Página principal Procedimiento LASIK Conceptos básicos sobre la cirugía correctiva de los ojos | Read in English

Conceptos básicos sobre la cirugía correctiva de los ojos

Hasta que los lentes de contacto se popularizaron en la década de 1950, durante al menos los últimos siete siglos, las gafas habían sido el único camino práctico para corregir los errores de visión refractivos.

Actualmente, varios de los enfoques modernos de la cirugía correctiva de los ojos van desde el moldeado de la superficie del ojo con láser (en procedimientos como LASIK y PRK) hasta la inserción quirúrgica de un lente artificial para corregir la vista.


En LASIK, PRK y en procedimientos similares, la energía del láser moldea la curvatura de la superficie frontal trasparente del ojo (córnea) para alterar la manera en que los rayos de luz entran en el ojo. Los lentes artificiales insertados quirúrgicamente en el ojo también pueden enfocar los rayos de luz para obtener una visión más nítida.

La evolución de la cirugía correctiva de los ojos

Durante los últimos 25 años, las técnicas quirúrgicas, los instrumentos y los procedimientos de corrección de la visión han evolucionado rápidamente.

La queratotomía radial (QR), utilizada en los Estados Unidos durante la década de 1980, consistía en hacer incisiones escalonadas para aplanar la superficie del ojo. Este procedimiento se usaba principalmente para corregir la miopía.

Pero los resultados, especialmente a largo plazo, crearon problemas para algunas personas. Resplandores significativos, regresión, visión fluctuante y otros efectos secundarios, tales como problemas de visión nocturna, fueron comunes en los pacientes que se habían sometido a la QR para prescripciones mayores; mientras que tales efectos secundarios fueron menos frecuentes en los pacientes con prescripciones más bajas.

Actualmente, la QR está prácticamente obsoleta como principal procedimiento de corrección de la visión por dichas razones y debido a los avances en los procedimientos de corrección de la visión con láser.

La queratotomía fotorrefractiva (PRK, en inglés) fue el primer procedimiento eficaz de corrección de la visión con láser utilizado para retirar (ablación) tejido directamente de la superficie del ojo y así cambiar la curvatura de la córnea. La PRK, también conocida como ablación superficial, se realizó fuera de los EE. UU. durante la década de 1980 y recibió la aprobación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) en 1995. Todavía es utilizada con frecuencia, pero la queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK, en inglés) es el procedimiento más popular hoy en día (véase información más adelante) y va en crecimiento.

Sin embargo, la PRK ha resurgido en los últimos años debido a que los estudios indican que la PRK y LASIK producen resultados muy similares. Además, la regeneración nerviosa en la superficie del ojo tras un procedimiento, parece ser más rápida con el método PRK que con LASIK, y como consecuencia puede haber una reducción del síndrome del ojo seco y otras complicaciones que pueden ocurrir hasta que se complete el proceso de curación.

Dado que el método PRK es un procedimiento de superficie, tampoco hay riesgo de complicaciones asociadas con la cirugía de la capa corneal. La PRK no implica la creación de la capa delgada y articulada (colgajo) en la superficie del ojo, como ocurre con la cirugía LASIK. Además, también parece ser un procedimiento más seguro en aquellos casos en los que la córnea de la persona sea demasiado delgada para la cirugía LASIK.

Los recientes avances tecnológicos le han dado a los cirujanos oftalmólogos mejores métodos para crear capas delgadas de una manera previsible, de esta forma las personas con córneas delgadas ahora podrían ser candidatas para un procedimiento LASIK.

Sin embargo, si la persona tiene una córnea delgada y un alto grado de miopía que requiere una ablación extra para remodelar el ojo, probablemente deberá considerar otro tipo de procedimiento de corrección de la visión.

medición de frente de ondas
medición de frente de ondas
La tecnología de frente de ondas que se utiliza para medir los errores de visión en la cirugía LASIK personalizada ayuda a lograr resultados muy precisos. (Arriba: WaveScan de Abbott Medical Optics. Abajo: CustomCornea de Alcon LADARVision).

La principal ventaja del método LASIK frente al método PRK es que hay poca o ninguna molestia inmediatamente después del procedimiento y, por lo regular, la visión es nítida en cuestión de horas en lugar de días. Existen diferentes métodos de LASIK, muchos dependen de cómo se crea la capa:

  • LASEK (queratomileusis subepitelial asistida con láser) comprende la creación de una capa articulada (colgajo) ultradelgada en la fina cubierta exterior (epitelio) del ojo que flota lejos de su superficie con alcohol, para que el láser moldee el ojo.
  • Epi-LASIK es parecido a LASEK, excepto que se utiliza un instrumento especial de corte para levantar la capa.
  • LASIK sin bisturí elimina la necesidad de utilizar un instrumento con filo (microqueratomo) en la cirugía LASIK. En su lugar, se utiliza un láser de femtosegundos para crear la capa corneal antes de moldear la córnea con el láser de excímeros. Otros nombres (incluyendo marcas) para la cirugía LASIK sin bisturí son: LASIK libre de bisturí, All-Laser LASIK, Femto LASIK, Intralase LASIK, intraLASIK, iLASIK, VisuMax y zLASIK.
  • LASIK o PRK guiado por frente de ondas (también conocido como LASIK/PRK personalizado) incorpora el análisis ultramoderno conocido como frente de ondas, y así medir exactamente cómo la luz viaja a través del ojo. El láser de excímeros, con el análisis de frente de ondas incorporado, detecta y ajusta automáticamente los sutiles errores de visión cuando la energía del láser se aplica para moldear la córnea. Los estudios sugieren que la cirugía LASIK guiada por frente de ondas ayuda a mantener la sensibilidad al contraste y reduce el riesgo de experimentar resplandores nocturnos después de la cirugía LASIK.

[Lea nuestro artículo sobre el Costo de la cirugía de los ojos LASIK.]

Queratoplastia conductiva (NearVision CK por Refractec) utiliza una pequeña sonda y ondas de radio de baja temperatura para aplicar "puntos" alrededor de la periferia de la parte frontal de la superficie trasparente del ojo. Este método, relativamente no invasivo, empina la córnea para proporcionar la corrección de la visión de cerca a las personas hipermétropes. La queratoplastia conductiva (CK, en inglés) también se utiliza para corregir la presbicia o para mejorar la visión de cerca de las personas que se hayan sometido a la cirugía LASIK o a la cirugía de cataratas. La CK recibió la aprobación de la FDA en 2002.

LIO fáquico Verisyse
Visian ICL
Los lentes implantables son otra opción para la cirugía de corrección de la visión. (Arriba: LIO fáquico Verisyse de Abbott Medical Optics. (Abajo: Lente implantable Collamer de Visian ICL de Staar Surgical).

Los lentes implantables (Visian ICL y Verisyse), son similares a los lentes de contacto. Recibieron la aprobación de la FDA en 2004. Estos lentes implantables se consideran especialmente apropiados para niveles más altos de miopía. Cuando se utilizan lentes implantables, el cristalino natural del ojo se deja en su lugar. Ambos lentes tienen un largo historial de uso: más de 15 años en Europa.

Cambio de lente refractivo (RLE, en inglés) es otro procedimiento ocular interno sin láser. Es similar a la cirugía de cataratas, pero en lugar de retirar el cristalino natural del ojo que se ha vuelto opaco debido a la formación de cataratas, el RLE implica extraer el cristalino natural y reemplazarlo con un lente artificial de una forma diferente, para reducir o eliminar los altos grados de hipermetropía.

El RLE también se puede considerar como una opción para corregir otros tipos de problemas de visión, como la miopía. Sin embargo, tiene un mayor riesgo de complicaciones derivadas en comparación con otros procedimientos de corrección de la visión. Por dichas razones, el RLE se utiliza solo en los casos graves que necesitan corrección de la visión.

La cirugía de cataratas también se considera un procedimiento de corrección de la visión. Los nuevos implantes de lentes desarrollados para la cirugía de cataratas pueden restaurar parcialmente la visión de cerca de una persona, además de corregir la miopía e hipermetropía. Estos lentes, llamados LIO (lentes intraoculares) multifocales o LIO acomodativos, actualmente están siendo utilizados por muchos cirujanos de cataratas con resultados prometedores.

También, los LIO tóricos que corrigen el astigmatismo se utilizan en la cirugía de cataratas para reducir aún más la necesidad de gafas después de que se eliminan las cataratas.

Aunque Medicare y el seguro médico cubren los costos básicos de la cirugía de cataratas, usted puede elegir pagar de su bolsillo los costos adicionales de estos lentes más modernos que tienen el potencial de restaurar una amplia gama de problemas de visión. Por ese motivo, la cirugía de cataratas ahora también se puede ver como un procedimiento de cirugía refractiva, pero solo cuando se opta por pagar extra para la corrección de la visión.

¿Cuál procedimiento de cirugía correctiva de los ojos es el adecuado para usted?

Dado que nuestros ojos cambian con la edad, el tipo de cirugía de los ojos con láser u otra corrección de la visión que necesitemos también puede variar. Ciertos criterios a favor de LASIK u otros procedimientos que funcionan bien para los adultos jóvenes, por ejemplo, pueden ser inapropiados para los adultos mayores.

En algunos casos, la cirugía de corrección de la visión puede ser descartada por completo. Los niños menores de 18 años rara vez serán considerados candidatos para la corrección de la visión con láser porque sus ojos cambian demasiado rápido, al igual y conforme sus cuerpos crecen y maduran.

Además, algunas personas presentan padecimientos o enfermedades que no les permiten ser buenos candidatos para ciertos procedimientos de corrección de la visión, pero sí mejores candidatos para otros. Ejemplos:

  • Si tiene diabetes u otras enfermedades que afectan la cicatrización de la herida, puede ser un mejor candidato para PRK o LASEK en lugar de ciertos tipos de LASIK.
  • Si tiene glaucoma no controlado, es probable que no califique para la cirugía LASIK ni otros procedimientos.

Tener en cuenta que, en general, cualquier mujer que esté embarazada no debe someterse a ninguna forma electiva de cirugía de la visión, debido a que los cambios hormonales podrían afectar la precisión del tratamiento.

El estilo de vida también puede hacer una gran diferencia en el tipo de corrección de la visión que se necesite. Una costurera requiere de una gran visión de cerca. Los usuarios de computadoras necesitan una buena visión en rangos intermedios. Y un piloto necesita conservar la percepción de profundidad para hacer buenos juicios de orientación espacial mientras vuela.

Sin embargo, en términos generales, las personas que tienen veinte o treinta años y que son miopes o hipermétropes, o que tienen astigmatismo, de leve a moderado, generalmente son excelentes candidatos para la cirugía LASIK, PRK, Visian ICL, y otras de corrección de la visión con láser.

Errores de la visión grave y cirugía correctiva de los ojos para adultos mayores

Si se tiene más de 40 años o si se tiene problemas graves de visión, lo mejor es hablar sobre estas opciones con el cirujano oftalmólogo:

  • Monovisión. Con este enfoque, LASIK se utiliza como una solución para la presbicia (un problema de enfoque que afecta a todas las personas alrededor de los 40 años), ya que corrige un ojo para la visión de lejos y el otro, para la visión de cerca.
     
    Sin embargo, algunas personas no se pueden acostumbrar a la monovisión. Tal vez es mejor pensar en la posibilidad de usar lentes de contacto monovisión o intentar con "lentes de prueba" en el consultorio del doctor para asegurarse de que esta solución le funciona.
     
    La queratoplastia conductiva (CK) también proporciona un tipo de monovisión, pero con un rango de visión más completo en el ojo corregido.
    Alcon AcrySof IQ ReSTORReZoom de Advanced Medical OpticsBausch + Lomb Crystalens
    LIO multifocal Tecnis
    Ejemplos de lentes multifocales y lentes intraoculares acomodativos para la cirugía de cataratas y cambio de lente refractivo. Arriba, de izquierda a derecha: AcrySof IQ ReSTOR (Alcon), ReZoom (Abbott Medical Optics o AMO) y Crystalens (Bausch + Lomb). Abajo: Tecnis (AMO).
  • Multifocales o LIO acomodativos. Si elige este tipo de lente para un cambio de lente refractivo o para una cirugía de cataratas, el cristalino natural del ojo se sustituye de forma permanente.
     
    Estos lentes artificiales tienen la posibilidad de restaurar un rango completo de visión; sin embargo, también puede producir efectos secundarios, tales como disminución de la percepción de profundidad o problemas de visión nocturna en forma de halos o resplandores.
     
    Además, puede ser que todavía necesite usar gafas, o lentes de contacto, o que se deba hacer un retoque con láser, ya que es posible que los lentes no logren restaurar el rango de visión completo. Asegúrese de discutir las ventajas y desventajas de estos nuevos lentes con el cirujano oftalmólogo.
  • Corrección de la visión para la miopía o la hipermetropía grave. LASIK, PRK y otros procedimientos de corrección de la visión con láser tienen sus limitaciones y pueden no ser la mejor opción si se tiene problemas de miopía o hipermetropía graves. Algunos cirujanos oftalmólogos consideran los lentes implantables (Visian ICL y Verisyse) como la mejor opción para la miopía extrema.
     
    El cambio de lente refractivo, en el que el cristalino natural del ojo se sustituye por uno artificial, es una posible opción para la hipermetropía extrema.

Especialmente si se es mayor de 40, también se pueden analizar varias soluciones para la corrección de la visión y así lograr la mejor visión posible de acuerdo con su edad y estilo de vida.

Por ejemplo, si tiene alrededor de 30 años se puede elegir entre LASIK o PRK para corregir la visión de lejos. Después, cuando cumpla los 40 años y la visión de cerca se vea afectada por la presbicia, puede seguir con un "realce" y someterse a una queratoplastia conductiva.

Con la queratoplastia conductiva en un ojo, puede obtener una visión de cerca más nítida, sin el efecto borroso causado por la presbicia, la condición que está relacionada con la edad.

La mayoría de los cirujanos oftalmólogos le dirá que es poco probable que cualquier procedimiento de corrección de la visión pueda darle una visión óptima permanentemente para toda la vida. Al igual que probablemente haya necesitado cambiar de gafas y lentes de contacto en el pasado, muy probablemente necesitará una cirugía LASIK de realce u otra corrección quirúrgica para mantener una buena visión a medida que envejezca.

Además, hay que tener en cuenta que todos los procedimientos de corrección de la visión tienen algún ligero riesgo de efectos secundarios que pueden variar, desde leves hasta graves. Asegúrese de analizar todas las opciones y los posibles riesgos en detalle, con el cirujano oftalmólogo o proveedor de la salud visual, antes de hacer cualquier elección final.

Volver al inicio

Dr. Vance ThompsonAcerca del revisor: Vance Thompson, MD, FACS, es el director de cirugía refractiva de Vance Thompson Vision, en Sioux Falls, S.D. Es también profesor adjunto de Oftalmología en la Facultad de Medicina de Stanford USD, investigador prominente en tecnologías para corrección de la visión por implantes y láser, y miembro del consejo asesor editorial de All About Vision.

Página actualizada en abril de 2018