Visión infantil

¿Es posible que la miopía cause ceguera?

Advertisement

En circunstancias extremas, la miopía (visión corta) puede llevar a complicaciones graves que amenazan la visión, incluida la ceguera. Sin embargo, esto es raro y ocurre principalmente en casos donde la miopía alta ha alcanzado una etapa avanzada llamada miopía degenerativa (o miopía patológica).

La miopía ocurre cuando el globo ocular crece demasiado durante la infancia. Esto hace que la luz que entra en el ojo no se enfoque en la retina en la parte posterior del ojo, sino delante de ella. El resultado es una visión borrosa a distancia, aunque la visión de cerca permanece clara. La miopía leve por lo general no aumenta el riesgo de una persona de desarrollar problemas oculares graves. Los problemas de la vista causados ​​por la miopía generalmente se corrigen completamente con lentes correctivos (gafas y/o lentes de contacto) o cirugía ocular con láser.

Pero si la visión corta llega al grado más avanzado de miopía alta, pueden ocurrir complicaciones como glaucoma, cataratas y desprendimiento de retina. La gravedad potencial de esta condición se refleja en su nombre: miopía patológica o miopía degenerativa.

Una retina desprendida es una amenaza seria para la visión, y un estudio reciente concluyó que más de la mitad de todos los desprendimientos de retina son atribuidos a la miopía, no a un traumatismo.

Esto es lo que sucede: a medida que el globo ocular se estira y se alarga, la retina se estira junto con él. Así, un desgarro o agujero es desarrollado en la retina adelgazada, lo que permite que el líquido penetre debajo de ella. A medida que este líquido se acumula, la presión aumenta hasta que separa la retina de los tejidos de soporte subyacentes.

Los síntomas de una retina desprendida incluyen destellos de luz, cuerpos flotantes, visión borrosa y una sombra en todo el campo de visión. Un desprendimiento es un evento grave y que pone en peligro la vista y debe ser atendido por un médico especialista de la visión de inmediato.

Los exámenes de la vista de rutina y las medidas de control de miopía son la mejor forma de ayudar a retrasar la progresión de la miopía y reducir el riesgo de complicaciones peligrosas causadas por la miopía alta, las cuales podrían causar ceguera.

Si ha pasado más de un año desde su último examen de la vista, programe uno hoy con un oftalmólogo cerca de usted.

Advertisement