Página principalCondicionesEnfermedades de los ojos | In English

Tratamiento del glaucoma: Fármacos, colirios y más

La mayoría de los tratamientos para el glaucoma están diseñados para reducir y/o controlar la presión intraocular (PIO), que puede dañar el nervio óptico que transmite información visual al cerebro.

Los colirios (medicamento en gotas para los ojos) para el glaucoma suelen ser la primera opción, antes que la cirugía para el glaucoma y pueden ser muy eficaces para controlar la PIO. Si el oculista le considera un buen candidato para los colirios para el glaucoma, es posible que le prescriba más de un tipo de colirio para conseguir el mejor control de la PIO.

Tipos de colirios para el glaucoma

Los colirios para el glaucoma se clasifican según el ingrediente activo que hace que el medicamento funcione:

Prostaglandinas

A menudo estos colirios para el glaucoma son los que consiguen un mayor cumplimiento por parte del paciente porque solo se necesitan una vez al día. Las prostaglandinas actúan relajando los músculos de la estructura interior del ojo para permitir una mejor salida de líquidos, reduciendo así la acumulación de presión en el ojo.

Los posibles efectos secundarios de los colirios con prostaglandinas incluyen picor y escozor, cambio en el color de los ojos, así como alargamiento y ondulación de las pestañas.

Beta-bloqueantes

Los beta-bloqueantes, que se usan en diversos colirios para el glaucoma, fueron en su momento los fármacos de primera elección para el tratamiento del glaucoma. Estos fármacos actúan reduciendo la producción de líquido (acuoso) en el ojo y actualmente se prescriben como un complemento o en combinación con las prostaglandinas.

Estos colirios tienen el potencial de reducir la frecuencia cardiaca y pueden causar efectos adversos en individuos con ciertos problemas cardiacos, problemas pulmonares (como enfisema), diabetes, depresión u otras afecciones. Por estos motivos, asegúrese de comentar detalladamente sus antecedentes médicos con el oculista antes de usar beta-bloqueantes.

Agonistas alfa-adrenérgicos

Estos fármacos actúan reduciendo la tasa de producción de humor acuoso y se pueden usar solos o en combinación con otros colirios contra el glaucoma.

Los efectos adversos frecuentes que se asocian a este tipo de colirios incluyen ojos rojos, elevación del párpado superior, pupilas dilatadas y picor.

Inhibidores de la anhidrasa carbónica

Estos fármacos actúan reduciendo la tasa de producción de humor acuoso. Normalmente se usan en combinación con otros colirios contra el glaucoma y no solos. Este tipo de fármacos se usa también en forma oral (comprimidos). Los efectos adversos frecuentes que se experimentan con los colirios con inhibidores de la anhidrasa carbónica (IAC) incluyen escozor, sabor amargo, reacciones en los párpados y enrojecimiento ocular.

Aproximadamente la mitad de los pacientes no pueden tolerar los IAC orales debido a sus efectos secundarios sistémicos, que incluyen fatiga, depresión, pérdida de apetito, pérdida de peso, pérdida de libido, cálculos renales, sabor metálico y hormigueo en los dedos de las manos y de los pies (neuropatías periféricas).

Parasimpaticomiméticos

Estos fármacos actúan aumentando la salida de humor acuoso del ojo. Se usan frecuentemente para controlar la PIO en el glaucoma de ángulo estrecho. Estos colirios hacen que la pupila se contraiga, lo que ayuda a abrir el ángulo estrecho o cerrado cuando se produce un drenaje.

Los efectos secundarios frecuentes que se experimentan con estos tipos de colirios incluyen dolor en las cejas, constricción de las pupilas, escozor y menor visión nocturna.

Epinefrina

Los medicamentos con epinefrina tienen un efecto doble sobre el ojo. Estos fármacos actúan reduciendo la tasa de producción de humor acuoso y aumentando que este salga del ojo.

Los efectos adversos frecuentes que se experimentan con este tipo de colirios incluyen depósitos pigmentados en la membrana de la superficie del ojo (conjuntiva), conductos lagrimales bloqueados y palpitaciones cardiacas con una frecuencia cardiaca elevada.

Fármacos hiperosmóticos

Normalmente estos fármacos son para personas con una PIO gravemente elevada que se debe reducir inmediatamente antes de que se produzca un daño permanente e irreversible en el nervio óptico. Los fármacos hiperosmóticos reducen la PIO disminuyendo el volumen de líquido en el ojo.

Normalmente se administran solo una vez, con carácter de urgencia, e incluyen glicerina oral e isosorbida oral, así como manitol y urea por vía intravenosa.

Combinación de fármacos para el glaucoma

Muchos individuos con glaucoma necesitan más de un tipo de medicamento para controlar la PIO. Por este motivo, algunas compañías farmacéuticas de productos oftalmológicos han producido colirios de "combinación" que incluyen dos medicamentos distintos contra el glaucoma en el mismo envase.

Para una mayor comodidad, el oculista le puede prescribir medicamentos combinados para reducir la PIO. Por lo general, estos medicamentos combinados tienen el efecto sumatorio de reducir la PIO.

Consulte a su oculista

Con todos los tipos distintos de medicamentos para el glaucoma disponibles, es importante acudir a un oculista con experiencia en el tratamiento del glaucoma para obtener el mejor tipo de medicamento para sus necesidades específicas.

Consulte a su oculista para que le explique el tipo de medicamento que le ha prescrito y por qué ese tratamiento es el mejor en su caso.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista