Inicio Cuidado de ojos  | In English

Cirugía del párpado (Blefaroplastia)

La blefaroplastia, también conocida como cirugía de párpados, puede eliminar el exceso de piel, músculo y en ocasiones grasa de los párpados superiores e inferiores. En algunos casos es posible que solo necesite que se retire piel y no músculo, o tal vez necesite que el procedimiento se realice en ambos párpados, superior e inferior.

A veces la blefaroplastia puede mejorar su visión al proporcionar un campo de visión con menos obstrucción una vez que se mejoran los párpados caídos.

No se debe confundir una blefaroplastia del párpado superior (en ocasiones denominada “lifting de ojos”) con la cirugía de ptosis, que es un procedimiento para levantar la posición del margen del párpado superior al tensar el músculo y el tendón que normalmente lo elevan.

En ocasiones, la cirugía de blefaroplastia también puede elevar ligeramente el margen del párpado superior si la pesadez del exceso de piel está realmente "haciendo peso" sobre el párpado superior y hace que se caiga.

Los párpados caídos son una de las principales razones para que las personas consideren la cirugía de párpados (blefaroplastia) para eliminar y tensar el exceso de piel en el párpado, para ofrecer una apariencia más despierta y juvenil.

¿Qué es la blefaroplastia estética?

La cirugía estética de párpados es un procedimiento quirúrgico que no es médicamente necesario y se realiza únicamente para mejorar su apariencia.

Desafortunadamente, sus párpados superiores y en ocasiones inferiores pueden llegar a estar caídos u holgados como parte del proceso de envejecimiento. Sus cejas también pueden caerse o hundirse como parte del mismo proceso.

La piel del párpado se estira, los músculos se delimitan y las bolsas de grasa se hacen más prominentes a medida que se abultan. Esta puede ser una afección hereditaria que viene de familia.

Estéticamente, estas afecciones pueden restarle atractivo a sus ojos y cara, y causar una apariencia de cansancio o más edad.

Diversos tipos de cirujanos pueden realizar blefaroplastia estética, entre ellos, cirujanos oftalmológicos, cirujanos plásticos generales, cirujanos orales y maxilofaciales y cirujanos de otorrinolaringología.

¿Cuándo es necesaria la blefaroplastia funcional?

Una blefaroplastia funcional, en contraste con una blefaroplastia estética, es una cirugía de párpados que se realiza por motivos médicos.

En la mayoría de los casos se realiza un lifting o estiramiento funcional del ojo para eliminar piel flácida del párpado superior, si se cae lo suficiente como para perjudicar la visión al conducir o para otras tareas visuales.

Otro problema funcional es la dificultad para usar gafas o lentes de contacto, ya sea debido a que tiene los párpados superiores o inferiores holgados.

Otras afecciones médicas que pueden requerir una cirugía funcional de los párpados incluyen:

  • Irritación por exceso de pliegues en la piel de los párpados que se rozan entre sí.

  • Malestar en la frente por sobreutilización de los músculos que se esfuerzan para levantar la piel caída en la zona de los párpados.

Al igual que con la blefaroplastia estética, la blefaroplastia funcional la realizan más a menudo cirujanos oculares. Sin embargo, cirujanos plásticos generales, cirujanos de otorrinolaringología y cirujanos orales y maxilofaciales también llevan a cabo cirugía de párpados médicamente necesaria.

Ptosis y cirugía de párpados

La ptosis es el término médico para la caída del párpado superior, una afección que puede afectar a uno o ambos ojos. La ptosis que está presente desde el nacimiento se denomina ptosis congénita. En general, los párpados caídos se producen cuando el borde del párpado superior (margen del párpado) se cae de su posición normal.

Cuando el borde del párpado cae demasiado bajo y cubre parte de la pupila, puede bloquear la parte superior de su visión. En la mayoría de los casos, un párpado superior caído es el resultado del envejecimiento de estructuras previamente normales.

Normalmente, el párpado se cae cuando se estira el tendón del músculo responsable de levantar el párpado. La corrección quirúrgica de un párpado superior caído supone reparar el tendón estirado y casi siempre lo realizan cirujanos oculares.

No es raro que una persona desarrolle un párpado superior caído después de una cirugía de cataratas u otras cirugías oculares, porque la manipulación del párpado durante un procedimiento puede provocar que se debilite el músculo que mantiene abierto el ojo. Los derrames y los traumatismos también pueden ser causa de ptosis.

¿Quiénes son los mejores candidatos para la cirugía de párpados?

Si no sabe si es un buen candidato para la blefaroplastia, programe una cita con su profesional del cuidado ocular, que puede evaluar si hay algún problema médico relacionado con sus párpados.

Si no tiene un motivo médico para un procedimiento de blefaroplastia, puede comentar cualquier preocupación o interés que pueda tener en relación con la cirugía estética de párpados con su profesional del cuidado ocular.

Puede considerar la blefaroplastia si la piel alrededor de sus ojos tiene alguna flaccidez o caída excesiva, lo que a menudo se debe al envejecimiento normal. La flacidez de la piel también puede exagerarse aún más cuando tiene otras afecciones como ojos hinchados causados por alergias oculares o edema.

Si le interesa la blefaroplastia estrictamente por motivos estéticos, su profesional del cuidado ocular probablemente le recomendará que mantenga expectativas realistas.

Si bien en ocasiones los procedimientos estéticos pueden mejorar dramáticamente la apariencia, el proceso de envejecimiento continuará y, como con cualquier procedimiento estático, los cambios realizados durante un lifting de ojos no durarán indefinidamente. En algún momento del futuro tal vez considere repetir el procedimiento. No obstante, según su salud y otros factores, una blefaroplastia puede durar hasta 10 años.

Su profesional del cuidado ocular también le evaluará para determinar posibles factores de riesgo quirúrgico como problemas de sequedad ocular, enfermedad ocular de la tiroides y diabetes. Tenga en cuenta que la gravedad y número de problemas de salud que tenga pueden eliminarle como candidato para la blefaroplastia.

Por ejemplo, los fumadores corren un mayor riesgo de complicaciones quirúrgicas porque se curan más lentamente. Si es fumador, su cirujano ocular puede aconsejarle que deje de fumar al menos durante varias semanas antes de un procedimiento.

La cirugía de párpados suele ser más difícil de realizar en personas de ascendencia asiática debido a la estructura única de los párpados de este grupo étnico. Por esta razón, los asiáticos pueden correr más riesgo de que sus resultados no sean tan óptimos como en otros grupos étnicos.

Preparación para un procedimiento de blefaroplastia

Tendrá que aclarar con su cirujano ocular si se someterá a anestesia local o general para su cirugía de párpados.

Si se le aplica anestesia local se mantendrá despierto durante el procedimiento, pero se adormecerá el área alrededor de los ojos con un medicamento administrado con una aguja. La anestesia local puede mejorarse con la utilización de sedantes sistémicos administrados por vía oral o intravenosa.

Es posible que necesite anestesia general si la blefaroplastia es más complicada o si piensa someterse a otros procedimientos al mismo tiempo.

Si necesita anestesia general, se le administrará una inyección intravenosa que le dejará inconsciente durante todo el procedimiento, que puede durar entre 20 minutos y dos horas, según la complejidad de la cirugía y si implica los párpados superiores e inferiores.

Antes del día del procedimiento (y en especial si se le aplicará anestesia general), tal vez se le pida que tome medidas como las siguientes:

  • Si el cirujano ocular lo aconseja, deje de tomar cualquier medicamento que pueda diluir la sangre e impedir que coagule con normalidad. Esto incluye analgésicos como la aspirina y el ibuprofeno. Tendrá que dejar de tomar estos medicamentos una o dos semanas antes para reducir la posibilidad de un exceso de hemorragia durante el procedimiento.

  • La noche antes de la cirugía, tome únicamente algo ligero, como una sopa.

  • No como o beba nada después de la medianoche.

  • La mañana del procedimiento deberá tomar medicamentos esenciales, como para la tensión arterial, con un poco de agua.

  • No utilice ningún tipo de maquillaje el día de la cirugía.

  • Asegúrese de que haya alguien disponible para llevarle a casa y cuidar de usted durante las primeras horas después de que le den el alta tras la cirugía.

Los procedimientos suelen realizarse en una clínica diurna o en la consulta del cirujano ocular. Normalmente no necesitará pasar la noche en el hospital, salvo si piensa someterse a diversos procedimientos estéticos el mismo día.

¿Qué sucede durante la cirugía de párpados?

La blefaroplastia puede realizarse en los párpados superiores, en los inferiores o en ambos al mismo tiempo.

Durante la cirugía se realizan incisiones en los pliegues naturales del párpado, en el pliegue del párpado superior y justo debajo de las pestañas o detrás del párpado inferior. De esta forma, las incisiones son prácticamente imperceptibles una vez que han sanado.

Mientras está acostado durante la blefaroplastia, su cirujano realizará marcas precisas para designar donde habrá que eliminar el exceso de piel y las bolsas de grasa. También se puede extirpar parte del músculo subyacente.

Estos tejidos se extirpan con instrumentos quirúrgicos como bisturíes, tijeras quirúrgicas, dispositivos de corte por radiofrecuencia y en ocasiones láseres de corte. Después se aplican cuidadosamente suturas o adhesivos tisulares (pegamento) para suavizar y reconfigurar las zonas alrededor de las cejas y los párpados.

Durante el procedimiento, su cirujano juzgará cuánta piel, músculo o grasa debe retirar, basándose en una evaluación preoperatoria de factores como la estructura de los músculos faciales subyacentes, la estructura ósea y la simetría de las cejas.

Los pacientes con ojo seco suelen requerir que se retire menos tejido, para evitar que se exponga más partes del ojo al aire, lo que puede hacer que los síntomas empeoren.

Su cirujano ocular también puede utilizar un láser de dióxido de carbono para mejorar el procedimiento, al hacer resurgir la piel y alisar cualquier arruga que quede en la zona de los párpados y las cejas.

En los casos en que las cejas también están caídas puede resultar apropiado un procedimiento para levantar las cejas. Este procedimiento, denominado levantamiento de cejas, implica hacer incisiones en el cuero cabelludo y tensar la piel para levantar las cejas.

Recuperación de la blefaroplastia

Después de un procedimiento de lifting del ojo, se aplicará una pomada antibiótica tópica. Raramente se necesitan los parches para los ojos.

El primer día debe aplicarse compresas frías cada hora que esté despierto, durante unos 10 a 15 minutos cada vez. El hielo debe reducir la hinchazón y reducir al mínimo los hematomas. El segundo día, aplique compresas frías cada pocas horas durante entre 10 y 15 minutos cada vez.

Después de 48 horas, deben aplicarse compresas calientes para promover una curación más rápida.

Su cirujano ocular le indicará qué medicación para el dolor debe tomar (si es necesario). La mayoría de las personas solo necesitan analgésicos sin receta y raramente se necesitan narcóticos.

Puede esperar molestias leves durante el período de recuperación inmediato, pero si el dolor es intenso o se producen cambios en la visión, llame inmediatamente a la consulta de su cirujano ocular.

Mientras se recupera, el área de sus ojos estará magullada y roja con los ojos hinchados, en especial durante los primeros días. El blanco de sus ojos (la esclerótica) también puede ponerse rojo e inyectado en sangre. Se pueden necesitar varias semanas hasta que se complete la curación y durante ese tiempo no debe maquillarse los ojos.

Puede volver a utilizar lentes de contacto cuando la hinchazón de los párpados disminuya lo suficiente como para sentir comodidad con los lentes puestos. Si utiliza gafas, puede ponérselas con cuidado en cualquier momento después de la cirugía.

A menudo, las suturas utilizadas para el procedimiento se disolverán por sí solas entre cuatro y siete días después, y no hará falta que se las retiren. Si se utilizan suturas que no se disuelven, el cirujano ocular las retirará aproximadamente una semana después del procedimiento.

La mayoría de las personas que se someten a una cirugía de párpados hablan de satisfacción y de mejora de la imagen de sí mismas, y aquellas cuya visión se veía afectada por el exceso de pliegues de piel suelen notar mejoras en su campo visual después de la cirugía.

Posibles complicaciones de la cirugía de párpados

Una posible complicación de la cirugía de párpados es una incapacidad temporal para cerrar completamente los párpados. Esto significa que sus ojos pueden volverse anormalmente secos.

Normalmente, esta afección se soluciona después de varias semanas o meses, durante los cuales usted necesitará remedios como colirios, humidificadores o incluso cerrar los ojos con cinta adhesiva por la noche para proporcionar lubricación. Algunos cirujanos le recomendarán que masajee sus párpados un par de semanas después de que se hayan retirado los puntos, para así suavizar la piel restante y permitir que los parpados cierren mejor.

Si la afección persiste después de dos o tres meses, se podría necesitar un procedimiento adicional para devolver suficiente piel a los párpados para que se puedan cerrar los ojos completamente.

Otras posibles complicaciones de la blefaroplastia son:

  • Pérdida de visión por hemorragia retrobulbar

  • Infección de los párpados

  • Visión doble

  • Cicatrices quirúrgicas notables

  • Párpados mal posicionados

  • Falta de corrección (no se ha retirado suficiente exceso de piel)

  • Exceso de corrección (se ha retirado demasiada piel)

  • Entumecimiento de los párpados

Si después de un procedimiento experimenta dolor intenso, cambio en la visión o cualquier otra complicación, debe llamar inmediatamente a su cirujano ocular.

La blefaroplastia y la reparación de ptosis. Otolaryngology: Head & Neck Surgery, 5th ed. 2010.

Cosmetic blepharoplasty and browplasty. Ophthalmology, 3rd ed. 2008.

Upper blepharoplasty in the Asian eyelid. Facial Plastic Surgery Clinics of North America. Agosto de 2007.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista