Inicio Cuidado ocular  | In English

Lentes de contacto para niños y adolescentes: ¿Es el momento?

Muchos adolescentes quieren reemplazar sus gafas por lentes de contacto, principalmente por motivos estéticos. No obstante, también hay otros buenos motivos para que los adolescentes cambien a los lentes de contacto.

La mayoría de los errores de refracción se pueden corregir fácilmente con los lentes de contacto, incluso el astigmatismo. En la mayoría de los casos, los adolescentes verán igual de bien con los lentes de contacto que con las gafas, o incluso mejor. Los lentes de contacto ofrecen una visión periférica más clara y menos distorsión que las gafas porque el lente de contacto se coloca directamente en el ojo, y no hay ninguna montura que limite la visión.

Los adolescentes que practican deporte apreciarán especialmente los lentes de contacto. El uso de lentes de contacto para los deportes recreativos proporciona a los adolescentes una visión más clara y les permite ponerse las gafas de protección necesarias o un casco protector sobre los lentes de contacto.

Permitir que los adolescentes elijan lentes de contacto en vez de gafas para corregir la visión también puede animarlos a usar gafas de sol con más frecuencia. Solo tendrán que llevar un par de gafas de sol, en vez de gafas graduadas y gafas de sol de prescripción.

Es importante proteger los ojos de los dañinos rayos ultravioleta del sol para una visión saludable a largo plazo.

Los lentes de contacto desechables diarios eliminan la necesidad (y el coste) de cuidar de los lentes de contacto.

A muchos padres les preocupa todo el cuidado que conlleva el uso de lentes de contacto. Hoy en día, la mayoría de los sistemas de cuidado son bastante sencillos. Y los lentes de contacto desechables de uso diario pueden eliminar totalmente la necesidad de productos para el cuidado de los lentes de contacto.

Otra cuestión que inquieta a los padres es la responsabilidad de los adolescentes con respecto a los lentes de contacto. La mayoría de los adolescentes son lo bastante maduros para usar y cuidar los lentes de contacto, pero usted es quien mejor conoce a su hijo adolescente.

Hable de sus preocupaciones con su hijo adolescente y con el profesional del cuidado ocular. Si su profesional del cuidado ocular cree que su hijo adolescente no está preparado, no se prescribirán lentes de contacto.

Además, si su hijo adolescente no sigue las recomendaciones de su profesional del cuidado ocular con respecto al cuidado de los lentes de contacto y el tiempo de uso, tendrá que dejar de usar lentes de contacto.

A menudo, cuando los adolescentes asumen parte de la responsabilidad financiera de usar lentes de contacto, cuidan mejor los lentes. Pídale a su hijo o hija que pague parte de los costes relacionados con el uso de lentes de contacto para alentarle a ser más responsable.

Los lentes de contacto generan autoestima en los adolescentes

Para los adolescentes, uno de los principales beneficios de usar lentes de contacto es que les ayuda a sentirse mejor con ellos mismos y con su aspecto.

En el estudio ACHIEVE* (Adolescent and Child Health Initiative to Encourage Vision Empowerment o Iniciativa sobre la salud de los adolescentes y los niños para fomentar la potenciación de la visión), los investigadores evaluaron durante tres años los efectos psicológicos en niños y adolescentes jóvenes que cambiaban de gafas a lentes de contacto.

El estudio descubrió que los lentes de contacto mejoraron de forma notable cómo se sentían los niños y los adolescentes con respecto a su apariencia física, la aceptación entre los amigos y la capacidad para practicar deportes.

En especial, las chicas experimentaron un incremento en su autoestima cuando usaron lentes de contacto. Según el principal investigador del estudio, los lentes de contacto incluso hacen que algunos niños tengan más confianza en su rendimiento académico.

También te puede interesar: ¿Los lentes de contacto son una buena opción para los niños?

Lentes de contacto que cambian el color de los ojos

Los lentes de contacto de colores son una forma divertida de cambiar de aspecto para los adolescentes.

Si su hija adolescente tiene ojos azules o verdes, los lentes de contacto con colores transparentes pueden mejorar o intensificar el color de sus ojos. Si tiene ojos de color marrón oscuro, los lentes de contacto con colores opacos pueden cambiar el color de los ojos a azul, verde, violeta y varios otros colores.

Los lentes de contacto de efectos especiales incluso pueden cambiar los ojos de un adolescente para que parezcan los de un gato u otro animal (o incluso los de un vampiro u otra criatura sorprendente) para fiestas de Halloween u otras ocasiones especiales.

Como con cualquier uso de lentes de contacto, su profesional del cuidado ocular en primer lugar debe examinar los ojos del adolescente para asegurarse de que están sanos y de que no existe riesgo de molestias por ojo seco u otros problemas por usar lentes de contacto.

Después se debe realizar una prueba de los lentes de contacto y un seguimiento antes de que su doctor pueda expedir una prescripción de lentes de contacto definitiva.

Además, su hijo adolescente necesitará exploraciones oftalmológicas anuales para supervisar su visión y salud ocular cuando use lentes de contacto.

* El estudio ACHIEVE fue patrocinado por Johnson & Johnson Vision Care Institute.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista