Edad y Ojos

La visión nocturna y el conducir: ¿qué tan seguros están los conductores mayores?

Advertisement

La visión nocturna deficiente puede ser un grave peligro de tráfico, especialmente entre los conductores mayores que utilizan su automóvil después del anochecer.

Es posible que un gran número de conductores mayores con problemas de visión relacionados con la edad no visiten a su oftalmólogo con la frecuencia suficiente para asegurarse que puedan ver lo suficientemente bien como para conducir con seguridad.

Para empeorar las cosas, los problemas oculares, como las cataratas, pueden desarrollarse tan lentamente que es posible que los conductores mayores no se den cuenta que su visión está disminuyendo.

Además, a medida que envejecemos, comúnmente experimentamos disminuciones en la visión, la cognición y la función motora como parte del proceso de envejecimiento.

hombre mayor conduciendo

Es posible que se necesiten precauciones adicionales si usted es un conductor de más edad.

Estos factores hacen que los conductores mayores sean vulnerables a accidentes en situaciones de conducción que requieren una buena percepción visual, atención y tiempo de reacción.

¿Por qué envejecer es un problema para conducir de noche?

Una variedad de cambios ocurre en el ojo que pueden afectar la visión nocturna al conducir, entre ellos se encuentran:

  • Al envejecer, las pupilas se encogen y no dilatan bien la oscuridad, reduciendo la cantidad de luz que entra en el ojo. Algunos investigadores han estimado que la retina de un adulto de 80 años recibe mucha menos luz que la retina de un joven de 20, lo que hace que los conductores mayores conduzcan como si llevaran gafas de sol en la noche.
  • El envejecimiento de la córnea y el lente del ojo se vuelven menos claros a medida que envejecemos, lo que hace que la luz se disperse dentro del ojo, lo que aumenta el brillo. Estos cambios también reducen la sensibilidad al contraste, la capacidad de discernir diferencias sutiles en el brillo, lo que hace que sea más difícil ver objetos en la carretera por la noche.
  • Una persona mayor puede exhibir una agudeza visual normal en un examen de la vista, y aún así tener dificultades para concentrarse en la carretera por la noche, donde la iluminación es deficiente y se requieren tareas visuales más complejas.
  • Los ojos de muchas personas tienen imperfecciones ópticas llamadas aberraciones de orden superior que no se pueden corregir con gafas o lentes de contacto. Estas aberraciones pueden aumentar con la edad y causar deslumbramiento, especialmente cuando la pupila se dilata por la noche.
  • El riesgo de degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), el glaucoma, la retinopatía diabética y las cataratas aumenta al hacerse mayor. Estas condiciones pueden afectar la visión nocturna incluso cuando están en etapas tempranas.

Irónicamente, las luces altas, las luces auxiliares y las luces antiniebla diseñadas para ayudarlo a ver mejor por la noche pueden ponerlo en riesgo de sufrir un accidente debido al deslumbramiento que puede experimentar cuando los vehículos que se aproximan tienen estas mismas características.

Finalmente, algunos conductores que se han sometido a una corrección de la visión con láser, como el LASIK, pueden experimentar un aumento en el deslumbramiento de los faros que se aproximan debido a las aberraciones corneales de orden superior causadas por su cirugía.

Programe un examen anual de la vista

La única forma de asegurarse que su visión es aceptable para conducir de noche a medida que envejece, es programar un examen de la vista anual de rutina con un oftalmólogo cerca de usted. Su vida literalmente podría depender de ello.

Advertisement