Página principalCirugía ocularOtra cirugía ocular | In English

Vitrectomía y cirugía ocular vitreorretiniana

La cirugía ocular vitreorretiniana incluye un grupo de procedimientos que se realizan en las profundidades del interior del ojo con láser o instrumentos quirúrgicos convencionales.

Como su propio nombre indica, esta delicada cirugía se lleva a cabo en el vítreo gelatinoso y en la membrana sensible a la luz (retina) de la parte posterior del ojo.

¿Quién realiza la cirugía vitreorretiniana?

Si necesita someterse a una cirugía en el vítreo o la retina del ojo, su profesional del cuidado ocular generalmente le derivará a un especialista llamado cirujano vitreorretiniano.

Este tipo de médico se especializa en el tratamiento médico y quirúrgico de los trastornos vitreorretinianos.

Afecciones que requieren una vitrectomía

Una vitrectomía elimina y reemplaza el humor vítreo, una sustancia gelatinosa de la parte posterior del ojo. Este procedimiento puede abordar los problemas de visión causados cuando una materia extraña invade esta área generalmente prístina del interior del ojo. Un ejemplo de materia extraña es la sangre, en afecciones como la retinopatía diabética.

Los rayos de luz que pasan a través del ojo hacen que la materia extraña proyecte sombras en la retina, lo que resulta en una visión distorsionada o muy reducida.

Las razones más comunes para someterse a una vitrectomía incluyen:

A veces, la vitrectomía también se usa para tratar puntos y moscas volantes grandes y persistentes en la parte posterior del ojo.

El procedimiento de vitrectomía

La vitrectomía suele realizarse con anestesia general. Sin embargo, la anestesia local se usa en ciertas situaciones, especialmente cuando la anestesia general es inapropiada, como por ejemplo en personas con problemas respiratorios.

Su cirujano hará tres pequeñas incisiones en el ojo para crear aberturas para los diversos instrumentos que se insertarán para realizar la vitrectomía.

Los instrumentos que pasan a través de estas incisiones incluyen:

  • Tubo de luz, que sirve como una linterna microscópica de alta intensidad para usar dentro del ojo.

  • Puerto de infusión, utilizado para reemplazar el líquido del ojo con una solución salina y para mantener una adecuada presión ocular.

  • Vitrector, o dispositivo de corte, que retira el gel vítreo del ojo de forma lenta y controlada. Este protege la delicada retina al reducir la tracción mientras se retira el humor vítreo.

Una vez que el cirujano retira el humor vítreo y limpia el área, usa un líquido salino para reemplazarlo y mantener la forma adecuada del ojo y la presión ocular interna.

Qué esperar después de una vitrectomía

Debido a que hay tantas variables involucradas, solo un cirujano ocular familiarizado con su afección puede darle una idea realista de qué esperar después de una vitrectomía.

Sin embargo, la razón subyacente del procedimiento suele ser un factor importante para determinar con cuanta rapidez se recuperará, así como el resultado final.

Después de un procedimiento, es probable que tenga que usar gotas antibióticas para los ojos durante aproximadamente la primera semana y gotas antiinflamatorias durante varias semanas.

Siga estrictamente los consejos de su cirujano. En general, no espere conocer su resultado visual final hasta pasadas al menos algunas semanas. Una vez más, su cirujano o su profesional del cuidado ocular será la persona más indicada para informarle sobre su recuperación individual.

Las vitrectomías tienen una tasa de éxito muy alta. El sangrado, la infección, la progresión de cataratas y el desprendimiento de retina son potenciales problemas, pero estas complicaciones son relativamente inusuales.

Para la mayoría de los pacientes que se someten a una vitrectomía, la vista se recupera o mejora significativamente.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista