Gafas

Materiales para armazones de gafas

vasos en las rocas
Advertisement

Los diferentes materiales para armazones aumentan las opciones a su disposición para lograr un nuevo aspecto. Cuando vaya a comprar gafas, pida recomendaciones al profesional de la salud visual sobre la variedad de colores, durabilidad, peso, marcas preferidas, materiales hipoalergénicos, originalidad y precio.

De hecho, encontrar gafas con las cualidades que usted más valora podría ser tan sencillo como escoger el material del armazón, porque cada tipo tiene sus propias fortalezas únicas.

Acetato

Si desea los colores del arco iris, entonces la zilonita (o acetato de celulosa) es su material. La zilonita es una opción creativa y muy conveniente en cuanto a precio en los productos para la visión, y es extremadamente liviana. Actualmente, los armazones laminados de zilonita con colores en capas cuentan con gran aceptación. Prefiera colores claros para el lado interior, ya que puede hacer que las gafas "desaparezcan" de su campo visual al usarlas. Por otro lado, un armazón totalmente negro es visible en todo momento, tanto en el lado interno como externo.

Algunos fabricantes también usan propionato de acetato de celulosa, un plástico basado en nylon que es hipoalergénico. Es liviano y tiene más brillo y transparencia que otros plásticos. Si su principal interés en cuanto a un armazón es que sea liviano, definitivamente considere los fabricados con propionato.

A fines de la década de los cuarenta se introdujeron las gafas fabricadas de nylon. Debido a la fragilidad y otros problemas, los fabricantes de gafas cambiaron a una mezcla de nylon (poliamidas, copoliamidas y gliamidas). Los armazones actuales de mezclas de nylon son resistentes y livianos a la vez.

El nylon es también un material de primera categoría para armazones para deportes y actividades de rendimiento, generalmente fabricados con materiales de gliamidas, grilamida o trogamida, que son muy resistentes al calor y al frío y son más flexibles, aunque también rígidos. Además, el nylon se moldea con facilidad para fabricar los actuales estilos envolventes de moda, así como en otras formas que son difíciles de producir.

Puede parecer raro, pero actualmente se utiliza plástico producido del aceite de castor (en realidad, aceite de ricino) en algunas gafas. Tradicionalmente usado como laxante, ingrediente del jabón y lubricante para maquinarias, el aceite de castor está abriéndose paso en el área de repuestos de plástico para automóviles, así como entre otros plásticos que no provienen del petróleo. Algunos motivos para el desarrollo del plástico de aceite de castor son el alto precio del petróleo y la facilidad del cultivo de plantas de semillas de ricino en lugares donde otras plantas rentables no prosperan.

Sin embargo, los armazones plásticos tienen algunas desventajas. Se rompen más fácilmente que los armazones de metal, se queman (pero no prenden en fuego con facilidad), y el tiempo y la exposición a la luz solar disminuyen levemente su resistencia. El color puede desvanecerse con el tiempo, aunque en menor medida con los materiales modernos.

Metal

El monel —una mezcla de un metal dentro de una amplia gama de metales— es el material más ampliamente usado en la fabricación de armazones de gafas. Su maleabilidad y resistencia a la corrosión son aspectos ventajosos.

Aunque la mayoría de los armazones de monel son hipoalergénicos, es posible que las personas con piel sensible experimenten una irritación si el monel se apoya directamente sobre su cara. Pero esto se puede prevenir si se utiliza el tipo adecuado de revestimiento como paladio u otras opciones sin níquel.

El titanio y beta-titanio son también materiales difundidos para los armazones de gafas. El titanio es un metal de color gris platinado, liviano, durable, fuerte y resistente a la corrosión. Se lo ha utilizado con diversos propósitos, desde naves espaciales hasta dispositivos médicos para ser implantados, como válvulas cardíacas.

Las gafas de titanio pueden fabricarse en gran variedad de colores para lograr un diseño moderno y elegante con un toque de color. Y es hipoalergénico.

Algunos armazones de titanio están hechos de una aleación que es una combinación de titanio y otros metales, tales como níquel y cobre. En general, los armazones de una aleación de titanio cuestan menos que los armazones de titanio 100 %.

El berilio, metal color gris acero, es una alternativa más barata para las gafas que el titanio. Resiste la corrosión y la pérdida del brillo, por lo que resulta una opción excelente para los usuarios con alta acidez en la piel o que pasan gran cantidad de tiempo en agua salada o cerca de ella.

El berilio también es liviano, muy resistente, muy flexible (lo que facilita al óptico el ajuste de las gafas) y ofrece una amplia gama de colores.

Los armazones de acero inoxidable y acero quirúrgico constituyen alternativas para el titanio. Algunas de las cualidades de los armazones de acero inoxidable son su poco peso, baja toxicidad y resistencia; muchos armazones de acero inoxidable también son hipoalergénicos porque no tienen níquel.

El acero inoxidable se consigue con facilidad y su precio es razonable. Es una aleación de acero y cromo, y puede contener otros elementos. La mayoría del acero inoxidable puede contener desde 10 % a 30 % de cromo, que proporciona una excelente resistencia a la corrosión, abrasión y altas temperaturas.

Los armazones fabricados de aluminio son livianos y de gran resistencia a la corrosión. El aluminio es utilizado fundamentalmente por destacados diseñadores de gafas a causa del aspecto especial que genera.

El aluminio es el metal no ferroso que se usa más abundantemente y con más difusión en el mundo. Los metales no ferrosos son aquellos sin hierro o acero. El aluminio puro es en realidad suave y frágil, pero el aluminio comercial con pequeñas cantidades de silicona y acero, es duro y firme.

Materiales poco comunes para armazones de gafas

¿Desea un estilo diferente? ¿Está dispuesto a pagar por él? Pruebe armazones o detalles de diseños realizados en los siguientes materiales.

Comúnmente, la plata sólida o plata fina no es utilizada como el material principal de armazones porque no es posible lograr armazones cómodos o prácticos de usar. En ocasiones la plata se utiliza como elemento traza en armazones de aleaciones de metal, y frecuentemente otorga un acento similar a una joya a los armazones plásticos.

Algunas compañías fabrican gafas de oro que en general son enchapadas en oro más que fabricadas de oro sólido. Al igual que la plata, el oro puede utilizarse para hacer resaltar armazones plásticos o también de metal.

Habitualmente, los armazones de madera, hueso y cuerno de búfalo son fabricados a mano, y son piezas únicas. La madera y el hueso, si bien más rígidos y menos ajustables, además de ser mucho más caros que otros materiales para armazones, son atractivos por su belleza excepcional. Los armazones de cuerno de búfalo tienen un elegante aspecto y se adaptan a la temperatura de su cuerpo; la sensación al usarlos es completamente diferente a cualquier otro armazón que haya usado.

A menudo utilizado en las patillas o en la parte frontal del armazón, el cuero no es tan durable o práctico como otros materiales usados para acentuar las gafas, pero proporciona un aspecto interesante y moderno. últimamente, se ha usado terciopelo para forrar un modelo de gafas de sol de edición especial.

En ocasiones, se utilizan piedras semipreciosas o preciosas y cristales como detalles en los armazones, en especial en las patillas. Las opciones más populares son el ónix, la turquesa y los cristales Swarovski; pero incluso es posible usar diamantes que aportan un toque de lujo. Estos diseños habitualmente se usan en oficinas formales u ocasiones elegantes. Los diamantes de imitación (también llamados "estrás") resultan una alternativa menos onerosa y frecuentemente se los utilizan para crear un aspecto llamativo o "retro", en especial en armazones "ojo de gato" curvados hacia arriba.

¿Es usted alérgico al armazón de sus gafas?

¿Algunos armazones o almohadillas para la nariz irritan su piel? Hágaselo saber a su profesional de salud visual, que puede ayudarle a encontrar gafas que pueda usar con comodidad. Esta es la verdad sobre los materiales:

Si los armazones de metal causan una reacción, por lo general, el níquel es el culpable, porque gran parte de los metales están conformados con una aleación de níquel. Otros metales que se utilizan incluyen aluminio, acero inoxidable, titanio, zinc, cobre, berilio. En general, el acero inoxidable, titanio, oro y plata son hipoalergénicos.

Algunas personas son alérgicas a las almohadillas para la nariz de los armazones metálicos. La mayoría son fabricadas con silicona o acetato, pero también pueden ser de cloruro de polivinilo (PVC), níquel, titanio o caucho. La silicona es complicada: algunas son hipoalergénicas (tal como la silicona médica), pero otras pueden generar reacciones alérgicas. Habitualmente, tanto el PVC, como el titanio son hipoalergénicos.

La mayor parte de las gafas se fabrican con zyl (también llamado zylonita, acetato o acetato de celulosa) o con propionato. Entre otros materiales usados para armazones plásticos se encuentran la poliamida, carbono y Optyl (marca de resina epoxy). Los armazones de propionato, poliamida, nylon y Optyl son considerados hipoalergénicos.

Gina White también contribuyó con este artículo.

Página actualizada en mayo de 2019

Advertisement