Página principalCuidado de ojosRecursos | In English

Inyecciones de Botox y efectos secundarios

Es posible que haya leído algo sobre Botox en anuncios, blogs o revistas, o que haya oído hablar del tema a sus amigos. Sin embargo, hay un montón de ideas erróneas sobre el tratamiento con Botox y cómo se usa.

Botox se usó por primera vez en 1978 para debilitar los músculos excesivamente activos del ojo, a lo que siguieron otros tratamientos para afecciones neurológicas con buenos resultados y pocos efectos secundarios. Botox se usó por primera vez en cosmética en 1990 para reducir las arrugas faciales que surgen como consecuencia de la contracción de los músculos.

En 2017 el uso de la toxina botulínica fue el principal procedimiento cosmético no quirúrgico en EE. UU., con algo más de 1,5 millones de inyecciones realizadas (de Botox, Dysport y Xeomin). Esto representa un crecimiento del 30 % en un plazo de 5 años desde 2012.*

En este artículo mostramos solo hechos, así como las recomendaciones de profesionales médicos acreditados. Después de leer este artículo, contacte con su médico de cabecera si tiene preguntas sobre las inyecciones con Botox, las reacciones u otras preocupaciones.

¿Qué es Botox?

Botox se usa para tres fines principales: el control de los espasmos musculares, la sudoración excesiva en la axila y la mejora cosmética. En este artículo nos vamos a centrar en el tercer uso, que se consigue con el producto denominado Botox Cosmetic, que contiene toxina botulínica tipo A (principio activo), albúmina humana (una proteína que se encuentra en al plasma sanguíneo humano) y cloruro de sodio.

Botox Cosmetic se usa para alisar temporalmente las "arrugas en el ceño," que son las arrugas entre las cejas que pueden hacer que parezca cansado, triste o enfadado.

Está aprobado en el Reino Unido para mejorar temporalmente el aspecto de:

  • líneas verticales entre las cejas, de moderadas a graves, que se observan cuando se frunce el ceño al máximo (líneas glabelares) y/o

  • líneas cantales laterales (patas de gallo), de moderadas a graves, que se observan al sonreír al máximo y/o

  • líneas en la frente, de moderadas a graves, que se observan cuando se elevan las cejas al máximo

El tratamiento de Botox es especialmente recomendado cuando la gravedad de las arrugas faciales tiene un impacto psicológico importante en los pacientes adultos.

No hay que confundir Botox Cosmetic con los rellenos inyectables. Los rellenos dérmicos actúan de una forma distinta, aumentando el volumen de los tejidos de manera que las líneas y las arrugas se reducen o desaparecen (Algunos ejemplos son: Restylane, Radiesse y Juvederm).

El médico le puede ayudar a decidir qué producto o productos le pueden ayudar a resolver problemas estéticos específicos, aunque, como regla general, Botox se usa sobre todo en la parte superior del rostro y los rellenos se usan principalmente en otras zonas.

Idoneidad como candidato para Botox

En el Reino Unido, Botox está aprobado para uso cosmético solo en adultos. En determinadas circunstancias no se recomiendan las inyecciones de Botox, por ejemplo, si:

  • tiene una infección cutánea

  • se encuentra mal de algún modo

  • tiene una afección neuromuscular como miastenia grave 

  • esta tomando ciertos medicamentos

  • está embarazada o en período de lactancia

No es previsible que Botox Cosmetic se desplace por el organismo y afecte a un feto o bebé lactante. Sin embargo, por motivos éticos, no se han realizado estudios clínicos en mujeres embarazadas o madres recientes, de manera que nadie lo sabe con seguridad.

Por lo tanto, el fabricante (Allergan) aconseja que no se administren inyecciones de Botox a una mujer que prevé o está intentando quedarse embarazada, prevé estar o está en período de lactancia. Es mejor estar seguros y siempre se puede administrar Botox más adelante.

Acción de las inyecciones de Botox

Normalmente una arruga en la piel se forma perpendicularmente a un músculo que se contrae y que se ubica justo debajo. Por ejemplo, el músculo de la frente es un músculo vertical y cuando se contrae (como al elevar las cejas), las líneas que se forman (arrugas) van a ser horizontales.

Igualmente, los dos músculos que son responsables de las arrugas del ceño están colocados de forma ligeramente horizontal entre las cejas, de manera que, cuando se contraen las arrugas del ceño, aparecen en vertical.

Botox Cosmetic se inyecta en los músculos, donde bloquea los impulsos nerviosos a esos tejidos. La actividad muscular que provoca las arrugas del ceño se reduce y se produce un aspecto más liso. Si no hay un músculo que se contraiga debajo, es más difícil que la piel se arrugue.

Las líneas faciales que existen cuando el rostro está totalmente relajado no son muy buenas candidatas para Botox. Es mejor manejar estas líneas con rellenos dérmicos. Con frecuencia, Botox puede "suavizar" estas líneas, pero no siempre hace que desaparezcan.

Se tarda alrededor de 10 minutos en aplicar las inyecciones y no es necesario un período de reposo posterior.

Normalmente la mejoría se ve al cabo de unos pocos días. Hacen falta entre dos y cuatro días para que Botox se acople a la terminación nerviosa que normalmente estimularía al músculo para que se contrajese. El efecto máximo suele producirse al cabo de entre 10 y 14 días. Por lo tanto, cualquiera que sea el efecto que se consigue dos semanas después de la inyección, este debe considerarse el efecto máximo.

¿Botox es doloroso?

Cualquier inyección puede doler, pero las agujas usadas para las inyecciones de Botox son muy pequeñas, de manera que el dolor normalmente es mínimo. Se puede insensibilizar la zona con una pomada de anestésico local o con un gel frío entre 10 y 20 minutos antes de administrar las inyecciones, de manera que es probable que no sienta mucho dolor.

Puede sentir ciertas molestias después, una vez que ha desaparecido la pomada anestésica. A continuación se enumeran otros efectos secundarios.

¿Con qué frecuencia me tendrían que poner las inyecciones de Botox?

Probablemente se está preguntando cuánto tiempo dura Botox. La mayoría de la gente observa sus resultados durante entre tres y cuatro meses, pero hay varios factores que pueden reducir o prolongar este período:

  • Su edad. Las personas mayores con menos tono muscular pueden ver que los resultados disminuyen antes, en comparación con personas más jóvenes con unos músculos faciales más firmes.

  • Su estructura y expresiones faciales.

  • Si fuma o no.

  • Su dieta.

  • Si cuida bien de su piel; usa tratamientos faciales, microdermoabrasión u otros métodos de rejuvenecimiento.

  • Cuánto tiempo toma el sol y cuánto daño solar su piel ha acumulado.

  • Si usa Botox reiteradamente o no. Si embargo, parece haber diferencias entre una persona y otra. Algunas consiguen un efecto más duradero con el uso reiterado, mientras que otras parecen desarrollar una resistencia al fármaco y necesitan tratamientos más frecuentes.

Los médicos no están de acuerdo en cuáles de los factores anteriores son los más importantes, de manera que esta es una buena pregunta que le puede hacer a su médico. En cualquier caso, no se recomiendan las inyecciones en el mismo lugar (como en el caso de las patas de gallo) con una frecuencia superior a una vez cada tres meses.

Al igual que con la inyección de cualquier medicamento, el sistema inmunitario de su organismo puede desarrollar anticuerpos al medicamento que hacen que el fármaco sea menos eficaz o provocan posiblemente el desarrollo de una alergia al fármaco. Cuanto más frecuentemente se inyecte el fármaco o cuanta más cantidad se inyecte, mayor es el riesgo de que se formen estos anticuerpos frente al fármaco.

Efectos secundarios de Botox

Los posibles efectos secundarios incluyen dolor en el lugar de la inyección, infección, inflamación, edema, enrojecimiento, hemorragia y hematoma. Algunos de estos síntomas pueden indicar una reacción alérgica; otros síntomas de alergia son picor, sibilancia, asma, erupción cutánea, ronchas rojas, mareo y sensación de desmayo. Si tiene problemas respiratorios o sensación de desmayo o mareo, dígaselo a su médico inmediatamente.

Se han comunicado, además, sequedad de boca, fatiga, dolor de cabeza y dolor de cuello.

Es posible que haya oído también otros efectos secundarios, como entumecimiento, párpados caídos, espasmos musculares o contracciones involuntarias del párpado y desplazamiento de la sustancia.

El entumecimiento, como la ausencia de sensación física, no es realmente un problema de Botox, ya que Botox no es un anestésico. El entumecimiento como consecuencia de la incapacidad de mover un músculo es un problema para algunas personas.

Los espasmos musculares en la zona de las inyecciones de Botox no se producen mientras Botox es eficaz. Al fin y al cabo, Botox se usa para tratar espasmos relacionados con el blefaroespasmo esencial benigno, el espasmo hemifacial, la parálisis cerebral, la fibromialgia y el trastorno de la articulación temporomandibular.

Es posible que Botox se propague algo más allá del lugar de la inyección y que afecte los tejidos que hay alrededor. Por ejemplo, si le administran inyecciones en la frente, cerca de las cejas o de los párpados superiores, estos podrían verse afectados y quedar caídos temporalmente.

Los mejores médicos conocen los lugares de inyección correctos para evitar efectos secundarios como los párpados caídos. Una dosis pequeña y muy concentrada de Botox tiene menos probabilidades de propagarse desde el lugar de la inyección que una dosis diluida más grande.

Esto subraya la importancia de encontrar un médico que tenga una larga experiencia en la administración de inyecciones de Botox. Además, si tiene cualquier pregunta sobre su tratamiento con Botox, el médico es quien conoce los detalles específicos de su régimen y quien puede abordar mejor cualquier reacción o preocupación que pueda tener.

Cómo evitar los efectos secundarios de Botox

La lista de posibles efectos secundarios que se mencionan en este artículo es larga, pero sería sumamente raro que alguien los experimentase todos. Seguir estos seis consejos puede minimizar o evitar la mayoría de los efectos secundarios de Botox:

  1. Asegúrese de que su médico tiene mucha experiencia con inyecciones de Botox y es un profesional médico acreditado. Una estilista de un salón de belleza no es una persona adecuada para administrar Botox, porque no va a disponer de equipamiento de urgencias ni de conocimientos médicos suficientes si algo va mal. Se sabe que algunas personas irresponsables han administrado inyecciones que estaban excesiva o insuficientemente diluidas con suero salino, o soluciones falsificadas que no contenían nada de Botox.

  2. Antes de que le administre las inyecciones, comente con su médico cualquier problema de salud que pueda tener.

  3. Dígale a su médico los medicamentos, vitaminas, productos de fitoterapia u otros suplementos que está tomando, ya que la combinación de algunos de estos suplementos con Botox puede causar efectos secundarios graves. Es especialmente importante mencionar si se han tomado antibióticos inyectados, relajantes musculares, medicamentos para la alergia o el resfriado o medicamentos para el sueño.

  4. Siga con mucha atención las instrucciones de su médico antes y después de la inyección.

  5. Comunique todos los efectos secundarios — especialmente los que le estén molestando o no desaparezcan.

  6. Evite las inyecciones de Botox en una "fiesta de Botox" en casa de alguien. Tiene que estar en un entorno médico, en el que todos los efectos secundarios se puedan tratar inmediatamente. En todo caso, no va a ver los efectos definitivos de las inyecciones durante la fiesta, ya que estos tardan unos cuantos días en aparecer.

¿Botox es seguro para los ojos?

Botox se usa también para tratar problemas musculares en los ojos (estrabismo) y las contracciones involuntarias e incontroladas del párpado (blefaroespasmo) y se desarrolló y se aprobó para estos usos teniendo presente la seguridad ocular.

Por supuesto, hacen falta precauciones para evitar los posibles efectos secundarios de Botox Cosmetic como párpados caídos, visión doble, visión borrosa, disminución de la visión, párpados hinchados y sequedad de ojos. Si tiene cualquiera de estos problemas después de una inyección, comuníqueselos a su oculista y a su médico de cabecera.

Coste de Botox

En el Reino Unido, el coste de las inyecciones de Botox puede variar entre 100 £ y 350 £ (unos 110 € y 390 €) por cada tratamiento, dependiendo de la clínica y de la zona que se esté tratando. Las inyecciones de Botox por motivos cosméticos no están disponibles a través del NHS (Servicio Nacional de Salud).

Si aun tiene preguntas sobre las inyecciones de Botox – incluyendo las reacciones y otras preocupaciones – contacte a su médico.

Puede encontrar también más información sobre Botox en las páginas web del NHS o de la Asociación Británica de Cirujanos Estéticos y Plásticos.

Find Eye Doctor

Programe un examen

Encontrar oculista