Visión infantil

¿La miopía es reversible?

Advertisement

Actualmente, no hay tratamientos que puedan revertir la miopía de manera permanente.

Sin embargo, un tipo especial de ajuste de lentes de contacto llamado ortoqueratología puede eliminar temporalmente la necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto durante el día, y existen nuevos métodos de control de la miopía que resultan prometedores para retrasar su progresión en niños.

La miopía (visión corta) es un defecto refractivo del ojo. En el caso de la miopía, el globo ocular crece demasiado de adelante hacia atrás, lo que hace que la luz que entra en el ojo se enfoque en un punto delante de la retina en lugar de hacerlo directamente sobre la superficie de ella la cual es sensible a la luz. El resultado es una visión borrosa a distancia.

Los problemas de visión causados ​​por la miopía se pueden corregir con gafas recetadas y lentes de contacto.

Cuando la miopía se estabiliza (generalmente, en la edad adulta temprana), el LASIK y otra cirugía ocular con láser son buenas opciones para corregir la miopía. (Cierto, se podría decir que estos tipos de cirugía ocular revierten la miopía, pero sólo si se logra eliminar permanentemente el tejido de la superficie frontal del ojo o se altera la potencia del ojo de alguna otra manera).

Varios estudios recientes sugieren que es posible disminuir la progresión de la miopía durante la infancia y la adolescencia. Los tratamientos implican cambiar la estructura del ojo y la forma en que éste enfoca.

Los cuatro tipos de tratamientos que ofrecen la mejor promesa para controlar la progresión de la miopía son:

Gotas de atropina para los ojos. La miopía en los niños se ha relacionado con la fatiga al momento de enfocar. Las gotas de atropina se utilizan para inhabilitar el mecanismo de enfoque del ojo. Los primeros estudios encontraron que las gotas produjeron una reducción promedio de 81 por ciento en la progresión de la miopía entre niños con este padecimiento.

Lentes de contacto multifocales. Estos lentes especiales tienen diferentes potencias en distintas zonas del lente para ayudar a una persona a ver claramente en un rango de distancias.

Ortoqueratología. Ortho-k se basa en lentes de remodelación de la córnea que se usan mientras una persona duerme para corregir temporalmente la miopía. Existe evidencia de que los niños que se someten a la ortoqueratología durante varios años pueden tener un menor grado de miopía como adultos en comparación con los niños que fueron tratados con lentes correctores tradicionales.

Gafas multifocales. En comparación con las gafas regulares de visión única, se ha demostrado en varios estudios que los multifocales disminuyen la progresión de la miopía en los niños en una cantidad pequeña pero estadísticamente significativa.

Retrasar la progresión de la miopía puede ayudar a una persona a evitar una miopía alta, la cual requiere de lentes gruesos y correctivos, y aumenta el riesgo de complicaciones graves como cataratas, glaucoma y desprendimiento de retina.

Si ha pasado más de un año desde su último examen de la vista, programe uno hoy con un oftalmólogo cerca de usted.

Advertisement