Inicio Cuidado ocular » Luteína y zeaxantina |  In English

Luteína y zeaxantina: Beneficios para los ojos y la vista

caricatura de ojo sosteniendo luteína y zeaxantina

Una buena nutrición es importante para mantener sus ojos sanos y en pleno rendimiento durante toda su vida. Dos nutrientes muy importantes para los ojos, que pueden reducir su riesgo de sufrir degeneración macular y cataratas, tienen nombres con los que quizás no esté familiarizado: luteína y zeaxantina.

La luteína y la zeaxantina son dos tipos de carotenoides, que son pigmentos que van del amarillo al rojo, que se encuentran en abundancia en las verduras y otras plantas. Aunque la luteína se considera un pigmento amarillo, en altas concentraciones muestra un color entre el rojo y el naranja.

Expandable

La espinaca cocida es una de las mejores fuentes alimenticias naturales de luteína y zeaxantina.

En la naturaleza, la luteína y la zeaxantina parecen absorber el exceso de energía luminosa para evitar daños a las plantas provocados por una excesiva luz solar, especialmente por los rayos de luz de alta energía, que reciben el nombre de luz azul.

Además de encontrarse en muchas plantas de hojas verdes y frutas y verduras de diferentes colores, la luteína y la zeaxantina se encuentran en altas concentraciones en la mácula del ojo humano, lo que le da su color amarillento. De hecho, la mácula también se llama "mácula lútea" (del latín “macula”,que significa "mancha", y “lutea”, que significa "amarilla").

Investigaciones recientes han descubierto un tercer carotenoide en la mácula. Este pigmento, llamado meso-zeaxantina, no se encuentra en los alimentos y parece que se crea en la retina a partir de la luteína ingerida.

La luteína y la zeaxantina parecen tener importantes funciones antioxidantes en el cuerpo. Junto con otros antioxidantes naturales, como la vitamina C, el betacaroteno y la vitamina E, estos importantes pigmentos protegen al cuerpo de los efectos dañinos de los radicales libres, que son moléculas inestables que pueden destruir las células y desempeñar un papel en muchas enfermedades.

Además de los importantes beneficios para los ojos y la vista, la luteína puede ayudar a proteger contra la aterosclerosis (acumulación de depósitos de grasa en las arterias), la enfermedad que provoca la mayoría de los ataques cardíacos.

Beneficios para los ojos de la luteína y la zeaxantina

Se cree que la luteína, la zeaxantina y la meso-zeaxantina de la mácula impiden que la luz azul llegue a las estructuras subyacentes de la retina, reduciendo así el riesgo de daño oxidativo inducido por la luz, que podría conducir a la degeneración macular asociada con la edad (DMAE).

Varios estudios han descubierto que la luteína y la zeaxantina ayudan a prevenir la DMAE o pueden retrasar la progresión de la enfermedad:

  • Una investigación publicada en Nutrition & Metabolism concluyó que un suplemento nutricional que contiene meso-zeaxantina, luteína y zeaxantina aumentó efectivamente la densidad óptica del pigmento macular en los ojos de la mayoría de los sujetos humanos. Se cree que el pigmento macular ofrece protección contra el desarrollo de la degeneración macular.

  • Estudios publicados en American Journal of Epidemiology, Ophthalmology y Archives of Ophthalmology hallaron que el aumento de los niveles de luteína y zeaxantina en la dieta están asociados con una menor incidencia de la DME.

  • Dos estudios publicados en Investigative Ophthalmology and Visual Science concluyeron que los ojos con mayores niveles de pigmentos maculares tenían menos probabilidades de tener o desarrollar degeneración macular.

  • En una investigación publicada en Archives of Biochemistry and Biophysics, los autores del estudio concluyen que la luteína, la zeaxantina y la meso-zeaxantina filtran la luz de onda corta y previenen o reducen la generación de radicales libres en el epitelio pigmentario de la retina y la coroides. También sugieren que una mezcla de estos carotenoides es más eficaz que cualquiera de los carotenoides individuales a la misma concentración total.

  • En un estudio publicado en la revista Optometry,los participantes con DME temprana que consumieron en su dieta 8 mg diarios de zeaxantina durante un año mejoraron su conducción nocturna y su agudeza visual mejoró en un promedio de 1,5 líneas en la tabla optométrica.

En mayo de 2013, se publicaron los tan esperados resultados del segundo estudio a gran escala sobre enfermedades de la vista relacionadas con la edad (AREDS2), patrocinado por el National Eye Institute.

El estudio AREDS2 fue un seguimiento del AREDS original de 5 años, publicado en 2001, que halló que el uso de un suplemento antioxidante diario que contenía betacaroteno, vitamina C, vitamina E, zinc y cobre redujo el riesgo de DME progresiva en un 25 por ciento, entre participantes con degeneración macular temprana e intermedia.

El objetivo de AREDS2 era evaluar el efecto de otros nutrientes, incluidas la luteína y la zeaxantina, en la prevención de la DMAE y otras enfermedades oculares relacionadas con la edad. El AREDS2 también investigó el efecto de eliminar el betacaroteno del suplemento del primer estudio, ya que la suplementación de este precursor de vitamina A se ha asociado con un mayor riesgo de ciertos cánceres entre fumadores y exfumadores.

Los resultados del estudio AREDS2 revelaron que los participantes con signos tempranos de degeneración macular que tomaron una modificación del suplemento nutricional del estudio original que contenía 10 mg de luteína y 2 mg de zeaxantina (y nada de betacaroteno), todos los días durante el periodo de 5 años del estudio, tuvieron entre un 10 y un 25 por ciento menos riesgo de progresión de la DME. Los participantes del estudio cuyas dietas contenían las cantidades más bajas de alimentos que contienen luteína y zeaxantina naturales experimentaron la mayor reducción del riesgo de DMAE tras tomar el suplemento nutricional diario.

Si bien el AREDS2 y otros estudios proporcionan evidencia de que la luteína y la zeaxantina pueden desempeñar un papel en la prevención de la degeneración macular (o al menos en la reducción del riesgo de progresión de la DME), no está tan claro si estos carotenoides ayudan a prevenir las cataratas.

Una investigación publicada en Archives of Ophthalmology sugiere que las mujeres cuyas dietas incluyen altas cantidades de alimentos saludables que contienen luteína, zeaxantina y otros carotenoides tienen un riesgo menor de desarrollar cataratas que las mujeres cuyas dietas contienen cantidades más bajas de estos nutrientes.

En AREDS2, sin embargo, la luteína y la zeaxantina suplementarias no tuvieron ningún efecto sobre el riesgo o la progresión de cataratas.


Noticias sobre nutrición ocular

Expandable

Un libro que explica cómo comer mejor para tener unos ojos sanos

Eyefoods: A Food Plan for Healthy Eyes es un nuevo libro escrito para ayudarle a mejorar la salud de sus ojos.

Escrito por las optometristas Laurie Capogna y Barbara Pelletier, el libro describe nutrientes como la luteína, el zinc y la vitamina C y explica en qué alimentos se encuentran y qué cantidad se necesita cada día para ayudar a mantener la salud de los ojos.

El libro también presenta investigaciones que vinculan una buena nutrición con un riesgo reducido de enfermedades oculares, así como recetas rápidas para incorporar vitaminas y minerales saludables para los ojos en su alimentación diaria. El texto es fácil de entender y las grandes y coloridas fotografías de comida le inspirarán a comer mejor.

Eyefoods se puede comprar en eyefoods.com.

Alimentos que contienen luteína y zeaxantina

Las mejores fuentes naturales de alimentos con luteína y zeaxantina son las verduras de hojas verdes y otros vegetales verdes o amarillos. Entre estos, la col rizada cocida y las espinacas cocidas encabezan la lista, según el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA).

Las fuentes no vegetarianas de luteína y zeaxantina incluyen las yemas de huevo, pero si usted tiene el colesterol alto, es mucho mejor obtener la mayoría de estos nutrientes amarillos de las frutas y verduras.

Suplementos de luteína y zeaxantina

Expandable

Alimentos con luteína y zeaxantina.

Debido a los aparentes beneficios para los ojos y cardiovasculares de la luteína y la zeaxantina, muchas empresas de nutrición han añadido estos carotenoides a las fórmulas de sus multivitamínicos. Otras han lanzado complejos vitamínicos especiales para los ojos, que son predominantemente suplementos de luteína y zeaxantina.

Actualmente no existe una cantidad diaria recomendada (RDA) o una ingesta diaria recomendada (RDI) de luteína o zeaxantina, pero algunos expertos dicen que se deben ingerir al menos 6 miligramos (mg) de luteína al día para recibir sus efectos beneficiosos.

No está claro cuánta luteína y zeaxantina se necesitan diariamente para una protección adecuada de los ojos y la vista. Además, actualmente se desconoce si los suplementos tienen el mismo efecto que la luteína y la zeaxantina obtenidas a través de fuentes alimenticias.

No se conocen efectos secundarios tóxicos de la ingesta de cantidades excesivas de luteína o zeaxantina. En algunos casos, las personas que ingieren grandes cantidades de zanahorias o frutas cítricas amarillas y verdes pueden experimentar una inofensiva coloración amarillenta de la piel llamada carotenemia. Aunque la apariencia de la afección puede ser algo alarmante y puede confundirse con la ictericia, la decoloración amarilla desaparece al reducir el consumo de estos alimentos ricos en carotenoides. (La carotenemia también puede estar asociada con el consumo excesivo de suplementos nutricionales ricos en carotenoides).

Entre los suplementos populares de luteína y zeaxantina se incluyen los siguientes:

  • MacuHealth con LMZ3 (MacuHealth LLC)

  • EyePromise Zeaxanthin (Zeavision)

  • ICaps Eye Vitamin Lutein & Zeaxanthin Formula (Alcon)

  • Macula Complete (Biosyntrx)

  • MacularProtect Complete (ScienceBased Health)

  • MaxiVision Ocular Formula (MedOp)

  • OcuGuard Plus (TwinLab)

  • Ocuvite (Bausch + Lomb)

La fuente de luteína en muchos suplementos de luteína son las flores de caléndula, mientras que la de zeaxantina suele ser el pimiento rojo. Si elige un suplemento de luteína y zeaxantina, asegúrese de que sea un producto de alta calidad de una empresa de suplementos dietéticos acreditada.

Recuerde que la ingesta de suplementos dietéticos no sustituye una dieta saludable. Una dieta bien equilibrada que incluya muchas frutas y verduras suele ser la mejor manera de obtener los importantes nutrientes que necesita para la salud de sus ojos.

Si tiene niveles bajos de pigmento macular y es sensible a la luz, pídale información a su oftalmólogo sobre los lentes fotocromáticos. Estos lentes para gafas protegen sus ojos de los rayos UV y de la luz azul visible de alta energía, que pueden dañar el tejido de la retina, y se oscurecen automáticamente a la luz del sol para reducir la sensibilidad a la luz.

Además, recuerde que las personas a veces reaccionan de manera diferente a ciertos suplementos, los cuales pueden tener efectos no deseados, como reacciones adversas al tomarse junto con medicamentos. Consulte a su médico de cabecera o a su oculista antes de probar cualquier suplemento para la vista.


Noticias sobre nutrición ocular

Un estudio realizado en animales descubre que los suplementos nutricionales reducen el riesgo de retinopatía diabética

Expandable

Según un estudio, los suplementos nutricionales que contienen luteína y zeaxantina, ácido lipoico y ácidos grasos omega-3 son efectivos para prevenir el desarrollo de retinopatía entre ratas diabéticas.

Los investigadores del Kresge Eye Institute de Detroit investigaron el efecto de los suplementos que contienen carotenoides sobre el estrés oxidativo de la retina y la inflamación. Se indujo y se confirmó el desarrollo de retinopatía diabética en todas las ratas del estudio, algunas de las cuales recibieron después una dieta que incluía los suplementos nutricionales, mientras que a otras se les dio la misma comida, pero sin los suplementos. Después de 11 meses, se evaluaron las retinas de las ratas en busca de cambios en los vasos sanguíneos, daño celular y otros cambios en la retina característicos de la retinopatía diabética.

En las ratas que no habían recibido los suplementos nutricionales, el daño inducido por la diabetes en los vasos sanguíneos de la retina fue de tres a cuatro veces mayor que entre las ratas que habían recibido los nutrientes adicionales.

Los autores del estudio concluyeron que los suplementos nutricionales utilizados en este estudio prevenían la retinopatía diabética y preservaban el funcionamiento normal de la retina. También señalaron que, aunque se requieren pruebas en humanos para confirmarlo, estos suplementos "podrían representar una terapia complementaria asequible y económica" para inhibir la retinopatía diabética en personas con diabetes.

Un informe completo del estudio fue publicado en línea en enero de 2014 por Nutrition & Metabolism.

Shereen Jegtvig, es especialista en nutrición certificada, quien también contribuyó a este artículo.

Referencias y Notas

Lutein + zeaxanthin and omega-3 fatty acids for age-related macular degeneration: The Age-Related Eye Disease Study 2 (AREDS2) randomized clinical trial. JAMA. Publicado en línea en mayo de 2013.

El estudio de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. (NIH) proporciona claridad sobre los suplementos para la protección contra la enfermedad ocular que causa ceguera. Comunicado de prensa del National Eye Institute (NEI) publicado en mayo de 2013.

Anti-inflammatory effects of lutein in retinal ischemic/hypoxic injury: in vivo and in vitro studies. Investigative Ophthalmology & Visual Science.Publicado en línea en agosto de 2012.

Studies on the singlet oxygen scavenging mechanism of human macular pigment. Archives of Biochemistry and Biophysics,Agosto de 2010.

Healthy diets and the subsequent prevalence of nuclear cataract in women. Archives of OphthalmologyJunio de 2010.

Associations between age-related nuclear cataract and lutein and zeaxanthin in the diet and serum in the Carotenoids in the Age-Related Eye Disease Study (CAREDS), an ancillary study of the Women's Health Initiative. Archives of OphthalmologyMarzo de 2008.

Dietary antioxidants and the long-term incidence of age-related macular degeneration: the Blue Mountains Eye Study. OphthalmologyFebrero de 2008.

Dietary carotenoids, vitamins C and E, and risk of cataract in women. Archives of OphthalmologyEnero de 2008.

Macular pigment response to a supplement containing meso-zeaxanthin, lutein and zeaxanthin. Nutrition & MetabolismMayo de 2007.

Associations between intermediate age-related macular degeneration and lutein and zeaxanthin in the Carotenoids in Age-Related Eye Disease Study (CAREDS). Archives of OphthalmologyAgosto de 2006.

Oxygenated carotenoid lutein and progression of early atherosclerosis: the Los Angeles atherosclerosis study. CirculationJunio de 2001.

Lutein and zeaxanthin in the diet and serum and their relation to age-related maculopathy in the Third National Health and Nutrition Examination Survey. American Journal of EpidemiologyMarzo de 2001.

Macular pigment and risk for age-related macular degeneration in subjects from a Northern European population. Investigative Ophthalmology and Visual ScienceFebrero de 2001.

Macular pigment in donor eyes with and without AMD: a case-control study. Investigative Ophthalmology and Visual ScienceEnero de 2001.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista