Inicio Afecciones Glaucoma » Causas del glaucoma  | In English

¿Qué causa el glaucoma?

Normalmente, la causa del glaucoma es un fallo del ojo que no puede mantener un equilibrio apropiado entre la cantidad de fluido que se produce dentro del ojo y la cantidad que drena fuera del mismo.

Las razones subyacentes para este desequilibrio suelen estar relacionadas con el tipo de glaucoma que padece.

Igual que un neumático necesita presión de aire para mantener su forma, el globo ocular necesita presión del fluido interna para mantener su forma de globo y su capacidad para ver.

Cuando algo afecta a la capacidad de las estructuras internas del ojo para regular la presión intraocular (PIO), la presión ocular puede subir a niveles peligrosamente elevados, y provocar glaucoma.

A diferencia de un balón o un globo, el ojo no puede aliviar la presión desarrollando una fuga o "desinflándose" cuando la presión es demasiado elevada. En su lugar, la presión ocular alta simplemente sigue acumulándose y ejerciendo presión en el nervio óptico hasta que las fibras nerviosas quedan dañadas permanentemente y se pierde la visión.

El glaucoma y la anatomía del ojo

Cuando el glaucoma progresa, el daño del nervio conduce en última instancia a pérdida de la visión periférica. Si no se trata, el glaucoma puede causar ceguera.

Para comprender qué causa el glaucoma, en primer lugar debe saber algo sobre la anatomía del ojo y cómo se mueve por él el fluido intraocular:

  1. el fluido transparente dentro del ojo lo produce el cuerpo ciliar, que es una pequeña estructura circular que se encuentra detrás del iris (la porción coloreada del ojo).

  2. Este fluido, conocido como el humor acuoso, fluye detrás del iris y a través de la pupila (la apertura central en el centro del iris). El humor acuoso (o simplemente el "acuoso") rellena entonces la cámara anterior, un espacio entre la parte posterior de la córnea trasparente y la parte delantera del iris.

  3. El acuoso sale del ojo por una estructura conocida como el ángulo de drenaje, que es el ángulo formado entre el iris y la córnea periférica dentro de la parte anterior del ojo.

  4. El acuoso se filtra a través de este ángulo y a través de la esclerótica (la parte blanca del ojo) y después se une a la red de venas en el exterior del ojo.

  5. Cualquier interrupción de este flujo de salida del agua, incluso por ciertas lesiones oculares, puede provocar un incremento de la PIO.

Anatómicamente, el ángulo del drenaje del ojo se conoce como "abierto" o "cerrado" (estrecho). Cuanto más estrecho es el ángulo, más difícil es que el acuoso fluya a través de él.

Un ángulo abierto también puede dificultar la salida del acuoso si existe daño estructural en los tejidos oculares del propio ángulo.

Otras causas del glaucoma: flujo sanguíneo deficiente, daños en el nervio óptico

Aunque a menudo se asocia la PIO con el glaucoma, esta enfermedad ocular también puede ocurrir cuando la presión ocular es normal (glaucoma de tensión normal). Las personas con esta afección tienen nervios ópticos muy sensibles a la presión que son susceptibles a daños irreversibles de lo que normalmente se consideraría PIO "normal".

Por el contrario, ciertas personas con elevada presión intraocular, conocida como hipertensión ocular, pueden no desarrollar nunca glaucoma.

La mayoría de los métodos convencionales de detección del glaucoma suponen examinar los ojos para detectar alta PIO. No obstante, debido a que el glaucoma puede ocurrir incluso sin alta PIO, un examen directo del nervio óptico y prueba del campo visual son esenciales para hacer (o descartar) el diagnóstico de glaucoma.

Aunque se desconoce la causa exacta del glaucoma de tensión normal, muchos investigadores creen que una disminución del flujo sanguíneo hacia el nervio óptico puede ser un factor. Esto puede ser causado por el estrechamiento o constricción de los vasos sanguíneos que nutren el nervio óptico.

Algunos estudios también indican que un flujo sanguíneo deficiente en el ojo está asociado con puntos ciegos que se desarrollan en el campo visual, similares a los que se producen en el glaucoma.

El glaucoma y la enfermedad de Alzheimer: ¿una causa común?

El deterioro visual es común entre las personas con la enfermedad de Alzheimer (la forma más común de demencia), y las investigaciones ha demostrado que el glaucoma y la enfermedad de Alzheimer tienen similitudes , entre ellas la producción de radicales libres y depósitos de proteínas en la retina, que pueden sugerir que las dos enfermedades tienen una causa común o similar.

Aunque aún no está clara y hay que investigar más la conexión entre el glaucoma y la enfermedad de Alzheimer, algunos profesionales del cuidado ocular creen que este descubrimiento podría ayudar a los investigadores para encontrar respuestas a preguntas importantes y a que se progrese hacia una cura para ambas enfermedades.

Programar exploraciones oftalmológicas rutinarias

Independientemente de cuál sea la causa subyacente del glaucoma, una detección temprana de la enfermedad es esencial para prevenir la pérdida de la visión. Este es probablemente el motivo más importante para que cada año usted programe una exploración exhaustiva con un profesional del cuidado ocular, en especial después de los 50 años, cuando el glaucoma se produce con más frecuencia.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista