Tipos de gafas de sol

Gafas de sol para niños. Comprando gafas de sol para niños.

Advertisement

¿Los niños necesitan gafas de sol?

Sí, absolutamente. El daño a los ojos causado por la exposición a la dañina radiación ultravioleta (UV) se acumula durante el transcurso de nuestra vida.

Debido a que los niños pasan mucho más tiempo al aire libre que la mayoría de los adultos, las gafas de sol que bloquean el 100% de los rayos UV son especialmente importantes para ellos.

Algunos expertos estiman que la mitad de la exposición de por vida de una persona a la radiación UV ocurre a la edad de 18 años. Si esto es cierto, las gafas de sol pueden ser más importantes para los niños de lo que la mayoría de las personas imaginan.

El uso de gafas de sol durante la infancia desempeña un papel importante en la prevención de problemas oculares que se han asociado con la exposición acumulada a los rayos UV, incluidas las cataratas y el pterigión.

niño con gafas de sol en invierno

Las gafas de sol ayudan a proteger los ojos de los niños de los rayos UV y del resplandor, ya sea durante un día soleado en la playa o en uno nublado en la cima de una montaña nevada. Asegúrese de que las gafas de sol de su hijo estén fabricadas con un material resistente a golpes, como el policarbonato.

Y los rayos UV no son el único peligro causado por la luz solar.

Recientemente, los investigadores han sugerido que la exposición a largo plazo a la luz azul visible de alta energía de la luz solar también podría causar daño a los ojos con el tiempo, incluido un aumento del riesgo de degeneración macular.

Los ojos de los niños son más susceptibles a los rayos UV y la luz azul que los ojos de los adultos porque la lente que se encuentra dentro del ojo de un niño es menos capaz de filtrar estos rayos de alta energía. Esto es muy importante, por lo que es aconsejable que los niños pequeños comiencen a usar lentes de sol de protección en el exterior tan pronto como sea posible.

Además, tenga en cuenta que la exposición de su hijo a los rayos UV aumenta cuando se está a grandes alturas, en lugares tropicales y en ambientes altamente reflejantes (como en un campo de nieve, en el agua o en una playa con arena). La protección solar es especialmente importante para los niños en estas situaciones.

Eligiendo colores de lentes para gafas de sol

El nivel de protección UV que ofrecen las gafas de sol no tiene nada que ver con el color de los lentes.

Siempre que su especialista en visión certifique que los lentes bloquean el 100 por ciento de los rayos UV del sol, la elección del color y la densidad del tinte es una cuestión de preferencia personal. La mayoría de los lentes de sol que bloquean los rayos solares HEV son de color ámbar o cobre. Al bloquear la luz azul, estas lentes también mejoran el contraste.

Otra gran opción son las gafas con lentes fotocromáticos, los cuales son transparentes en interiores y se oscurecen automáticamente con la luz solar.

Los lentes fotocromáticos eliminan la necesidad de tener un par de gafas de sol por separado para los niños que necesitan gafas para la corrección de la visión y están disponibles en una variedad de materiales y colores de lentes. Todos los lentes fotocromáticos bloquean el 100 por ciento de los rayos UV y brindan una amplia protección contra la luz azul visible de alta energía.

¿Dónde comprar gafas de sol para niños?

Las gafas de sol para niños se pueden comprar en una variedad de lugares, como el consultorio de su oftalmólogo, tiendas en línea, tiendas de gafas y tiendas especializadas en gafas de sol.

Dondequiera que vaya, busque una buena selección de armazones de gafas de sol ajustados específicamente para las dimensiones faciales de un niño. Además, elija lentes de policarbonato para la mejor combinación de comodidad y resistencia al impacto para mayor seguridad.

Finalmente, pregunte sobre las garantías del producto y las garantías de satisfacción antes de comprar gafas de sol para niños.

No olvide los accesorios

Durante la selección y ajuste de las gafas de sol para sus hijos, el optometrista debe explicarle los beneficios de las gafas y cómo cuidarlas.

A menudo, su optometrista incluirá o recomendará paños de limpieza, soluciones y un estuche rígido protector para guardar las gafas de sol cuando no se usen.

Los cordones de gafas de sol también son útiles. Estos pueden unirse a las patillas de las gafas de sol para que cuando se quiten (o se caigan), las gafas puedan colgar del cuello y no se pierdan ni se dañen.

Advertisement