Dolor en los ojos: ¿Se trata de una emergencia?

El dolor del ojo y a su alrededor puede tener muchas causas. En algunos casos, como por ejemplo una lesión ocular, la causa del dolor es obvia. Pero con frecuencia resulta difícil saber por qué le duele el ojo.

Para mayor complicación, el grado del dolor ocular no indica el nivel de gravedad de la causa subyacente de la molestia. En otras palabras, un problema relativamente leve como una abrasión superficial de la córnea, puede ser muy doloroso. Pero diversos trastornos oculares muy graves -que incluyen cataratas, degeneración macular, el tipo más común de glaucoma, desprendimiento de retina y enfermedades oculares por diabetes- no causan absolutamente ningún dolor.


La córnea del ojo se encuentra entre los tejidos más sensibles del cuerpo. De hecho, la densidad de los nervios sensoriales de la córnea puede ser hasta 500 veces mayor que la de la piel.

La alta sensibilidad de la córnea es útil porque se trata de la primera línea de defensa contra lesiones externas del ojo. Por eso, si algo irrita la superficie anterior de sus ojos, usted lo notará rápidamente.

El dolor en el ojo puede producir diversas sensaciones y síntomas asociados, describirlos específicamente puede ser de ayuda para que su médico determine la causa de su incomodidad. Ellos incluyen una sensación aguda y punzante, una sensación de ardor, pulsaciones, un dolor sordo y una sensación de que tiene algo en el ojo (lo que se llama "sensación de cuerpo extraño").

Frecuentemente, el dolor en los ojos también se acompaña de una visión borrosa, enrojecimiento (ojos rojos) y sensibilidad a la luz.

Estas son causas comunes del dolor ocular, en función de la ubicación de la incomodidad:

Hombre estremecido debido al dolor en el ojo.
El dolor ocular no es normal, así que no lo ignore. Si el dolor en el interior de los ojos o a su alrededor tiene lugar repentinamente, concurra a un profesional de la visión para descartar un problema subyacente.

Dolor en el ojo

Muchas veces, el dolor ocular que hace sentir que hay algo dentro del ojo, en realidad es causado por irritación o inflamación en la superficie anterior del ojo, en particular en la córnea.

Las causas comunes de dolor que emana de la superficie anterior del ojo o de su interior incluyen:

Cuerpo extraño corneal. No es sorpresa que lo que habitualmente causa la sensación de cuerpo extraño sea en realidad un cuerpo extraño. Entre los cuerpos extraños comunes que pueden adherirse a la superficie de la córnea y quedar insertados allí se encuentran virutas de metal, arenilla inorgánica (arena, partículas minúsculas de piedra), aserrín y otros materiales orgánicos.

La incomodidad ocasionada por un cuerpo extraño corneal puede variar de leve a grave, y en general es más molesto cuando se parpadea (ya que el párpado frota la superficie al hacerlo). La visión borrosa y la sensibilidad a la luz también son comunes.

Un cuerpo extraño corneal requiere atención urgente por parte de un profesional de la visión, ya que el material incrustado en la córnea puede causar una infección ocular grave rápidamente.

La mayoría de los cuerpos extraños corneales pueden extraerse fácilmente en el consultorio del médico con los instrumentos adecuados. Es posible recetar gotas oftálmicas antibacterianas para evitar una infección mientras se cura la córnea.

Abrasión de la córnea. Es una córnea rasguñada. Si bien gran parte de las abrasiones corneales no son graves, pueden ser muy incómodas y causar sensibilidad a la luz y ojos llorosos.

Muchos de los rasguños corneales superficiales se curan solos en el transcurso de 24 horas. Pero las abrasiones más profundas pueden llevar a una infección ocular grave e incluso a una úlcera corneal si no se las trata.

Debido a que en muchas ocasiones es imposible determinar si el dolor ocular se debe a un rasguño leve, a una abrasión profunda o a un cuerpo extraño corneal, se recomienda ver a un profesional de la visión frente a cualquier incomodidad aguda en el ojo que no se resuelve muy rápidamente, para detectar la causa subyacente.

Sequedad ocular. Otra causa muy común de incomodidad ocular es la sequedad ocular. Generalmente, la incomodidad por sequedad ocular comienza más lenta y gradualmente que el dolor ocular proveniente de un cuerpo extraño corneal o una abrasión. En ocasiones, la sequedad ocular puede llevar a una abrasión corneal, porque no hay suficientes lágrimas en la superficie del ojo como para mantener la córnea húmeda y resbaladiza.

Si el uso de gotas oftálmicas lubricantes mejora significativamente el confort, la causa del dolor probablemente sea sequedad ocular. En la mayoría de los casos, la sequedad ocular no requiere atención urgente, pero el profesional de la visión puede realizar exámenes para determinar la gravedad de la sequedad y recomendar el tratamiento más eficaz.

VÉASE TAMBIÉN: Tratamientos comprobados para la sequedad ocular con dolor >

Otras causas (menos comunes) de dolor ocular anterior, o dolor dentro del ojo, incluyen:

Una causa muy grave de dolor en los ojos es un trastorno llamado endoftalmitis, que consiste en una inflamación del interior del ojo que la mayor parte de las veces es causada por una infección bacteriana. También puede tener lugar como una complicación poco común en una cirugía de cataratas.

La endoftalmitis, además de causar dolor ocular, causa enrojecimiento, hinchazón de párpados y disminución de la visión. Si presenta estos síntomas posteriormente a una cirugía de cataratas u otra cirugía ocular, consulte al profesional de la visión en forma inmediata.

Dolor detrás del ojo

Entre las causas comunes de dolor por detrás del ojo está el dolor de cabeza de tipo migraña y las infecciones sinusales.

En el caso de una migraña, el dolor se ubica casi siempre por detrás de un solo ojo y habitualmente la acompaña un dolor en otra parte, del mismo lado de la cabeza.

El dolor detrás del ojo debido a una infección sinusal en general es menos fuerte que el dolor de una migraña, y es posible que se vean afectados ambos ojos.

Si bien habitualmente el dolor por detrás de los ojos ocasionado por estas causas no constituye una emergencia, si usted sufre de dolor crónico o recurrente de este tipo, visite al profesional de la visión o al médico de medicina general para recibir tratamiento y ver qué puede hacerse para evitar episodios futuros.

Dolor alrededor de los ojos

Probablemente, el dolor más común alrededor de los ojos es la inflamación dentro del párpado, el cual se conoce como el común orzuelo (también llamado hordeolum). El síntoma principal de un orzuelo es una zona localizada y sensible en un párpado.

Un orzuelo no requiere atención urgente por parte de un profesional de la visión y en general puede ser tratado con éxito en el hogar, aplicando compresas tibias en el párpado varias veces por día, durante varios días. Lea más sobre cómo tratar un orzuelo.

La blefaritis es otro problema común (y por lo general no urgente) que puede ocasionar hinchazón en los párpados e incomodidad alrededor de los ojos.

Otra causa común de dolor alrededor de los ojos y dolor en el músculo ocular es el exceso de trabajo en la computadora. No se trata de un problema urgente, y existen pasos simples que puede tomar para aliviar la tensión en los ojos por mucho trabajo en la computadora.

Una causa mucho menos común y mucho más grave de dolor alrededor de los ojos es un trastorno llamado neuropatía óptica, que puede ocasionar una pérdida permanente de la visión. En general, los síntomas relacionados son una disminución de la agudeza visual y de la visión del color, y que el dolor habitualmente empeora con los movimientos oculares.

El dolor ocular que puede ser causado por la neuropatía óptica requiere de inmediata atención por parte de un oftalmólogo y un neurólogo. Entre las personas menores de 40 años de edad, la esclerosis múltiple y otras enfermedades neurológicas son las causas más comunes de la neuritis óptica.

¡Me duele el ojo! ¿Qué tengo que hacer?

A esta altura, probablemente sea muy obvio que, si le duele un ojo, debe considerarlo una emergencia. El mejor curso de acción es ver a su profesional de la visión lo antes posible, para descartar un problema ocular grave que podría llevar a un dolor en aumento, a un daño en el ojo y a una pérdida de visión permanente

En particular, vaya al médico inmediatamente si siente dolor en un ojo y:

  • El dolor apareció inmediatamente después de pulir metal, aserrar madera, u otras actividades que pueden causar una lesión por un cuerpo extraño (en especial si usted no estaba utilizando gafas de seguridad o equipo de protección ocular).
  • El dolor se debe a una lesión ocular.
  • Es profundo y tiene lugar con una visión borrosa y/o sensibilidad a la luz.
  • Recientemente, usted se ha sometido a una cirugía ocular, como LASIK y cirugía de cataratas.
  • Se observa un enrojecimiento y secreción del ojo.
  • El dolor es fuerte, apareció súbitamente, y usted tiene antecedentes de glaucoma. Esto podría señalar un ataque agudo de una forma menos común de glaucoma llamada glaucoma de ángulo cerrado, que puede causar una rápida pérdida de la visión y constituye una emergencia médica.

En lo que se refiere a dolor ocular, no corra riesgos. Visite al profesional de la visión lo antes posible para determinar la causa exacta y recibir un pronto tratamiento. AAV

Volver al inicio

Página actualizada en diciembre de 2017