Página principalCuidado ocular para niñosEdad y Ojos | In English

¿Es malo para los niños pasar demasiado tiempo frente a una pantalla?

Entra a la habitación de su hijo para desearle buenas noches y se da cuenta de que está jugando a "Fortnite" en la cama.

En otra ocasión ve que su hija está enviándose mensajes de texto cuando se supone que debería estar estudiando.

Los niños son inseparables de sus teléfonos hoy en día, y todo el tiempo que pasan leyendo y jugando en sus dispositivos portátiles podría estar dañando su visión.

Para reducir el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla, algunos padres prohíben el uso de teléfonos en la mesa. Esto se aplica tanto a adultos como a niños. Y en algunos hogares, los juegos o el enviarse mensajes de texto deben acabarse dos horas antes de acostarse.

Para poner fin al tiempo que pasan frente a la pantalla, algunos padres establecen límites de tiempo para el uso diario que sus hijos hacen de estos dispositivos. Por ejemplo: cuando se haya alcanzado un total de dos horas de tiempo frente a la pantalla, no más mensajes de texto, juegos o ver vídeos en YouTube.

Definición de "tiempo de pantalla"

El "tiempo de pantalla" se refiere a la cantidad de tiempo que una persona pasa mirando las pantallas digitales de ordenadores, tabletas (por ejemplo, iPads) y teléfonos inteligentes.

Las directrices de la Organización Mundial de la Salud publicadas a principios de 2019 recomiendan un tiempo de pantalla nulo para niños de menos de 3 años y un tiempo de pantalla de no más de 1 hora para los niños de 3 y 4 años. Según las recomendaciones de la OMS, "cuanto menos tiempo de pantalla, mejor".

Sin embargo, el Royal College of Paediatrics and Child Health recomienda que las decisiones sobre cuánto tiempo los niños deben pasar frente a dispositivos digitales se tomen según cada caso en cada familia. Un poco de tiempo frente a la pantalla puede ayudar a los niños a aprender, señalaron los investigadores.

Según el estudio de tiempo de pantalla del RCPCH de 2019,hay indicios claros de que pasar demasiado tiempo frente a una pantalla tiene efectos nocivos en los niños.

  • Más tiempo frente a la pantalla equivale a una dieta menos saludable: Los niños que pasan demasiado tiempo jugando, enviando mensajes de texto o viendo vídeos a menudo no comen alimentos nutritivos y tienen una mayor propensión a la obesidad.

  • El tiempo de pantalla puede conllevar depresión: Los niños que pasan más de dos horas al día frente a pantallas tienden a tener más síntomas depresivos. Sin embargo, no todo es malo con el tiempo de pantalla. Algunos estudios han hallado que pasar algo de tiempo frente a una pantalla es mejor para la salud mental que no pasar ninguno.

El estudio del RCPCH incluyó los comentarios de 109 niños y jóvenes, de 11 a 24 años, de todo el Reino Unido.

¿Cuánto tiempo pasaban estos jóvenes del Reino Unido delante de sus dispositivos en un día determinado?

  • 2,5 horas frente a ordenadores, ordenadores portátiles y tabletas

  • 3 horas en sus teléfonos

  • 2 horas mirando la televisión

Riesgos para los niños que pasan demasiado tiempo frente a una pantalla

Cuando hablamos de los riesgos para los niños de pasar demasiado tiempo frente a una pantalla, básicamente estamos hablando de los posibles efectos dañinos de demasiada luz azul.

Las pantallas LED de los ordenadores y los dispositivos digitales portátiles emiten un amplio espectro de luz visible. La mayoría de estos rayos de luz son inofensivos, pero una parte de la luz emitida por estas pantallas es luz visible de energía relativamente alta, llamada "luz azul". La luz azul tiene longitudes de onda más cortas y más energía que otros rayos de luz visible. Se han realizado investigaciones de laboratorio que sugieren que ciertas bandas de luz azul, con el tiempo, pueden ser dañinas para la retina del ojo, que es muy sensible a la luz. La luz azul también juega un papel importante en la regulación del ritmo circadiano de nuestro cuerpo. Básicamente, se trata de un reloj interno que funciona en nuestro cerebro y va alternando el estado de alerta con el de somnolencia a intervalos regulares durante un periodo de 24 horas. También se llama ciclo del sueño/vigilia. Una exposición excesiva a la luz azul en el momento equivocado del día puede interrumpir el ciclo normal de sueño/vigilia de una persona, lo que puede tener graves consecuencias para la salud.

Todo esto plantea la pregunta: ¿Debería haber diferentes límites en el tiempo de pantalla según la edad del niño? La revisión del RCPCH señala que las necesidades de desarrollo, físicas y de sueño de los niños varían con la edad y esto afectará las decisiones que tomen las familias en cuanto al uso de pantallas.

Cómo reducir el tiempo de pantalla

Entonces, ¿qué pueden hacer los padres para evitar los daños en los ojos (y la salud en general) de sus hijos debido a un tiempo de pantalla excesivo?

Es poco probable que los niños reduzcan el uso que hacen de dispositivos digitales. Por tanto, la respuesta está en tomar medidas para limitar la cantidad de luz azul que llega a sus ojos mientras usan tales dispositivos.

Las gafas reducen la entrada de luz azul

El sol emite mucha más luz azul que los dispositivos digitales. Todos los niños deben usar gafas de sol al aire libre para reducir la exposición de por vida a la luz azul dañina.

Una solución es comprar gafas con lentes que reduzcan la cantidad de luz azul que entra a los ojos desde las pantallas de ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes. Varios fabricantes de lentes producen lentes que filtran la luz azul.

Otra opción es aplicar a los lentes un revestimiento antirreflejos que bloquee la luz azul.

Una tercera opción es comprar gafas con lentes fotocromáticos. Estos lentes sensibles al sol bloquean algo de luz azul en interiores y tienen la ventaja adicional de bloquear automáticamente la luz azul adicional del sol en exteriores, sin la necesidad de tener que disponer de otro par de gafas de sol graduadas.

Otra opción más, la mejor para una protección superior contra la dañina luz azul del sol, es contar con un par de gafas de sol polarizadas para llevar en exteriores.

Establezca límites de tiempo de pantalla

El RCPCH recomienda que los padres "negocien los límites de tiempo de pantalla con sus hijos en función de las necesidades de cada niño en particular, las formas en que se utilizan las pantallas y el grado en que el uso de las pantallas parece desplazar (o no) las actividades físicas y sociales y las horas de sueño."

Para reducir el riesgo de que su hijo interrumpa su ciclo de sueño/vigilia, cree una regla de "nada de pantallas" al menos una o dos horas antes de la hora a la que se tengan que acostar o establezca un límite de tiempo para el uso del teléfono. Apple, Google y otras empresas de tecnología han introducido recientemente funciones y aplicaciones de gestión del tiempo que le permiten controlar el tiempo de pantalla diario de su hijo. Visite el sitio web o la tienda del fabricante del teléfono para obtener más información.

Sea proactivo como padre. Quizás con el objetivo de pasar más tiempo de calidad con su hijo o hija y menos tiempo frente a la pantalla, en lugar de dejarle olvidado con su dispositivo. Aún mejor, puede proteger la visión de su hijo mientras ve videos de YouTube, publica Snaps y juega.

Recuerde programar exploraciones oculares anuales con un oculista de su zona para proteger la visión y salud ocular de su hijo. Por último, no olvide preguntarle a su óptico sobre las opciones que existen para protegerle contra la luz azul.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista