Inicio Lentes de contacto Tipos de lentes de contacto |  In English

10 mitos sobre los lentes de contacto

1. No puedo llevar lentes de contacto.

No esté tan seguro. Gracias a los avances en la tecnología de los lentes de contacto en los últimos años, casi todo el mundo puede llevar lentes de contacto.

Por ejemplo, hay muchos lentes de contacto bifocales para personas con presbicia; lentes de contacto blandos, rígidos e híbridos que pueden corregir el astigmatismo; y lentes de contacto personalizados que pueden servir incluso para las prescripciones más desafiantes.

Si le han dicho que no puede llevar lentes de contacto, es el momento de que vuelva a preguntar. ¡Es posible que sea mejor candidato para los lentes de contacto de lo que piensa!

2. Un lente de contacto se puede perder detrás del ojo.

No puede.  Una fina membrana llamada conjuntiva cubre el blanco de los ojos y conecta con el interior de los párpados, por lo que es imposible que un lente de contacto se pierda detrás del ojo.

3. Los lentes de contacto son incómodos.

Eso no es cierto. Después de un breve período de adaptación, la mayoría de las personas ni siquiera se dan cuenta de que están llevando lentes de contacto.

Si experimenta molestias con sus lentes de contacto, el oculista casi siempre puede determinar la causa y solucionar el problema.

4. Los lentes de contacto se pueden quedar pegados al ojo de forma permanente.

Es verdad que, si un lente de contacto blando realmente se seca, se puede pegar al ojo. Pero, si se vuelve a humedecer el lente aplicando una solución salina estéril o una solución multiusos para lentes de contacto, el lente de contacto se moverá de nuevo.

5. Es muy complicado cuidar de los lentes de contacto.

Si el cuidado de los lentes de contacto le resulta pesado, elija lentes de contacto desechables de uso diario. Estos lentes se desechan al final del día y no requieren ningún cuidado.

6. Llevar lentes de contacto causa problemas oculares.

Es verdad que llevar lentes de contacto puede aumentar el riesgo de sufrir ciertos problemas oculares. No obstante, si sigue las instrucciones de su oculista sobre cómo cuidar de los lentes, durante cuánto tiempo llevarlos y con qué frecuencia sustituirlos, llevar lentes de contacto es muy seguro.

7. Nunca seré capaz de ponérmelos en los ojos.

Ponerse y quitarse los lentes de contacto puede parecer difícil al principio, pero, con un poco de paciencia, casi todo el mundo puede aprender rápidamente a ponerse y quitarse los lentes de contacto.

8. Los lentes de contacto pueden salirse del ojo.

Los lentes de contacto actuales — incluyendo los lentes de contacto rígidos permeables al gas (GP) — se ajustan a la superficie del ojo. Es muy raro que un lente de contacto se salga de repente del ojo de quien lo lleva puesto.

9. Los lentes de contacto son muy caros.

Los lentes de contacto son bastante asequibles. Hay incluso muchos lentes de contacto desechables de uso diario que solo cuestan algo más de un euro (1 €) al día.

10. Soy demasiado mayor para llevar lentes de contacto.

Con la disponibilidad de lentes de contacto multifocales y lentes de contacto para ojos secos, la edad avanzada ya no es una barrera para llevar lentes de contacto. Pregunte a su oculista si es un buen candidato para los lentes de contacto — la respuesta le puede sorprender.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista