Página principalGafasArmazónes | In English

Cómo elegir gafas deportivas protectoras

No hace mucho tiempo, los deportistas rara vez usaban gafas diseñadas específicamente para proteger sus ojos durante la actividad, por lo que las lesiones oculares relacionadas con el deporte eran algo muy común.

Hoy en día, las gafas deportivas se pueden ver en casi cualquier persona que atrape, bata, golpee o lance una pelota, tanto si se trata de un deportista profesional como de uno aficionado.

Afortunadamente, los entrenadores, padres y jugadores ahora se dan cuenta de que usar gafas protectoras para los deportes vale la pena por muchas razones. El riesgo de daño ocular se reduce y el rendimiento del jugador se ve reforzado gracias a una mejor visión. De hecho, hoy en día, muchos clubes deportivos y de acondicionamiento físico no permiten que sus miembros practiquen la actividad sin usar el equipo de protección ocular adecuado.

Antes, los niños se resistían a usar gafas deportivas protectoras porque pensaban que les haría “verse raros”.

Hoy en día, gracias a las gafas deportivas que suelen usar los deportistas profesionales, las gafas protectoras, los protectores faciales y otros equipos oculares están ampliamente aceptados de la misma forma que los cascos para bicicletas se han convertido en la norma. Además, tanto a niños como a adultos les gusta la imagen que les dan las gafas deportivas modernas, pues al llevarlas están diciendo que se toman la competición en serio.

Si no usa protección para los ojos al hacer deporte, tenga en cuenta esto…

Cualquier deporte en el que se usen pelotas, raquetas u objetos voladores presenta un potencial de lesión ocular.

Por ejemplo, en el squash, la pelota puede viajar hasta 62,6 metros por segundo o incluso a una velocidad mayor. Lo mismo pasa con el tenis.

En el cricket, los jugadores con más potencia pueden lanzar la pelota a 41,6 metros por segundo o más rápido.

Incluso deportes como el bádminton pueden provocar lesiones oculares importantes. (¡Te sorprenderá saber que la velocidad del volante más rápida registrada es de aproximadamente 136,8 metros por segundo!)

Otro peligro potencial es que las raquetas y los bates salgan disparados dentro de un espacio reducido y puedan golpear a un jugador.

Los objetos voladores no son el único peligro. Muchas lesiones oculares provienen de golpes y codazos, particularmente en juegos de gran contacto. El rugby, por ejemplo, tiene una tasa extremadamente alta de lesiones oculares.

Características que debe buscar en gafas deportivas protectoras

Las gafas graduadas, las gafas de sol, e incluso las gafas de seguridad industrial en el trabajo normalmente no ofrecen la protección adecuada para el uso deportivo.

Las gafas deportivas se venden en una variedad de formas y tamaños. Muchas están diseñadas para deportes con raqueta y también están disponibles para baloncesto y fútbol. Algunas incluso están diseñadas para caber en cascos utilizados para hockey y cricket.

Los lentes de las gafas deportivas suelen estar hechos de policarbonato. Dado que el policarbonato es un material para lentes altamente resistente a los impactos, resulta eficaz a la hora de proteger los ojos de objetos que se muevan rápidamente. El policarbonato también es ligero y tiene protección incorporada contra los rayos ultravioleta, una característica valiosa para los deportes al aire libre.

La montura de las gafas también desempeña un papel importante en la seguridad, comodidad y visibilidad de las gafas deportivas. Además, el tipo de montura dependerá del deporte en cuestión, lo que ha llevado al desarrollo de monturas específicas para determinados deportes.

En la mayoría de las monturas deportivas se pueden colocar lentes recetados y de venta libre. Las monturas deportivas están fabricadas con plástico o policarbonato altamente resistente a los impactos, y muchas cuentan con acolchado de goma o silicona para amortiguar la montura en la zona en la que esta entra en contacto con la cabeza y la nariz.

Algunos estilos deportivos están contorneados y envuelven ligeramente el rostro. Este tipo de gafas es ideal para andar en bicicleta, volar en ala delta y navegar. Los usuarios de lentes de contacto son los más beneficiados por este estilo envolvente, ya que ayuda a evitar el viento y el polvo.

Aspectos importantes en la prueba de gafas para niños

Las gafas deportivas deben adaptarse adecuadamente a cada usuario. Esto es particularmente importante en el caso de los niños, porque la tentación natural es comprar unas gafas más grandes de las que necesiten en ese momento para que el niño tenga "espacio para crecer".

Nunca permita que su hijo juegue al hockey sin usar una mascarilla. Los discos de hockey son muy densos y duros, y cuando uno golpea un ojo a gran velocidad, puede causar pérdida de visión e incluso ceguera total.

Un poco de espacio para crecer es aceptable, y las gafas deportivas están hechas para ser algo flexibles en su ajuste de anchura.

No obstante, si las monturas son demasiado grandes y no se adaptan correctamente, la cantidad de protección que ofrezcan se verá comprometida, lo que aumentará el riesgo de lesiones oculares. Es un riesgo que no vale la pena correr.

De la misma manera, dejar que un niño siga usando las gafas que ya le quedan pequeñas puede ser igual de peligroso.

Para empezar, la montura será incómoda, lo que hará que el niño quiera quitarse las gafas. En segundo lugar, la montura puede obstruir la visión periférica, lo que conduce a un rendimiento deficiente y a un mayor riesgo de ser golpeado por una pelota u otro objeto no detectado que provenga de cualquier lado.

Programe una revisión de las gafas deportivas de su hijo cada año para asegurarse de que aún le ofrezcan la protección adecuada. Asegúrese de que el acolchado de los lados de las gafas quede pegado a la cara y que los ojos estén centrados tanto horizontal como verticalmente en el área de los lentes.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista