Estrabismo y ojos cruzados

El estrabismo es la incapacidad de los dos ojos para mantener la alineación correcta y funcionar juntos como un equipo.

Si usted tiene estrabismo, un ojo mira directamente al objeto observado, y el otro está desviado hacia adentro (esotropía, ojos cruzados u ojos bizcos), hacia afuera (exotropía o hacia la pared), hacia arriba (hipertropía) o abajo (hipotropía).


El estrabismo puede ser constante o intermitente. El desalineamiento también puede siempre afectar al mismo ojo (estrabismo unilateral) o los dos ojos pueden desalinearse uno a la vez (estrabismo alternante).

Para evitar la visión doble debida a estrabismo congénito y de edad temprana, el cerebro ignora la información visual proveniente del ojo desalineado, lo que habitualmente lleva a la ambliopía u "ojo vago" en ese ojo.

Según la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, aproximadamente el 4 % de la población de EE. UU. tiene ojos cruzados o algún otro tipo de estrabismo.

Síntomas y señales del estrabismo

La señal primaria del estrabismo es una desalineación visible de los ojos, con un ojo desviado hacia adentro, afuera, arriba o abajo, o en un ángulo oblicuo.

Alineación normal:
Alineación normal:
Esotropía (ojo izquierdo):
Esotropía (ojo izquierdo):
Exotropía (ojo izquierdo):
Exotropía (ojo izquierdo):
Prueba de reflejo luminoso corneal (Hirschberg): Prueba de cernimiento del estrabismo que evalúa la alineación ocular en función de la ubicación de reflejos de luz dirigidos a los ojos.

Cuando la desalineación de los ojos es de gran magnitud y obvia, el estrabismo se llama de "ángulo grande", porque se refiere al ángulo de desviación entre la línea visual del ojo alineado y la del ojo desalineado. Los movimientos de ojos menos obvios corresponden al estrabismo de ángulo pequeño.

En general, el estrabismo de ángulo grande constante no genera síntomas tales como fatiga ocular y dolores de cabeza porque el cerebro prácticamente no hace intentos para enderezar los ojos. Debido a ello, el estrabismo de ángulo grande generalmente ocasiona una ambliopía grave en el ojo desviado si no se lo trata.

Es más probable que los casos menos notorios de estrabismo de ángulo pequeño ocasionen síntomas visuales perjudiciales, en especial si el estrabismo es intermitente o alternante. Además de dolores de cabeza y fatiga ocular, alguno de los síntomas pueden ser incapacidad para leer con comodidad, fatiga al leer y visión inestable o temblorosa. Si el estrabismo de ángulo pequeño es constante y unilateral, puede conducir a una ambliopía significativa en el ojo desalineado.

Tanto el estrabismo de ángulo grande como el de ángulo pequeño puede ser desalentador psicológicamente y afectar la autoestima de niños y adultos que presenten la condición, ya que interfiere con el contacto visual normal que se hace con las otras personas, muchas veces causando vergüenza e incomodidad.

Los recién nacidos frecuentemente tienen ojos cruzados intermitentes debido al desarrollo de la visión incompleto, pero habitualmente desaparece a medida que el bebé crece y el sistema visual continúa su maduración. La mayoría de tipos de estrabismo, sin embargo, no desaparece durante el crecimiento del niño.

Los exámenes oculares rutinarios en los niños son la forma más eficaz para detectar el estrabismo. En general, cuanto antes es detectado y tratado el estrabismo, a través de un examen ocular en el niño, mejor será el resultado. Sin tratamiento, el niño puede desarrollar visión doble, ambliopía o síntomas visuales que podrían interferir con la lectura y el aprendizaje escolar.

¿Cuál es la causa del estrabismo?

Cada ojo tiene seis músculos externos (llamados músculos extraoculares) que controlan la posición y el movimiento del ojo. En la visión binocular normal, la posición, el control neurológico y el funcionamiento de esos músculos para ambos ojos deben estar perfectamente coordinados.

El estrabismo tiene lugar cuando hay problemas neurológicos o anatómicos que interfieren con el control y la función de los músculos extraoculares. Es posible que el problema se origine en los músculos mismos, en los nervios o en los centros de visión del cerebro, que controlan la visión binocular.

La genética podría también intervenir: Si usted o su cónyuge tiene estrabismo, sus hijos enfrentan mayor riesgo de tener estrabismo también.

Esotropía Acomodativa

En ocasiones, cuando un niño hipermétrope intenta enfocar para compensar la hipermetropía sin corrección, desarrollará un tipo de estrabismo llamado esotropía acomodativa, en la que los ojos de desvían debido al esfuerzo excesivo para enfocar. Esta condición generalmente aparece antes de los dos años de edad, pero también puede originarse a una edad más avanzada del niño. Con frecuencia, la esotropía acomodativa puede corregirse totalmente con anteojos o lentes de contacto.

Cirugía para el estrabismo

En la mayor parte de los casos, el único tratamiento eficaz para el desvío constante del ojo es la cirugía para estrabismo. Si el profesional de la visión descubre que su hijo tiene estrabismo, puede referirlo a un oftalmólogo que se especialice en cirugía para el estrabismo.

En la mayor parte de los casos, el único tratamiento eficaz para el desvío constante del ojo es la cirugía para estrabismo.

El éxito de la operación para estrabismo depende de muchos factores, como la dirección y magnitud de la desviación del ojo. En algunos casos, es posible que se necesite más de una operación. El cirujano de estrabismo puede proporcionarle más información sobre esto durante una consulta antes de la cirugía.

Asimismo, la cirugía para el estrabismo puede alinear eficazmente los ojos de adultos con un estrabismo de mucho tiempo. En muchos casos de estrabismo en adultos, sin embargo, puede quedar un grado significativo de ambliopía, aun después de que el ojo afectado se haya alineado correctamente. Esta es la razón por la que el tratamiento del estrabismo incipiente es tan importante.

Cuanto más rápidamente se trate quirúrgicamente el estrabismo, más posibilidades existirán para que el ojo afectado desarrolle una agudeza visual normal y los dos ojos funcionen en conjunto correctamente, como un equipo.

Tratamiento sin cirugía del estrabismo

En algunos casos de estrabismo intermitente y de ángulo pequeño, puede ser posible mejorar la alineación del ojo sin cirugía, con terapia visual.


La esotropía (ojos cruzados) debe ser tratada a una edad temprana para prevenir la ambliopía.

Por ejemplo, la insuficiencia de convergencia (CI, por su sigla en inglés) es un tipo específico de exotropía intermitente, en la que los ojos generalmente se alinean correctamente al mirar un objeto distante, pero no logran alcanzar o mantener una alineación correcta cuando miran a un objeto cercano como cuando leen, lo que da lugar a que un ojo se desvíe hacia afuera. La insuficiencia de convergencia puede interferir con una lectura confortable, originando fatiga ocular, visión borrosa, visión doble y dolores de cabeza.

Hay también alguna evidencia que sugiere que la insuficiencia de convergencia puede causar problemas de atención y afectar el desempeño académico en los niños. Un estudio reciente realizado por investigadores de la Clínica Mayo descubrió que los niños con exotropía (y con insuficiencia de convergencia) en una edad temprana tenían muchas más probabilidades de desarrollar trastorno hiperactivo con déficit atencional (ADHD, por su sigla en inglés), trastorno de adaptación y discapacidad de aprendizaje en adultos jóvenes.

Algunos tipos de estrabismo también han sido relacionados con un aumento en el riesgo de miopía. Otro estudio de la Clínica Mayo publicado en 2010 realizó el seguimiento de 135 niños con exotropía intermitente durante un período de 20 años y descubrió que más del 90 % de esos niños se volvió corto de vista para cuando alcanzó los 20 años.

Del lado positivo, parecería que la terapia visual sin cirugía puede ser un tratamiento eficaz para la insuficiencia de convergencia. En un estudio publicado en Archives of Ophthalmology (Archivos de Oftalmología), el 73 % de 221 niños con insuficiencia de convergencia sintomática lograron resultados satisfactorios o con mejoría después de un programa de 12 semanas de terapia visual realizado en consultorio, en combinación con ejercicios para los ojos a realizarse en la casa.

Algunas veces, el cirujano de estrabismo puede recomendar un programa de terapia visual por un período de tiempo después de la cirugía de estrabismo a fin de tratar la ambliopía y problemas leves de visión binocular que podrían haber permanecido después de la operación. En estos casos, es posible que se utilice el término "ortóptica" (orto = derecho; "óptica" = ojos) más que "terapia visual" para describir este tratamiento, que puede ser aplicado por un ortóptico trabajando estrechamente con el cirujano más que por un optómetra.

Preguntas a formular

Al tener una consulta con el profesional de la visión o con el cirujano de estrabismo antes del tratamiento, las siguientes constituyen algunas preguntas importantes a realizar:

  • Si se recomienda cirugía, pregunte si una operación será suficiente o si es posible que se necesiten procedimientos adicionales.
  • Pregunte al cirujano ocular cuáles son los índices de éxito para el tipo de estrabismo y la cirugía que él recomienda.
  • Consulte qué criterio se utiliza para determinar si el tratamiento es un éxito. En otras palabras, si el término "éxito" se define como la reducción de la desviación del ojo, a fin de que los ojos estén mejor alineados y se vean más naturales en su apariencia, o si su definición es una perfecta alineación de los ojos, con una agudeza visual normal, un funcionamiento en combinación y una percepción de profundidad.
  • En el caso de los optómetras y ortóptico, pregunte cuál es el porcentaje de éxitos, la duración probable y los costos de la terapia visual (o de la ortóptica).
  • Consulte en qué medida los costos de los tratamientos quirúrgicos o no quirúrgicos para el estrabismo está cubierta por el seguro de salud o seguro de la visión.

Recuerde; los niños no "superan" el estrabismo. Para obtener mejores resultados visuales y evitar retrasos de desarrollo y otros problemas, solicite tratamiento para el estrabismo lo antes posible.

Volver al inicio

Dr. Gary HeitingAcerca del autor: Gary Heiting, OD, es un experimentado editor de AllAboutVision.com. El Doctor Heiting cuenta con más de 25 años de experiencia como proveedor en el cuidado de los ojos, educador de la salud y asesor de la industria de anteojos y lentes. Sus intereses incluyen los lentes de contacto, la nutrición y el cuidado preventivo de la visión.

Judith Lee y Gretchyn Bailey también contribuyeron con este artículo.

Página actualizada en septiembre de 2017