y UVC. Sin embargo, los rayos UVA pueden pasar a través de la córnea y alcanzar el lente y la retina dentro del ojo.

La sobreexposición a la radiación UVA se ha relacionado con el desarrollo de ciertos tipos de cataratas, y ciertas investigaciones sugieren que estos rayos pueden ser un factor en el desarrollo de la degeneración macular.

Factores de riesgo de los rayos UV

Tabla de índice de UV

Este Índice UV desarrollado por la Agencia de Protección Ambiental y el Servicio Nacional de Meteorología proporciona un sistema de advertencia codificado por colores para alertar sobre los peligros de estar al aire libre en determinados días.

Cualquier persona que pase tiempo al aire libre corre el riesgo de tener problemas en los ojos debido a la radiación UV. La dosis real de radiación UV que se obtiene al aire libre depende de varios factores, incluyendo:

  • Ubicación geográfica La exposición a los rayos UV es mayor en las zonas tropicales cercanas al ecuador de la tierra. Cuanto más lejos esté del ecuador, menor será su riesgo.
  • Altitud La exposición a los rayos UV es más alta a mayores altitudes.
  • Hora del día La exposición a los rayos UV es mayor cuando el sol alcanza el punto más alto en el cielo, normalmente de 10 a.m. a 2 p.m.
  • Entorno La exposición a los rayos UV generalmente es mayor en espacios abiertos, en especial cuando hay superficies altamente reflectantes, como la nieve y la arena. De hecho, la exposición a los rayos UV puede casi duplicarse cuando los rayos UV se reflejan en la nieve. Esta exposición es menos probable en entornos urbanos, donde los edificios altos dan sombra a las calles.
  • Medicamentos Ciertos medicamentos, como la tetraciclina, las sulfamidas, las píldoras anticonceptivas, los diuréticos y los tranquilizantes, pueden aumentar la sensibilidad de su cuerpo a la radiación UV.

RECOMENDACIONES PARA LA PROTECCIÓN CONTRA RAYOS UV
ÍNDICE DE UVNivel de riesgoRecomendaciones
2 o menosBajo1. Use gafas de sol.
2. Si sufre de quemaduras con facilidad, use protección solar SPF* of 15+.
3 - 5Moderado1. Use gafas de sol.
2. CÚBRASE y use protección solar.
3. PERMANEZCA A LA SOMBRA ALREDEDOR DEL MEDIODÍA, CUANDO EL SOL ESTÁ MÁS FUERTE.
6 - 7Alto1. Use sombrero y gafas de sol.
2. CÚBRASE y use protección solar.
3. Reduzca el tiempo al sol entre las 10 A.M. y las 4 P.M.
8 - 10Muy alto1. Use sombrero y gafas de sol.
2. CÚBRASE y use protección solar.
3. Reduzca el tiempo al sol entre las 10 A.M. y las 4 P.M.
11+Extremo1. Use sombrero y gafas de sol.
2. APLÍQUESE protección solar (SPF 15+) abundantemente cada dos horas.
3. Trate de reducir el tiempo al sol entre las 10 A.M. y las 4 P.M.
*SPF = FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR (por sus siglas en inglés)
INFORMACIÓN BASADA EN LAS NORMAS DE LA AGENCIA DE PROTECCIÓN AMBIENTAL DE ESTADOS UNIDOS.

Los niños también necesitan de protección UV

El riesgo de daño a nuestros ojos y piel por la radiación solar UV es acumulativo, lo que significa que el peligro continúa creciendo durante su vida a medida que usted pasa más tiempo bajo la luz solar.

Dicho esto, es especialmente importante que los niños protejan sus ojos del sol, pues ellos, por lo general, pasan mucho más tiempo al aire libre que los adultos. Por lo anterior, algunos expertos afirman que, la mitad de la exposición de por vida de una persona a la radiación UV puede ocurrir antes de los 18 años.

Además, los niños son más susceptibles al daño en los ojos causado por los rayos UV, ya que el lente que se encuentra dentro de los ojos de un niño es más claro que el de un adulto, lo que permite que más rayos UV penetren profundamente en los ojos.

pequeña utilizando gafas de sol y sombrero, con pantalla solar en su mejilla.

Esta pequeña e inteligente niña está usando pantalla solar, sombrero y lentes de sol, lo máximo en cuanto a protección solar.

Asegúrese de que los ojos de sus hijos estén protegidos del sol cuando salgan al aire libre con lentes de sol de buena calidad o lentes fotocromáticos. Además, anime a su hijo a utilizar un sombrero en los días soleados para reducir aún más la exposición a los rayos UV.

Gafas de sol para proteger sus ojos de los rayos UV

Utilice siempre gafas de sol de buena calidad cuando esté al aire libre para proteger mejor sus ojos de los dañinos rayos del sol.

Busque gafas de sol que bloqueen el 100 por ciento de los rayos UV. Su optometrista puede ayudarlo a elegir las mejores lentes de gafas de sol para sus necesidades.

Para proteger la mayor parte de la delicada piel alrededor de sus ojos, pruebe al menos un par de gafas de sol con lentes grandes o un estilo envolvente ajustado.

Dependiendo de su estilo de vida al aire libre, es posible que también desee examinar las gafas de sol para el rendimiento o las gafas deportivas.

La cantidad de protección UV de las gafas de sol no está relacionada con el color y la oscuridad de los lentes. Por ejemplo, un lente de color ámbar claro puede proporcionar la misma protección UV que un lente gris oscuro. Su optometrista puede verificar que los lentes que elija le brinden una protección UV del 100 por ciento.

Además de las gafas de sol, utilizar un sombrero de ala ancha en los días soleados puede reducir la exposición de los ojos a los rayos UV hasta 50 por ciento.

Más consejos acerca de las gafas de sol y la exposicón UV

Existen muchos conceptos erróneos sobre la protección solar para sus ojos. Por lo tanto, tenga en cuenta estos consejos:

  • No todas las gafas para sol bloquean el 100 por ciento de los rayos UV. Si no está seguro del nivel de protección que sus gafas de sol proveen, puede llevarlas a evaluar con un oftalmólogo u optometrista. Muchos especialistas del cuidado de los ojos tienen instrumentos que pueden medir la cantidad de radiación UV que bloquean sus lentes. 
  • Recuerde usar sus gafas de sol incluso cuando se encuentre en la sombra. Aunque ésta reduce en cierta medida su exposición a los rayos UV y al HEV, sus ojos aún estarán expuestos a los rayos UV reflejados en edificios, carreteras y otras superficies.
  • Las gafas de sol también son importantes en invierno, ya que la nieve fresca puede reflejar el 80 por ciento de los rayos UV, casi duplicando su exposición general a la radiación solar UV. Si practica esquí o snowboard, es esencial que elija los lentes correctos para una protección adecuada contra los rayos UV.
  • Incluso si sus lentes de contacto bloquean los rayos UV, usted todavía necesita gafas de sol. Estos lentes de contacto sólo bloquean la parte del ojo debajo del lente; por lo tanto, los rayos UV aún pueden dañar sus párpados y otros tejidos no cubiertos por él. El uso de gafas de sol protege estos delicados tejidos y la piel alrededor de los ojos del daño de los rayos UV.
  • Si tiene la piel y los ojos oscuros, debe llevar gafas de sol. Aunque el color oscuro de piel puede disminuir el riesgo de cáncer de piel causada por la radiación UV, su riesgo de daño ocular provocado es el mismo que el de una persona con piel clara.

Todo el mundo disfruta de un día soleado, pero cuídese y asegúrese de tener las gafas de sol adecuadas para proteger sus ojos de los dañinos rayos UV del sol.

Advertisement