Página principalCirugía ocularOtra cirugía ocularCirugía ocular LASEK: en que consiste | In English

Cirugía ocular LASEK: en que consiste

mujer recibiendo mejora lasik

La cirugía ocular LASEK es una variación de la PRK para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. El LASEK combina ciertos métodos de ambas cirugías: LASIK y PRK.

El LASIK sigue siendo la cirugía ocular con láser más popular, pero para las personas que no son candidatas adecuadas para el LASIK, el PRK o el LASEK pueden ser mejores opciones y ofrecer resultados comparables al LASIK.

Como otros tipos de cirugía refractiva con láser, el LASEK consiste en alterar la forma de la córnea usando un láser excimer para permitir que la luz que entra en el ojo se enfoque correctamente en la retina para una visión más clara sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

La diferencia fundamental en cómo se realizan el LASIK, el PRK y el LASEK está en la forma en que se prepara el ojo para el tratamiento con láser:

  • Durante el LASIK, se crea un "colgajo" circular delgado en la superficie del ojo utilizando un microquerátomo o una herramienta quirúrgica llamada láser de femtosegundos. Luego, el cirujano dobla hacia atrás el colgajo articulado para acceder al estroma y remodelar el tejido corneal usando un láser excimer.

    A continuación, el colgajo se vuelve a colocar en su posición original y sirve como un vendaje natural, manteniendo el ojo cómodo mientras cicatriza. El colgajo se adhiere de forma segura sin puntos de sutura y la cicatrización se produce con relativa rapidez.

  • Durante el PRK, en lugar de crear un colgajo corneal como en el LASIK, el cirujano elimina por completo la capa externa extremadamente delgada de la córnea (el epitelio, que es como una "capa de piel" transparente que cubre la córnea) usando una solución de alcohol, un dispositivo de "pulido" o un instrumento quirúrgico romo. Después, el estroma corneal subyacente se remodela con un láser excimer. Una nueva capa epitelial vuelve a crecer en cinco días.

  • El procedimiento LASEK incluye un poco del LASIK y un poco del PRK. Como en el PRK, el epitelio corneal se separa de la capa estromal subyacente, pero en lugar de eliminar y descartar completamente este tejido, como en el PRK, el cirujano del LASEK aparta un "colgajo" ultrafino de epitelio hacia un lado de la córnea, donde permanece adherido al ojo (como el colgajo más grueso de tejido corneal creado durante la cirugía LASIK).

    Una vez finalizado el tratamiento con láser, el tejido epitelial se reposiciona en la superficie del ojo para cubrir el estroma tratado con láser, y se coloca un lente de contacto como vendaje en el ojo para mantener el epitelio en su lugar mientras se cura.

Existe otra cirugía ocular con láser, llamada epi-LASIK o e-LASIK, que es muy similar al LASEK. Sin embargo, en lugar de usar alcohol para aflojar el epitelio como en el LASEK, en el epi-LASEK el cirujano generalmente usa una cuchilla de plástico roma para separar la lámina epitelial del ojo. Esto evita la posibilidad de una reacción al alcohol, que puede matar las células epiteliales.

El LASIK, el PRK y el LASEK tienen altas tasas de éxito y resultados de visión similares. Uno no es necesariamente mejor que el otro a largo plazo, pero la visión tiende a ser más borrosa en la primera semana con el LASEK, que con el LASIK y el PRK.

Tras una exploración oftalmológica exhaustiva, su cirujano ocular le asesorará sobre el mejor tipo de cirugía ocular con láser para sus necesidades y requisitos individuales.

LASEK vs. LASIK

El colgajo articulado realizado en la cirugía LASEK se crea en la capa epitelial del ojo y es mucho más delgado que el colgajo corneal creado en el LASIK (que contiene tejidos epiteliales y estromales más profundos).

Esto es de particular importancia si tiene una córnea naturalmente delgada que hace que no sea un buen candidato para el LASIK.

La técnica LASEK evita cualquier complicación del LASIK relacionada con el colgajo corneal y reduce la probabilidad de que se elimine demasiada córnea con el láser excimer, lo que puede comprometer la integridad estructural del ojo. Al evitar un colgajo más profundo, también se reduce ligeramente el riesgo de desarrollar sequedad ocular tras la cirugía ocular LASEK.

El LASEK también puede ser una mejor opción si tiene un alto grado de miopía (lo cual requiere una mayor eliminación de tejido de la córnea central para corregir el error de refracción), o si su profesión o aficiones le ponen en alto riesgo de sufrir una lesión ocular y expulsar el colgajo corneal creado en la cirugía LASIK.

Sin embargo, es importante señalar que el LASEK generalmente viene acompañado de más molestia y un tiempo de recuperación más prolongado, en comparación con la cirugía LASIK.

LASEK vs. PRK

El LASEK es muy similar al PRK. Ambos implican levantar el epitelio extremadamente delgado para acceder a los tejidos corneales más profundos, en lugar de crear un colgajo corneal más grueso como en la cirugía LASIK.

La diferencia clave entre el LASEK y el PRK es que el LASEK conserva y luego reemplaza la capa epitelial, mientras que en el PRK el epitelio se elimina y desecha por completo, y una nueva capa epitelial vuelve a crecer en los días siguientes a la cirugía.

Inicialmente, muchos cirujanos pensaron que al preservar el epitelio, el LASEK tendría un tiempo de recuperación más corto que la cirugía PRK. Sin embargo, en la práctica, muchos cirujanos han descubierto que la capa epitelial reemplazada en el LASEK a menudo tarda más en sanar en comparación con el crecimiento de una nueva capa epitelial después del PRK.

El PRK sigue siendo la más popular de las técnicas de "ablación de superficie" (PRK, LASEK y epi-LASIK).

Cirugía ocular LASEK: qué esperar

Antes. Su cirujano ocular le realizará una exploración oftalmológica completa y un chequeo de salud general para ver si es un candidato adecuado para la cirugía ocular LASEK. Muchos cirujanos oculares le recomendarán el LASEK solo si no es un buen candidato para la cirugía ocular LASIK.

Si usa lentes de contacto, su profesional del cuidado ocular generalmente le indicará que deje de usarlos por un periodo de tiempo antes de tomarle las medidas para la cirugía ocular con láser, ya que los lentes de contacto pueden cambiar la forma natural de su córnea.

Como no podrá conducir hasta su casa después de la cirugía, deberá ir acompañado de alguien para que le lleve. También debe pedir días libres en el trabajo, alrededor de una semana en los casos típicos, pues sus ojos necesitarán un tiempo para recuperarse y para que su visión empiece a mejorar.

Durante. Primero se le aplican gotas anestésicas en el ojo. Luego, su cirujano hace un corte circular en el epitelio corneal con una cuchilla fina (trépano). El trépano deja un área pequeña en forma de arco del círculo sin cortar, por lo que el "colgajo" epitelial que se crea permanece adherido al ojo.

Se aplica una solución de alcohol diluido sobre el ojo durante aproximadamente 30 segundos, lo que afloja los bordes del epitelio y permite al cirujano apartar suavemente el colgajo de epitelio suelto hacia un lado.

Luego, se coloca el láser excimer sobre el ojo para remodelar el estroma corneal y corregir su visión. Una vez finalizado el tratamiento con láser, el colgajo epitelial se vuelve a colocar en el ojo.

Después, se coloca sobre el ojo un lente de contacto especial que actúa como vendaje protector.

La cirugía ocular LASEK se realiza sin necesidad de ser hospitalizado y debe tardar unos 15 minutos por ojo. Usted estará despierto para el procedimiento y no debe sentir ningún dolor, pero su cirujano puede administrarle un sedante suave para ayudarle a relajarse.

Después. Puede volver a casa tras un breve periodo de descanso después de la cirugía LASEK. La mayoría de las personas tienen molestias entre leves y moderadas en los primeros días después del LASEK.

Deberá mantener el lente de contacto que hace de "vendaje" en el ojo durante aproximadamente cuatro días mientras las células epiteliales de la superficie sanan y se regeneran. Su profesional del cuidado ocular también le recetará esteroides tópicos y antibióticos durante al menos tres semanas para que ayuden en la curación y minimicen el riesgo de infección.

Generalmente, la recuperación visual después del LASEK (y el epi-LASIK) es significativamente más lenta que después del LASIK y, a menudo, más lenta que la recuperación después del PRK. La recuperación visual inicial puede tardar hasta una semana con el LASEK (a diferencia de las 24 horas en los casos típicos del LASIK) y los resultados finales pueden verse en unas pocas semanas o quizás pueda tomar hasta varios meses.

Los resultados del LASEK y el PRK son similares a los resultados del LASIK. La mayoría de las personas logran una visión 20/20 después de la cirugía ocular con láser, y casi todas logran una agudeza visual de 20/40 o mejor. Dependiendo de su grado de error de refracción, es posible que tenga que seguir usando gafas o lentes de contacto, pero la graduación será significativamente menor.

Como el LASIK y el PRK, la cirugía ocular LASEK no es necesariamente una solución para la presbicia, una pérdida natural de la visión de cerca relacionada con la edad. Si tiene presbicia, su profesional del cuidado ocular podrá aconsejarle si es un candidato adecuado para la cirugía de presbicia.

Riesgos y complicaciones del LASEK

Las complicaciones del LASEK y el PRK son similares a las complicaciones del LASIK. Los efectos secundarios pueden incluir alteraciones de la visión como:

  • Visión borrosa, halos y destellos

  • Sobrecorrección, corrección insuficiente o regresión significativas, que puedan requerir una cirugía adicional o tener que depender de gafas o lentes de contacto para algunas o todas las actividades.

  • Sequedad ocular

  • Infección e irritación ocular

Si bien el LASEK evita los riesgos del LASIK relacionados con el colgajo corneal, existen algunas complicaciones exclusivas de la cirugía LASEK.

En algunos casos, el delgado colgajo epitelial creado durante el LASEK no es lo suficientemente fuerte como para colocarlo sobre el área tratada y será eliminado por completo como se haría en una cirugía PRK. Por lo general, esto no representa un riesgo, pero si tiene una graduación muy alta para la miopía, puede que tenga una mayor probabilidad de experimentar visión borrosa.

La solución de alcohol utilizada durante el LASEK causa daño tisular a las células epiteliales, lo cual ralentiza el proceso de curación inmediatamente después de la cirugía. La recuperación después del epi-LASIK suele ser más rápida porque no se usa alcohol para crear la capa epitelial.

La cirugía ocular LASEK ofrece una alternativa segura y eficaz al LASIK, pero suele realizarse solo si no es un buen candidato para la cirugía ocular LASIK, pues esta ofrece una recuperación visual más rápida y una molestia mínima.

Un profesional del cuidado ocular con experiencia podrá aconsejarle sobre cuándo el LASEK es la mejor cirugía de corrección de la visión para sus necesidades individuales.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista