Página principal Recursos Fumar y la salud de los ojos | Read in English

¿Cómo es que fumar daña su visión?

Fumar es la única causa de una enfermedad importante y de muerte prematura en Estados Unidos que se puede prevenir. Daña casi todos los órganos de su cuerpo, incluyendo sus ojos.

Los efectos adversos en la salud -muchas veces fatales- de fumar cigarrillos, tales como cardiopatía y cáncer, son más que conocidos, pero los problemas oculares y de visión que constituyen una amenaza para la vista son menos conocidos, en general.


Más razones por las que debería dejar el hábito:

Fumar y las cataratas

Las cataratas (enturbiamiento del cristalino del ojo) son una de las causas principales de la ceguera en el mundo. Más del 50 % de los estadounidenses tendrán cataratas o habrán pasado por una cirugía de cataratas antes de alcanzar los 80 años.

Los fumadores aumentan significativamente su riesgo de desarrollar cataratas en comparación a los no fumadores. De hecho, estudios demuestran que las personas que fuman duplican las probabilidades de formación de cataratas, y el riesgo sigue aumentando cuanto más fumen.

Fumar y la degeneración macular

La degeneración macular asociada con la edad (AMD, por su sigla en inglés) afecta el centro de la retina, la cual es responsable de la visión nítida que se necesita para las actividades cotidianas como leer y conducir.

La degeneración macular causa "puntos ciegos" y con frecuencia afecta la visión central. La AMD es la causa principal de pérdida de visión permanente entre los estadounidenses de 65 años o más.

Los estudios comprueban que los fumadores pueden tener un triple aumento en el riesgo de contraer AMD frente a las personas que nunca fumaron. Y las fumadoras de más de 80 años tienen 5.5 veces más de probabilidades de desarrollar AMD que las no fumadoras de la misma edad.

Pero no todo son malas noticias: debido que fumar es el mayor factor de riesgo controlable asociado a la AMD, dejar de fumar a cualquier edad, incluso a una edad avanzada, puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar AMD.

Advertisement
Puño golpeando a cigarrillos
Dejar de fumar puede reducir su riesgo de contraer enfermedades oculares que ocasionan la pérdida de la visión.

Fumar y la uveítis

La uveítis (inflamación de la capa intermedia del ojo, o la úvea) es una enfermedad grave que puede tener como consecuencia la pérdida completa de la visión.

Afecta estructuras vitales del ojo, como el iris y la retina, y puede llevar a complicaciones tales como cataratas, glaucoma y desprendimiento de retina.

Existe evidencia que demuestra que los fumadores son más propensos a tener uveítis que los no fumadores, y fumar parece estar vinculado con el desarrollo de la uveítis. Un estudio descubrió que fumar estaba relacionado con un riesgo de padecer esta enfermedad 2.2 veces mayor que el normal.

Fumar y la retinopatía diabética

La retinopatía diabética daña los vasos sanguíneos de la retina y puede ocasionar pérdida de la visión.

Más de 5 millones de estadounidenses de 40 años de edad o más tienen retinopatía diabética debido a la diabetes tipo 1 o tipo 2. Esa cifra aumentará a aproximadamente 16 millones para el año 2050, según los Centros Estadounidenses para el Control y Prevención de Enfermedades.

Fumar puede hasta duplicar el riesgo de desarrollar diabetes.

Asimismo, existe una relación causal entre fumar y desarrollar retinopatía diabética, o hacer que ésta avance, además de otra gran cantidad de complicaciones por diabetes.

Los fumadores tienen hasta cuatro veces más probabilidades de quedarse ciegos a una edad avanzada.

Fumar y la sequedad de ojos

El síndrome del ojo seco describe una cantidad insuficiente de lágrimas en la superficie de los ojos, necesarias para mantener el ojo lubricado y saludable. Quienes sufren de ojos secos pueden experimentar enrojecimiento ocular, picazón, sensación de cuerpo extraño en el ojo e incluso ojos llorosos.

Fumar tabaco es un irritante ocular conocido y empeora la sequedad del ojo, aun entre fumadores pasivos; en particular en el caso de los usuarios de lentes de contacto. Las personas que fuman tienen casi el doble de probabilidades de tener sequedad ocular.

Fumar y las enfermedades oculares infantiles

Las mujeres que fuman durante el embarazo trasmiten toxinas peligrosas a la placenta, que potencialmente pueden hacer daño al bebé no nacido. Fumar durante el embarazo aumenta las probabilidades de muchos trastornos oculares a nivel fetal e infantil, además de otros graves problemas de salud.

Entre ellos se encuentran el estrabismo (ojos bizcos) y el subdesarrollo del nervio óptico, que es una de las causas principales de la ceguera en los niños.

Asimismo, las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más probabilidades de parir prematuramente; todos los bebés nacidos en forma prematura se enfrentan a un riesgo mayor de tener problemas oculares que los bebés nacidos a término.

Los problemas de visión de los bebés prematuros incluyen retinopatía de la prematuridad, una enfermedad que potencialmente puede causar ceguera.

¿Está dispuesto a dejarlo?

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y disfrutar de los beneficios de una vida más saludable y, en definitiva, un cuerpo más saludable también. Dejar de fumar a cualquier edad puede reducir el riesgo de desarrollar diversas enfermedades oculares peligrosas para la vista.

Visite el sitio web espanol.smokefree.gov  para comenzar, o visite a su médico, quien podrá recomendarle otros métodos para ayudarlo en su travesía hacia una vida sin cigarrillos. AAV

NOTICIAS SOBRE EL TABACO

Cada vez más países están adoptando la introducción de paquetes de cigarrillos lisos sin texto, con advertencias gráficas sobre los efectos de fumar para la salud

Mayo de 2016 — Australia implementó un diseño liso de paquetes de productos de tabaco en 2012. Y desde este mes, Francia, Irlanda y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte también exigirán esta medida.

La idea en que se basa el empaquetado liso es reducir la atracción por los cigarrillos y otros productos de tabaco mediante la eliminación de imágenes promocionales dentro y fuera de los paquetes, así como la normalización de estilos de fuentes, colores, formas y materiales.

Además, se supone que el empaquetado monótono aumenta la visibilidad de las advertencias para la salud, tales como las imágenes gráficas utilizadas en Australia para ilustrar la pérdida de la visión, el daño a los bebés sin nacer, las lesiones en extremidades debido a enfermedades vasculares (advertencia: se trata de una imagen muy perturbadora) y otros problemas que pueden provenir del uso de tabaco. Asimismo, el empaquetado tiene como objetivo eliminar cualquier sugerencia de que algunos productos sean menos dañinos que otros.

En Australia, la prevalencia promedio del hábito de fumar entre personas de 14 años y más, cayó levemente entre diciembre de 2012 y septiembre de 2015. Si bien el efecto es pequeño, se espera que aumente con el tiempo. — L.S.

Volver al inicio

Aimee RodriguesAcerca del autor: La experiencia de Aimee Rodrigues en el campo editorial abarca muchos años en la industria editorial con fines comerciales, con énfasis en las áreas de la salud, farmacéutica y de la belleza. Anteriormente, fue editora ejecutiva de este sitio web.

Página actualizada en febrero de 2018