Condiciones

Guía sobre el nistagmo

Un maestro ayudando a un estudiante con la lectura
Advertisement

El nistagmo comúnmente hace que los ojos miren de un lado al otro involuntariamente, en un movimiento rápido y de vaivén en vez de permanecer enfocados en un objeto o persona. Algunos nistagmos, no obstante, causan que el ojo se mueva espasmódicamente hacia los lados o hacia arriba y abajo.

Habitualmente, el nistagmo es de carácter infantil, lo que significa que hay personas que lo padecen desde una edad muy temprana. Los expertos afirman que aproximadamente un niño cada varios miles tiene nistagmo. Algunos de los diferentes tipos de nistagmo son:

  • Nistagmo manifiesto
  • Nistagmo congénito
  • Nistagmo manifiesto-latente
  • Nistagmo adquirido
  • Nistagmo latente

Nistagmo congénito está presente al nacimiento. Con esta condición, los ojos se mueven a la vez mientras oscilan (moviéndose como un péndulo). La mayoría de los otros tipos de nistagmos infantiles son también clasificados como formas de estrabismo, en el que los ojos no necesariamente funcionan a la vez en todo momento.

El nistagmo manifiesto se presenta en todo momento, mientras que el nistagmo latente tiene lugar cuando se cubre un ojo.

El nistagmo manifiesto-latente está presente continuamente, pero empeora cuando se cubre un ojo.

El nistagmo adquirido puede ser causado por una enfermedad (esclerosis múltiple, tumor cerebral, neuropatía diabética), un accidente (lesión cerebral) o un problema neurológico (efecto secundario de una medicación). Se ha constatado que la hiperventilación, una luz intermitente frente a un ojo, la nicotina e incluso vibraciones pueden causar nistagmo en casos atípicos.

Algunos de los nistagmos adquiridos pueden tratarse con medicamentos o cirugías.

Causas, síntomas y problemas del nistagmo

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de las personas nace con la condición o aparece a una edad temprana. A menos que sea inducido por un traumatismo o una enfermedad, el nistagmo casi siempre se origina por problemas neurológicos.

Los dos tipos básicos de nistagmos son:

  • El optocinético (relacionado con el ojo)
  • El vestibular (relacionado con el oído interno)

Las personas con problemas del oído interno pueden desarrollar algo llamado "nistagmo espasmódico": los ojos se mueven lentamente en una dirección y luego experimentan una sacudida en la otra dirección.

Debido al movimiento de los ojos, las personas con esta condición pueden sufrir de náuseas y vértigo. Este tipo de nistagmo, habitualmente temporario, también puede ocurrir en personas con la enfermedad de Meniere (trastorno de oído interno) o cuando se aloja agua en un oído.

En ocasiones, este tipo de nistagmo puede aclararse tomando un descongestivo.

Todas las formas de nistagmo son involuntarias, lo que significa que las personas con esta condición no son capaces de controlar sus ojos. El nistagmo mejora levemente cuando la persona alcanza la edad adulta; sin embargo, se agrava con el cansancio y el estrés.

Sufrir de nistagmo afecta no solo la visión sino la autoestima. Muchas personas con nistagmo tienen ciertas limitaciones en cuanto a la visión ya que los ojos pasan rápidamente por lo que están mirando, haciendo imposible que obtengan una imagen clara.

Algunos pacientes con nistagmo tienen tantos problemas de visión que pueden considerarse legalmente ciegos.

Si usted padece de nistagmo, no solamente se ve afectada su apariencia sino que usted ve de manera diferente a la de las personas sin este trastorno. Sus ojos están en movimiento constante.

Para ver mejor, quizás sea necesario que gire la cabeza y fije los ojos en lo que se llama "punto nulo". Se trata de un determinado ángulo de la cabeza que hace que los ojos tengan el menor movimiento, estabilizando la imagen para lograr así una mejor visión.

Cuando padece de nistagmo, debe enfrentar las consecuencias personales y sociales debidas a esta diferencia.

El nistagmo puede afectar casi todos los aspectos de su vida, incluso la manera de relacionarse con los demás, las oportunidades en la educación y el trabajo y la imagen de sí mismo.

La asistencia terapéutica puede ser útil para lidiar con los problemas sociales y personales que habitualmente están relacionados con el nistagmo.

¿Puede tratarse el nistagmo?

Existen varios tratamientos médicos y quirúrgicos que en ocasiones son de ayuda para las personas con nistagmo. La cirugía generalmente reduce las posiciones neutras, disminuyendo la inclinación de la cabeza y mejorando la apariencia estética.

Ciertos medicamentos como Botox o Baclofen pueden disminuir algunos de los movimientos del nistagmo, aunque habitualmente los resultados son temporarios. Algunas personas con nistagmo se benefician del entrenamiento con la biorretroalimentación (biofeedback).

Si usted tiene nistagmo, asegúrese de realizarse exámenes oculares en forma regular, a fin de vigilar problemas tanto de salud como de visión.

Tanto los anteojos como los lentes de contacto pueden ayudar a que las personas con nistagmo vean mejor, pero yo he descubierto que los lentes de contacto constituyen la alternativa superior para muchos con nistagmo. Con anteojos, los ojos oscilan a un lado y otro por encima de los centros del anteojo, y la visión no resulta tan clara. Sin embargo, con lentes de contacto, los centros de estos se mueven con los ojos.

Página actualizada en septiembre de 2017

Advertisement