Página principalCondicionesCondiciones de los ojosAnisocoria: ¿Por qué una pupila es más grande que la otra? | In English

Anisocoria: ¿Por qué una pupila es más grande que la otra?

Observe sus ojos atentamente en un espejo. ¿Parece que una pupila es claramente más grande o más pequeña que la otra? Si es así, es probable que tenga anisocoria.

Definición de anisocoria

Anisocoria quiere decir pupilas desiguales. Una pupila puede ser más grande de lo normal (dilatada), o una pupila puede ser más pequeña de lo normal (contraída), lo que da lugar a pupilas de distinto tamaño.

Causas de la anisocoria

Muchos casos de anisocoria leve son normales y no presentan ninguna patología subyacente ni antecedentes de traumatismo. En general, estos casos de anisocoria, en los que una pupila es más grande que la otra en menos de 1,0 mm sin una causa aparente, se denominan anisocoria simple, anisocoria benigna o anisocoria fisiológica.

En un estudio sobre la prevalencia de la anisocoria, los investigadores fotografiaron las pupilas de 128 sujetos normales durante cinco días consecutivos, con luz tenue. Las fotografías se tomaron por la mañana y por la tarde cada día.

Arriba: pupilas normales. Medio: Anisocoria con una pupila más grande de lo normal. Abajo: Anisocoria con una pupila más pequeña de lo normal.

Cincuenta y dos de los sujetos (41 %) presentaron una anisocoria de 0,4 mm o más en un momento u otro durante estos cinco días. En todas las sesiones de fotos consideradas, un número bastante constante de sujetos (19 %) mostró este nivel de anisocoria leve.

La prevalencia de la anisocoria no varió según el momento del día o entre un día y otro, ni se vio influida por el sexo, la edad o el color de los ojos del sujeto.

Otra investigación sugiere también que aproximadamente el 20 % de la población general tiene anisocoria benigna leve.

La anisocoria significativa, sin embargo, puede deberse a distintas causas, y algunas de ellas pueden ser problemas médicos. Las causas de la anisocoria significativa (una pupila más grande que otra en más de 1,0 mm) incluyen:

  • Traumatismo ocular. Por ejemplo, lea lo que aparece más abajo sobre los ojos de David Bowie.

  • Ciertos medicamentos para los ojos. Por ejemplo, los colirios de pilocarpina que se usan para tratar el glaucoma pueden hacer que la pupila del ojo tratado sea más pequeña que la otra pupila.

  • Inflamación del iris. La iritis (uveítis anterior) puede provocar anisocoria que normalmente va asociada a dolor ocular.

  • Pupila tónica de Adie. Esta afección benigna (denominada también pupila de Adie, pupila tónica o síndrome de Adie) provoca, por lo general, que una pupila sea claramente más grande que la otra. Además, la pupila afectada no reacciona a la luz. En la mayoría de los casos, se desconoce la causa de la pupila de Adie. Puede estar asociada a un traumatismo ocular (incluyendo el traumatismo provocado por una cirugía de cataratas complicada), falta de circulación sanguínea (isquemia) o una infección.

  • Trastornos neurológicos. Diversas afecciones que provocan daños en los nervios del cerebro o de la médula espinal pueden causar anisocoria. Una de las más significativas de estas es el síndrome de Horner [ver más abajo]. Las personas con trastornos del sistema nervioso que pueden provocar anisocoria a menudo presentan párpado caído, visión doble o estrabismo. Los trastornos cerebrales asociados a la anisocoria incluyen accidentes cerebrovasculares, hemorragia (espontánea o por una lesión en la cabeza) y, con menos frecuencia, ciertos tumores o infecciones.

Síndrome de Horner

Los tres síntomas clásicos del síndrome de Horner (que se denomina a veces síndrome Horner) son:

  • Ptosis (párpado caído)

  • Miosis (contracción de una pupila, que causa anisocoria)

  • Anhidrosis facial (pérdida de sudoración alrededor del ojo afectado)

El síndrome de Horner se puede diferenciar también de la anisocoria simple (benigna) por la rapidez con la que la pupila se dilata en luz tenue. Las pupilas normales (incluyendo las pupilas normales con un tamaño ligeramente desigual) se dilatan en un plazo de cinco segundos después que la luz de la habitación se atenúa. Por lo general, una pupila afectada por el síndrome de Horner tarda entre 10 y 20 segundos en dilatarse en condiciones de luz tenue o en una habitación oscurecida.

El síndrome de Horner normalmente está causado por un problema médico subyacente, como un accidente cerebrovascular, un tumor o una lesión en la médula espinal. No obstante, en algunos casos no se puede hallar la causa.

No existe un tratamiento específico para el síndrome de Horner, pero si está relacionado con un problema médico que se ha identificado, el tratamiento de esa afección puede resolver los síntomas de Horner, incluyendo la anisocoria.

Los ojos de David Bowie

Uno de los rasgos físicos más característicos del cantante, compositor y productor David Bowie eran sus ojos.

Mucha gente cree que sus ojos eran de distinto color — una afección denominada heterocromía. Sin embargo, el motivo real por el que los ojos de David Bowie eran tan llamativos era la anisocoria.

Bowie nació con los ojos azules. Fue una pelea con un amigo cuando era adolescente lo que dejó uno de sus ojos permanentemente dilatado, dándole a ese ojo un aspecto mucho más oscuro.

Qué hacer si tiene anisocoria

Si usted nota que tiene una pupila más grande que la otra, acuda al oculista inmediatamente — especialmente si presenta alguna de las siguientes características:

  • Párpado caído (ptosis)

  • Visión doble

  • Pérdida de visión

  • Dolor de cabeza o dolor en el cuello

  • Dolor ocular

  • Lesión reciente en la cabeza o en el ojo

Si la diferencia en el tamaño de las pupilas es pequeña y las pupilas reaccionan con normalidad a las pruebas que realice el oculista, es probable que no haya nada de lo que preocuparse. Un profesional de la salud ocular debe evaluar sus pupilas desiguales antes de dar por hecho que todo está bien.

Si tiene anisocoria benigna y una pupila es más grande que la otra, pregunte a su oculista acerca de los lentes fotocromáticos. Estos lentes para gafas se oscurecen automáticamente a la luz del sol para reducir cualquier sensibilidad a la luz (fotofobia) que pueda estar experimentando.

Los lentes fotocromáticas también protegerán sus ojos de los rayos UV dañinos y de la luz azul de alta energía — especialmente al ojo con la pupila más grande, si no reacciona con normalidad a la luz.

Síndrome de Horner. Clínica Mayo. Acceso en línea en junio de 2017.

Pupilas, desiguales (anisocoria). Manual de Merck (versión para el público general). Acceso en línea en junio de 2017.

Remington, Lee Ann. Clinical Anatomy And Physiology Of The Visual System, 3rd Edition.. Butterworth-Heinemann, 2012.

Disorders of the pupil. Ophthalmology Clinics of North America. Enero de 2001.

The prevalence of simple anisocoria. American Journal of Ophthalmology. Julio de 1987.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista