Edad y Ojos

Cómo cambia su visión al envejecer

Advertisement

Nuestros ojos muestran cambios en el rendimiento relacionados con la edad a medida que envejecemos, especialmente al alcanzar los 60 años o más.

Algunos de estos cambios, como la presbicia, son perfectamente normales y no significan ningún tipo de progreso de enfermedad. Aunque las cataratas pueden considerarse una enfermedad relacionada con la edad, son muy comunes entre los adultos mayores y se pueden corregir fácilmente con la cirugía de cataratas.

No obstante, algunos de nosotros experimentaremos enfermedades oculares más graves relacionadas con la edad que tienen un mayor potencial para afectar nuestra calidad de vida a medida que envejecemos. Estas afecciones incluyen glaucoma, degeneración macular y retinopatía diabética.

Cambios de visión comunes relacionados con la edad

La presbicia. Después de pasar los 40 años, notará que es más difícil concentrarse en los objetos de cerca. Esto se debe a que el lente dentro del ojo comienza a perder su capacidad para cambiar de forma, un proceso llamado presbicia.

Durante un tiempo, puede compensar esta disminución gradual de la capacidad de enfoque manteniendo el material de lectura lejos de sus ojos. Pero eventualmente necesitará gafas de lectura, lentes progresivos o lentes de contacto multifocales.

Asimismo, existen algunas opciones de cirugía correctiva para la presbicia, como implantes corneales, monovisión LASIK, queratoplastia conductiva e intercambio de lentes refractivos.

A medida que envejece durante los 50 años y más, la presbicia se hace más avanzada. Puede notar la necesidad de cambios más frecuentes en las recetas de gafas o lentes de contacto. También puede descubrir que una sola receta ya no es la mejor solución para todas sus necesidades visuales.

Como ejemplo, puede necesitar un par de gafas para las tareas normales y otro que enfatice los rangos intermedios para trabajar más cómodamente en la computadora.

Las cataratas. Aunque las cataratas se consideran una enfermedad ocular relacionada con la edad, son tan comunes entre los adultos mayores que también pueden clasificarse como un cambio de envejecimiento normal.

Según la Clínica Mayo, aproximadamente la mitad de los estadounidenses de 65 años tienen algún grado de formación de cataratas en los ojos. Al ingresar a los 70, el porcentaje es aún mayor.

Afortunadamente, la cirugía moderna de cataratas es extremadamente segura y tan efectiva que el 100% de la visión perdida en la formación de cataratas generalmente se restaura.

Si está notando cambios en la visión debido a cataratas, no dude en discutir los síntomas con su oftalmólogo.

Con frecuencia, es mejor quitar las cataratas antes de que avancen demasiado. Además, ahora existen opciones para probar los implantes de lentes multifocales o acomodar lentes intraoculares que potencialmente pueden restaurar todos los rangos de visión, reduciendo así su necesidad de usar gafas para leer.

Enfermedades oculares graves relacionadas con el envejecimiento

Una pareja mayor

A pesar de algunos cambios en la visión relacionados con la edad que son inevitables, usted puede ser capaz de mantener sus ojos saludables durante toda la vida.

  • Degeneración macular. También llamada degeneración macular relacionada con la edad o DMAE, la degeneración macular es una de las principales causas de ceguera entre los adultos mayores. Según el Instituto Nacional del Ojo (NEI, por sus siglas en inglés), más de dos millones de estadounidenses tienen actualmente degeneración macular relacionada con la edad. Y debido al envejecimiento de la población de los EE. UU., se espera que ese número se duplique a 5.4 millones para 2050.
  • Glaucoma. Su riesgo de desarrollar glaucoma aumenta con cada década después de los 40 años, desde alrededor del 1 por ciento en sus 40, hasta el 12 por ciento en los 80.
  • Retinopatía diabética. Se sabe que más de 10 millones de estadounidenses mayores de 40 años tienen diabetes. Entre los diabéticos conocidos de más de 40 años, NEI estima que el 40 por ciento tiene algún grado de retinopatía diabética que podría conducir a una pérdida permanente de la visión.

Otros cambios oculares relacionados con la edad

Con frecuencia se considera que el envejecimiento se relaciona con afecciones como la presbicia y las cataratas; no obstante, también se producen cambios más sutiles en nuestra visión y en las estructuras del ojo a medida que envejecemos.

Estos cambios incluyen:

  • Reducción del tamaño de la pupila. A medida que envejecemos, los músculos que controlan el tamaño de nuestra pupila y la reacción a la luz pierden algo de fuerza. Esto hace que la pupila se vuelva más pequeña y menos sensible a los cambios en la iluminación ambiental. Debido a estos cambios, las personas de 60 años necesitan tres veces más luz ambiental para una lectura cómoda que las de 20 años. Además, es más probable que las personas de la tercera edad queden deslumbradas por la luz del sol y el resplandor cuando salen de un edificio con poca luz, como un cine. Las gafas con lentes fotocromáticos y el recubrimiento antirreflejante pueden ayudar a reducir este problema.
Hombre mayor y niño mirando juntos una tableta digital

A medida que envejecemos, perdemos naturalmente algunas de las capacidades visuales que tuvimos de más jóvenes.

  • Ojos secos. A medida que envejecemos, nuestros cuerpos producen menos lágrimas. Esto es cierto de forma específica para las mujeres después de la menopausia. Si comienza a experimentar una sensación de ardor, escozor u otra molestia ocular relacionada con los ojos secos, use lágrimas artificiales según sea necesario durante el día para su comodidad, o consulte a su oftalmólogo para conocer otras opciones, como los medicamentos recetados para los ojos secos.
  • Pérdida de la visión periférica. El envejecimiento también causa una pérdida normal de la visión periférica, con el tamaño de nuestro campo visual disminuyendo en aproximadamente uno a tres grados por década de vida. Cuando llegue a los 70 y 80 años, es posible que tenga una pérdida de campo visual periférico de 20 a 30 grados. Debido a que la pérdida de campo visual aumenta el riesgo de accidentes automovilísticos, asegúrese de tener más cuidado al conducir. Para aumentar su rango de visión, gire la cabeza y mire en ambas direcciones al acercarse a las intersecciones.
  • Disminución de la visión del color. Las células en la retina que son responsables del deterioro normal en la sensibilidad de la visión del color a medida que envejecemos hacen que los colores se vuelvan menos brillantes y que el contraste entre los diferentes colores sea menos notable. En particular, los colores azules pueden parecer descoloridos o "deslavados". A pesar de que no existe un tratamiento para esta pérdida normal de la percepción del color relacionada con la edad, debe tenerla en cuenta si su profesión (por ejemplo, artista, costurera o electricista) requiere una diferenciación de color precisa. No obstante, si el desvanecimiento de su visión del color también se debe a las cataratas, gran parte de esta pérdida se puede restaurar con la cirugía de cataratas.
  • Desprendimiento vítreo. A medida que envejecemos, el vítreo en forma de gel dentro del ojo comienza a licuarse y alejarse de la retina, causando "manchas y cuerpos flotantes" y (a veces) destellos de luz. Esta condición, llamada desprendimiento vítreo, generalmente es inofensiva. Pero los cuerpos flotantes y los destellos de luz también pueden indicar el inicio de una retina desprendida, un problema grave que puede causar ceguera si no se trata de inmediato. Si experimenta destellos y cuerpos flotantes, consulte a su oftalmólogo de inmediato para determinar la causa.

LA VISIÓN Y EL AUMENTO DE EDAD
EdadProblemas ocularesQué hacer
Los cuarentaUsted no puede evitar la presbicia (dificultad para enfocar con la visión cercana).Hágase el examen ocular al menos cada dos años, e investigue las opciones para la corrección de la visión.
 Esté atento al aumento del riesgo del y del síndrome de la visión por computadora.Lleve una dieta saludable alta en ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.
Los cincuentaAumentan los riesgos de cataratas, glaucoma y degeneración macular (AMD).Hágase exámenes oculares periódicamente.
 La presbicia va en aumento.A esta edad, es posible que necesite varias soluciones para la visión con presbicia.
 Aumenta el riesgo de ojos secos en las mujeres después de la menopausia.Informe al profesional de la visión acerca de los medicamentos que esté tomando (algunos pueden causar efectos secundarios a la vista; entre otros, el síndrome de ojo seco).
Los sesentaAumenta el riesgo de enfermedades comunes relacionadas con la edad (ver «los cincuenta» más arriba).Además de los exámenes oculares periódicos, hágase exámenes médicos anuales para identificar trastornos ocultos como diabetes, que pueden ocasionar problemas oculares.
 Disminuye la capacidad de ver con poca luz.Use luces más potentes para leer. Tómese más tiempo para ajustarse a las condiciones cambiantes de luz.
 Los cambios relacionados con la edad causan disturbios en la visión, tales como manchas y cuerpos flotantes.Si los cuerpos flotantes aparecen en forma repentina, vaya inmediatamente a una consulta con su profesional de la visión (puede tratarse de un desprendimiento de retina).
Los setenta y ochentaLa mayoría de las personas en este grupo etario ya tienen o tendrán cataratas.La cirugía de cataratas es la única opción para corregir este problema.
 La visión de los colores declina, y los campos visuales comienzan a angostarse.Consulte a su profesional de la visión acerca de gafas o lentes de contacto para aumentar la visión de contraste. Tenga mucho cuidado al conducir.

Qué puede hacer en relación con los cambios de la visión causados por el envejecimiento

Una dieta saludable y las opciones de estilo de vida sabias, como no fumar, son sus mejores defensas naturales contra la pérdida de la visión a medida que envejece.

Además, debe realizarse exámenes de la vista con regularidad con un optometrista u oftalmólogo que cuide su visión y esté bien informado.

Asegúrese de discutir con su oftalmólogo todas las inquietudes que tenga sobre sus ojos y visión. Discuta cualquier historial de problemas oculares en su familia, así como cualquier otro problema de salud que pueda tener.

Su especialista de la visión debe saber qué medicamentos toma (incluidos los medicamentos sin receta, vitaminas, hierbas y suplementos). Esto le ayudará con recomendaciones apropiadas para mantener sus ojos sanos y funcionando a su nivel óptimo durante toda su vida.

Advertisement