Página principal Condiciones Abrasión de la córnea | Read in English

Abrasión de la córnea: Cómo tratar un ojo rasguñado

La abrasión de la córnea (rasguño o raspón en la córnea o rasguño en el ojo) es una de las lesiones más comunes en los ojos. A menudo, un rasguño en la córnea provoca molestias significativas, ojos rojos e hipersensibilidad a la luz. La abrasión de la córnea es el resultado de una alteración o pérdida de células en la capa externa de la córnea (epitelio corneal).

La córnea es la superficie transparente de la parte frontal del ojo, y parte de su trabajo es enfocar la luz, permitiéndole ver. Una córnea sana es esencial para una buena visión. Además de alterar la visión, un rasguño en la córnea hace que el ojo sea más susceptible a infecciones; por lo tanto, es importante que consulte a su especialista de la visión o que vaya a emergencias o al centro de atención de urgencias tan pronto como sea posible si sospecha que tiene una abrasión en la córnea.


¿Qué causa una abrasión en la córnea?

Existen innumerables maneras de hacerse una abrasión en la córnea. No importa cuán grande o pequeña sea, cualquier cosa que haga contacto con la superficie de su ojo puede causar lesiones.

Ilustración del globo ocular con un rasguño en la córnea
Una abrasión de la córnea es una dolorosa rasgadura en la superficie transparente de la parte frontal del ojo.

La rama de un árbol, el papel, las brochas de maquillaje, las mascotas, un dedo, las basuritas de su lugar de trabajo, los equipos deportivos, entre otros; todos representan un peligro para la superficie frontal de los ojos.

Muchas de las abrasiones en la córnea no son causadas por un acontecimiento traumático notorio, como podría ser clavarse algo en el ojo. Arena, polvo y otras partículas pequeñas pueden causar una abrasión en la córnea, especialmente si usted se frota los ojos.

El síndrome del ojo seco puede aumentar el riesgo de una abrasión de la córnea, especialmente cuando se despierta del sueño. Si sus ojos se secan mientras usted duerme, los párpados pueden pegarse a la córnea. Cuando usted se despierta y abre los ojos, los párpados pueden romper y desprender una porción de la capa externa de la córnea (epitelio), causando una dolorosa abrasión.

Por lo regular, los lentes de contacto no protegen los ojos de las abrasiones en la córnea. De hecho, si sus lentes de contacto están dañados o si se los pone por demasiado tiempo pueden incluso aumentar el riesgo de hacerle un rasguño en la córnea.

Advertisement

Síntomas de un rasguño en la córnea

La córnea es una de las partes más sensibles del cuerpo, por lo que incluso una pequeña abrasión puede ser extremadamente dolorosa y sentirse mucho más grande en tamaño, como si tuviera un gran objeto áspero en los ojos.

Además del dolor y la sensación de arenilla o un cuerpo extraño en los ojos, otros signos y síntomas de una abrasión en la córnea incluyen: enrojecimiento, lagrimeo, sensibilidad a la luz, dolor de cabeza, visión borrosa o disminuida, espasmos oculares, movimientos espasmódicos e involuntarios del ojo, dolor sordo y, ocasionalmente, náuseas.

Si usted cree que puede haber sufrido una abrasión de la córnea y está experimentando cualquiera de estos síntomas, busque atención médica de inmediato.

¿Qué se puede esperar?

Las personas tienden a frotarse los ojos cuando sienten algo adentro, pero esto puede empeorar las cosas. Si tiene algo en los ojos, puede intentar limpiarlo con agua, pero no se frote el ojo. Tampoco se ponga ningún parche porque puede acelerar el crecimiento de bacterias e incrementar el riesgo de una infección en el ojo.

Hombre con dolor debido a un rasguño en la córnea.
Por lo regular, una abrasión de la córnea afecta solo un ojo, y se siente como si tuviera algo en el ojo que ha sido rasguñado.

Si es posible, lave el ojo con una solución salina estéril para lavado de ojos o una solución para lentes de contacto multiuso en lugar de agua del grifo o agua embotellada. Microorganismos como la Acanthamoeba se han encontrado en el agua del grifo e incluso en el agua embotellada, y estos patógenos pueden causar una infección grave que puede poner en peligro la visión si se introducen en un ojo con un rasguño en la córnea.

Después de enjuagar el ojo, si persiste el enrojecimiento, el dolor o la sensación de un cuerpo extraño, busque atención médica inmediata porque las abrasiones en la córnea pueden causar daños graves en tan solo 24 horas.

Para diagnosticar una abrasión de la córnea, el optometrista o el oftalmólogo aplica unas gotas para adormecer el ojo, de manera que lo pueda mantener abierto durante el examen. El doctor puede usar otro tipo de gotas oculares para determinar el grado de la abrasión al examinar el ojo con una luz azul y el biomicroscopio o lámpara de hendidura.

Dependiendo de lo que haya causado el rasguño y de lo que el doctor vea durante el examen, es probable que le tomen una muestra con un hisopo para enviar a cultivo y asegurarse de que le dan el tratamiento apropiado en caso de que sea una infección.

Tratamientos para un ojo que ha sido rasguñado

El tratamiento para una abrasión de la córnea depende de la gravedad de la herida y la causa. A veces, las abrasiones menores se pueden tratar con gotas lubricantes sin conservantes para mantener el ojo húmedo y sin molestias mientras se lleva a cabo el proceso de cicatrización natural del ojo.

Como medida de precaución, incluso las abrasiones superficiales se tratan con gotas oculares con antibiótico para prevenir infecciones durante el proceso de cicatrización. Las abrasiones de la córnea superficiales tienden a sanar rápidamente; usualmente, en dos o tres días.

Pero otras abrasiones de la córnea pueden requerir un ungüento antibiótico que permanece en el ojo por más tiempo, esteroides para reducir la inflamación y ayudar al proceso de cicatrización, así como medicamento para aliviar el dolor y la sensibilidad a la luz. Las abrasiones grandes y profundas de la córnea tardan más tiempo en sanar y pueden causar una cicatriz permanente que puede afectar a la visión.

La mayoría de las abrasiones de la córnea, cuando se tratan inmediatamente, resultan en una recuperación completa. Sin embargo, las abrasiones que no se tratan pueden derivar en una pérdida de visión grave.

En algunos casos, las córneas con rasguños se tratan con unos lentes de contacto terapéuticos que se usan como un vendaje ocular. Cuando se utilizan en conjunción con gotas oculares de venta con receta médica, estos lentes especiales alivian el dolor y, muchas veces, pueden acelerar la sanación.

No deben usarse los lentes de contacto regulares sobre una abrasión de la córnea, ya que existe un mayor riesgo de desarrollar una infección bajo el lente. El doctor de la visión le indicará cuándo es seguro que vuelva a usar sus lentes de contacto tras un rasguño en la córnea.

Dependiendo del tratamiento y la gravedad de la lesión, el optometrista o el oftalmólogo le programará un examen de seguimiento a las 24 horas después del tratamiento inicial.

La mayoría de las abrasiones de la córnea, cuando se tratan inmediatamente, resultan en una recuperación completa sin pérdida permanente de la visión. No obstante, algunas abrasiones profundas que se producen en el centro de la córnea (directamente delante de la pupila) pueden dejar una cicatriz y provocar una pérdida de la agudeza visual.

Si no se tratan, algunas de las abrasiones profundas de la córnea pueden conducir a una úlcera corneal y causar una pérdida de visión grave. Las abrasiones causadas por materia orgánica, en particular, pueden incrementar el riesgo de ulceración corneal.

Es muy importante asistir a las citas de seguimiento porque no siempre las abrasiones de la córnea sanan adecuadamente, lo que puede derivar en erosiones corneales recurrentes y otras complicaciones que pueden afectar la visión y la comodidad.

¿Cómo prevenir que un ojo se rasguñe?

Aunque muchas de las causas de una abrasión de la córnea son difíciles de prevenir, otras sí se pueden evitar tomando algunas sencillas precauciones de sentido común.

Por ejemplo, utilice siempre gafas de seguridad o gafas protectoras en entornos de trabajo con basurillas transportadas por el aire, especialmente en entornos de soldadura. Asimismo, deben utilizarse gafas protectoras al trabajar en el jardín, o cuando se usan herramientas eléctricas o se practican deportes.

Si usa lentes de contacto, siga siempre las instrucciones del doctor de la visión sobre cuánto tiempo usarlos, cuándo descartarlos y cómo utilizar apropiadamente la solución para el cuidado de los lentes de contacto para ayudar a mantener sus córneas sanas y fuertes.

Si experimenta una abrasión de la córnea que pareciera tener relación con el síndrome del ojo seco, consulte con su doctor de la visión para que le haga una evaluación detallada de la superficie frontal de los ojos y, si es necesario, siga el protocolo de tratamiento para el ojo seco que le recomiende su doctor. AAV

Volver al inicio

Amy HellemAcerca del autor: Amy Hellem es escritora, editora e investigadora especializada en la salud de los ojos y otras áreas médicas. Fue editora en jefe de las revistas oftálmicas profesionales Review of Optometry y Review of Cornea & Contact Lenses y actualmente es presidenta de Hellem Consulting, LLC.

Página actualizada en enero de 2018