Daltonismo

El daltonismo no constituye en absoluto una forma de ceguera, sino una deficiencia en la forma en que uno ve los colores. Con este problema de la visión, usted tiene dificultades para distinguir determinados colores, tales como azul y amarillo o rojo y verde.

El daltonismo (o, más precisamente, la deficiencia en la visión de los colores) es un trastorno hereditario que afecta con más frecuencia a los hombres que a las mujeres. Según Prevent Blindness America, se estima que el 8 % de los hombres y menos del 1 % de las mujeres tienen problemas de visión de los colores.


La forma más común del daltonismo es la deficiencia en la visión de los colores rojo y verde.

Con mucha menos frecuencia, una persona puede heredar un rasgo que reduce la capacidad de ver tonalidades de azul y amarillo. Esta deficiencia relativa a los colores azul y amarillo generalmente afecta a hombres y mujeres por igual.

Síntomas y signos del daltonismo

¿Experimenta dificultades para diferenciar entre los colores azul o amarillo, o rojo y verde? ¿Algunas veces le sucede que una persona le informa que el color que usted está mirando no es el que piensa?

Cómo lucen los colores para una persona con y sin daltonismo.
La visión normal en comparación con la visión con daltonismo. En inglés, el término correspondiente a "daltonismo", "color blindness" (literalmente, "ceguera para los colores") es confuso, porque la mayoría de las personas daltónicas pueden ver los colores, pero su percepción es limitada e imprecisa. La forma más común de deficiencia en la visión de los colores ocasiona una percepción imprecisa de los colores rojo y verde, por lo que la persona daltónica los confunde con facilidad.

En caso afirmativo, estas son señales primarias de que usted padece de deficiencia en la visión de colores.

Contrariamente a lo que se cree, es raro que una persona daltónica vea solamente en tonos de gris.

La mayoría de las personas consideradas "daltónicas" pueden ver colores, pero algunos son percibidos descoloridos y se los confunde fácilmente con otros colores, en función del tipo de deficiencia en la visión de los colores que se tenga.

[Observe más simulaciones  de lo que es posible que vea una persona con deficiencia en la visión de los colores.]

Si usted desarrolla problemas en la visión de los colores cuando habitualmente ha sido capaz de ver una gama completa de los mismos, definitivamente debe visitar a su doctor. La pérdida de visión de los colores, repentina o gradual, puede indicar una variedad de problemas subyacentes de salud, tales como cataratas.

Una prueba de daltonismo puede ayudar a determinar el tipo de deficiencia en la visión de los colores que presenta.

¿Cuál es la causa del daltonismo?

El daltonismo tiene lugar cuando las células sensibles a la luz de la retina no responden adecuadamente a las variaciones de las longitudes de onda de la luz que permiten que las personas vean una variedad de colores.

Los fotorreceptores en la retina se llaman bastones y conos. Los bastones son más abundantes (hay aproximadamente 100 millones de bastones en la retina humana) y son más sensibles a la luz, pero son incapaces de percibir colores.

Los 6 o 7 millones de conos que se encuentran en la retina humana son responsables de la visión de los colores, y estos fotorreceptores se concentran en la zona central de la retina llamada mácula.

El centro de la mácula se llama fóvea, y esta minúscula área (de 0.3 mm de diámetro) contiene la mayor concentración de conos de la retina y es responsable de nuestra visión más precisa de los colores.

Las formas heredadas del daltonismo habitualmente se relacionan con deficiencias en determinados tipos de conos o por la absoluta ausencia de estos.

Además de las diferencias en la composición genética, existen otras causas de defectos o pérdida de la visión de los colores, como:

  • Enfermedad de Parkinson (PD, por su sigla en inglés). Debido a que la enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico, las células nerviosas sensibles a la luz de la retina, donde tiene lugar el procesamiento de la visión, pueden estar dañadas y ser incapaces de funcionar correctamente.
  • Cataratas. El enturbiamiento del lente natural del ojo que tiene lugar con las cataratas "decoloran" la visión de los colores, tornándola mucho menos brillante. Afortunadamente, la cirugía de cataratas puede restaurar el brillo de la visión de los colores cuando se extrae el lente natural enturbiado y se lo reemplaza con un lente intraocular artificial.
  • La tiagabina para la epilepsia. Se ha demostrado que un fármaco antiepiléptico conocido como tiagabina reduce la visión de los colores en aproximadamente 41 % en quienes la están tomando, si bien los efectos no parecen ser permanentes.
  • Neuropatía óptica hereditaria de Leber (LHON, por su sigla en inglés). Particularmente prevaleciente entre hombres, este tipo de neuropatía óptica heredada puede afectar incluso portadores que no presentan otros síntomas pero sí tienen un grado de daltonismo. Fundamentalmente, con este trastorno se notan defectos en los colores rojo y verde.
  • Síndrome de Kallman. Esta afección heredada conlleva fallas de la glándula pituitaria, que pueden conducir a un desarrollo incompleto o inusual relacionado con el género, como por ejemplo el de los órganos sexuales. El daltonismo puede ser un síntoma de este trastorno.
Advertisement

El daltonismo también puede tener lugar cuando los procesos de envejecimiento dañan las células de la retina. Una lesión o daño en las áreas del cerebro en los que tienen lugar el procesamiento de la visión también pueden causar deficiencias en la visión de los colores.

Tratamiento y estrategias para el daltonismo

La terapia genética ha curado el daltonismo en monos, según resultados de estudios que se anunciaron en septiembre de 2009 por parte de investigadores de la Universidad de Washington y la Universidad de Florida.

Investigación sobre daltonismo

El daltonismo es más frecuente en niños varones caucásicos

Un importante estudio de preescolares descubrió que, entre los niños caucásicos de sexo masculino, uno de cada 20 es daltónico (o, más precisamente, tiene deficiencias en la visión de los colores), y los niños afroamericanos, asiáticos e hispánicos presentan índices menores del trastorno principalmente genético.

Si bien los primeros descubrimientos parecen prometedores, la terapia genética no sería considerada para los humanos hasta que se compruebe la seguridad de los tratamientos.

Mientras tanto, no existe cura para el daltonismo. Sin embargo, algunas estrategias para manejarse pueden ayudarlo a funcionar mejor en un mundo orientado a los colores.

La mayoría de las personas pueden adaptarse a las deficiencias en la visión de los colores sin mayor problema. Pero algunas profesiones, como diseño gráfico y ocupaciones que exigen trabajar con los diversos colores de los cables eléctricos dependen de una percepción precisa del color.

Si usted se da cuenta de que sufre de una deficiencia en la visión de los colores lo suficientemente temprano en la vida, puede ser capaz de compensarlo dedicándose a capacitarse en una de las tantas carreras que no dependen de la capacidad de ver una gama completa de colores.

El diagnóstico de la deficiencia en la visión de colores puede también evitar problemas de aprendizaje durante la etapa escolar, en particular porque muchos materiales didácticos se basan en gran medida en la percepción del color. Si su hijo presenta una deficiencia en la visión de colores, asegúrese de hablar con sus maestros sobre el trastorno, para que puedan planificar las lecciones y presentaciones debidamente.

Lentes para el daltonismo

Algunas personas usan lentes especiales para mejorar la percepción del color, que son filtros disponibles tanto para los formatos de lentes de contacto como para los anteojos. Estos tipos de lentes están disponibles a través de una cantidad limitada de profesionales de la visión en Estados Unidos y otros países.

Si el profesional de la visión que lo atiende habitualmente no trabaja con este tipo de lentes, solicite que le recomiende un colega para que usted pueda recurrir a alguien con posibilidad de darle ayuda.

Asimismo, puede aprender formas de encontrar soluciones a su incapacidad de definir determinados colores. Por ejemplo, puede organizar y etiquetar su ropa según colores que combinan. (Pida a amigos o familiares que lo ayuden)

Y podría recordar las cosas por su orden más que por su color. Un ejemplo podría ser saber que la luz roja se ubica en la parte superior del semáforo, y la verde en la parte inferior.

Otra ayuda para detectar los colores podría ser las nuevas aplicaciones para dispositivos de Android y Apple. Lea nuestra página de aplicaciones para ver ejemplos.

Asegúrese de concurrir al profesional de la visión para solicitar más orientación si tiene dificultad para distinguir colores, o si ha observado esta dificultad en su hijo. AAV

La Percepción de los colores y los genes cromosomas masculinos y femeninos

El papel de la herencia en el daltonismo rojo-verde

La forma hereditaria más común de daltonismo (rojo-verde) es causada por un gen recesivo ligado al cromosoma X.

Las madres tienen un par de cromosomas X-X que contienen material genético, y los padres tienen un par de cromosomas X-Y. La madre y el padre contribuyen, cada uno, con cromosomas que determinan el sexo del bebé. Cuando los cromosomas X se emparejan con otro X, usted será mujer. Y cuando los X se emparejan con los Y, usted será hombre.

Si usted presenta una forma común de daltonismo causada por un gen de carácter recesivo ligado al cromosoma X, su madre debe ser portadora del gen o tener, ella misma, la deficiencia en la visión de los colores.

Los padres con esta forma heredada de daltonismo en los colores rojo y verde pasan el gen ligado al cromosoma X a sus hijas pero no a sus hijos, ya que un hijo no puede recibir material genético ligado al cromosoma X de su padre.

Una hija que herede de su padre el gen de la deficiencia en la visión de los colores será únicamente portadora a menos que su madre también tenga el gen de esta deficiencia. Si una hija hereda el rasgo ligado al cromosoma X tanto de su padre como de su madre, será daltónica y también portadora.

Siempre que una madre transmita este rasgo ligado al cromosoma X a su hijo, este heredará la deficiencia en la visión de los colores y enfrentará problemas para distinguir los rojos y los verdes. De igual manera, una hija puede ser portadora pero tendrá esta forma de daltonismo solamente cuando tanto su padre como su madre transmitan el gen ligado al cromosoma X. Esta es la razón por la que hay más hombres que mujeres con daltonismo.

Volver al inicio

Marilyn Haddrill también contribuyó con este artículo.

Página actualizada en septiembre de 2017